¿Respondonas…? A mucha honra

sexualidad


Por: Teresa Chara de los Rios

El Primer Juzgado Constitucional de Lima dictó medida cautelar a favor de la distribución gratuita del anticonceptivo oral de emergencia (AOE), cono­cida como la “píldora del día siguiente”, en todos los centros de salud públicos a nivel nacional, estable­ciendo el plazo de treinta días para que el Ministerio de Salud los distribuya.

Ante esta noticia, el cardenal Juan Luis Cipriani hace alarde de sus declaraciones irreverentes, aho­ra en contra de las ministras de Salud, de la Mujer y de Justicia, por haber opinado favorablemente en la distribución gratuita del AOE: “El presidente PPK no tuvo en agenda nunca estos temas y ahora le han salido unas ministras respondonas, tres minis­tras, una tras otra, empujándolo a una agenda que el Perú no quiere”, comentó.

¿Qué el Perú no quiere? No señor Cipriani, se­rá un sector de nuestro país. ¿Cómo puede hablar de sexualidad humana, un hombre que no tiene el gozo de su propia sexualidad, por lo menos abierta­mente?

Decir “ministras respondonas”, lo que hace Ci­priani es poner nuevamente en manifiesto el me­nosprecio que siente por las mujeres, demostrado en sus múltiples declaraciones públicas. Para la Iglesia, mujer es sinónimo de “reproductora”.

También en una de sus homilías el monseñor de Huánuco comparó el “anticonceptivo oral de emergencia” (AOE) con el holocausto, la bomba atómica, la cámara de gas. Argumentó que la Iglesia promue­ve la vida y el anticonceptivo oral de emergencia promueve la muerte ¿¿??. Esa es una gran mentira.

Según declaraciones realizadas al diario La Re­pública, el Dr. Elmer Huertas, opina que “los anticonceptivos producen anovulación, o sea, el impe­dir la ovulación”. Asimismo opinó que “el AOE no es abortivo, porque “la definición de un aborto es que el huevo tiene que implantarse en el útero y, una vez que está implantado, o para decirlo en palabras sencillas, ya cuando el huevo ha echado raíces y ya están desarrollando las primeras células de lo que va a ser la placenta, si algo lo saca de allí, eso es un aborto”.

Asimismo le preguntaron si la píldora pone en riesgo al concebido en esas circunstancias, lo que respondió “No. La prueba de eso está en que hay muchas mujeres que son tan fértiles que salen en­cinta porque se olvidaron de tomar la pastilla y, ¡oh! están embarazadas…Y esas pastillas que tomaron, que son las mismas hormonas de la OEA, no causan daño en el futuro ser”.

La ciencia ha hecho posible que podamos deci­dir sobre nuestro cuerpo, si deseamos tener o no hi­jos, cuántos queremos tener y con qué periodicidad. Tener relaciones sexuales placenteras y sin miedo a quedar embarazadas, es un derecho de todas las mujeres, a diferencia de hace muchísimos años atrás, donde las mujeres estábamos condenadas a llenarnos de hijos por complacer sexualmente a nuestras parejas.

Lo malo es que la Iglesia dice verdades a me­dias, ¿Porque no dice nada, cuando desde hace ya un tiempo, estas píldoras se venden con nombres comerciales en las farmacias? pero que sólo pueden acceder a ellas, las personas que tienen dinero para adquirirlas. Sin embargo, la Iglesia eleva su voz de protesta cuando este anticonceptivo se dará gratui­tamente a las mujeres de nivel socio económico po­bre, quienes generalmente son las que tienen más hijos, hijos que muchas veces no pueden mantener, ni tienen una vida digna.

Otro argumento es que se estaría abriendo ca­mino para el libertinaje sexual. Eso tampoco es cierto. Las mujeres especialmente jóvenes, con una formación moral sólida en casa y con el respeto y valoración a sus cuerpos, jamás se entregarán a cualquier persona sólo porque después tomarán la píldora. Es una tarea delos padres y una distorsión más de la iglesia.

A veces caemos en la doble moral. Cuántas mu­jeres que hoy rechazamos la distribución gratuita del AOE también tomamos anticonceptivos con­tinuamente, o nos hemos visto obligadas en algún momento, incluso por nuestra pareja, a recurrir co­mo medida extrema al aborto. Si esto se develara, se cayera la máscara de tantas personas que hoy rechazan la AOE.

Fuente: Página3



Share on Google Plus

About Orlando Bravo Jesús

Blogger y periodista huanuqueño.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios: