Mujer emprendedora de Juntos instaló negocio en centro turístico de Tingo María


La afluencia constante de visitantes a la Cueva de las Pavas, uno de los principales atractivos turísticos de la provincia de Leoncio Prado, despertó el espíritu emprendedor de Mercedes Mucha Minaya, madre soltera de dos hijos y beneficiaria del Programa Juntos del distrito de Mariano Dámaso Beraún.

“Sabía preparar juanes, caldo de gallina, pollo canga, pescado frito de toa o de paco, así que decidí invertir parte de mis incentivos económicos que me da el programa y alquilé un local a la entrada de la Cueva de las Lechuzas”, comenta Mercedes, mientras sirve un caldo de gallina de chacra a un grupo de comensales que ha llegado dispuesto a disfrutar su comida y de las bondades de la naturaleza selvática.

Ella fue adscrita por el programa hace dos años, en la asamblea de validación realizada en Las Palmas, capital de su distrito, y refiere que al principio su negocio no le iba bien, pues había mucha competencia que le impedía obtener alguna ganancia.

“Entonces, comencé a preparar comida a precios módicos para que puedan adquirirlos los alumnos de los colegios de Tingo María, que los fines de semana vienen de paseo en gran cantidad”, señala, ahora concentrada en la preparación de sus juanes, esa comida emblemática de la selva peruana y que ella vende a dos soles a los estudiantes que no tienen mucho dinero en la billetera, pero que comen con avidez.

Mercedes, que se caracteriza por cumplir con sus corresponsalidades en salud y educación, y nunca fue suspendida del Programa, ha propuesto, a propósito del aniversario de la ciudad de Tingo María, el 15 de octubre, unir esfuerzos con otras beneficiarias para brindar un servicio de comida de mayor dimensión y calidad a los turistas que llegarán por el aniversario de Tingo María, ciudad ubicada a solo 7 minutos de la Cueva de la Pavas.

También ha iniciado gestiones con las autoridades y otros negociantes del lugar para colocar en toda la zona turística nuevos tachos para recoger los desperdicios que ahora son arrojados al río y a la naturaleza por los visitantes nacionales e internacionales.

Según el promotor turístico Rommel López, algunos malos turistas no solo arrojan desperdicios, papeles y basura durante su recorrido malogrando el ornato de este atractivo natural sino que, incluso, un día se llevaron los tachos habilitados como depósitos.

Texto y foto: Valentín Sánchez Daza

Share on Google Plus

About Orlando Bravo Jesús

Blogger y periodista huanuqueño.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios: