Franco León


Por: Valentín Sánchez

Cuando alguien a quien estimo tremendamente me reprochaba diciéndome "mira por su moral hemos perdido, de qué sirve su moral, somos unos perdedores", yo me sentía como poca veces, triste pero, al mismo tiempo, muy orgulloso de ser hincha del fútbol y de mi equipo: el León de Huánuco. En ese instante, por esa gran decisión, ya me sentía campeón, ya habíamos campeonado, sea cual sea el resultado final.

Y es que Franco Navarro, que ya calificó como un gran científico del fútbol, de saber armar equipos y disponerlos en el campo, ahora daba una demostración, a toda la clase dirigente putrefacta (no todos), incluido los del mismo León, que propiciaron la habilitación escandalosa de Rodas, que la entereza y los principios valen más que ganar, que es, como lo dijo el 'Maño' Ruiz, "una cuestión accidental, pero los principios y la personalidad no, que se cultivan desde cuando somos pequeñitos”.

Los jugares del León, luego de una campaña extraordinaria, y a quienes yo al inicio del año auguraba que iban cumplir una performance de media tabla (qué chévere es equivocarse así), también nos devuelven la esperanza en el fútbol, una lucecita de fe en tanto mercantilismo y codicia por ganar a cómo dé lugar, un gesto que enaltece y purifica al fútbol, donde aún titila la limpieza y la corrección, que está allí, pequeño pero vivito, pequeñito pero grande, gigante, negándose a desaparecer y enrostrándole al dinero y la corrupción su grandeza y nobleza.

Y es esa luz, esa llama de esperanza, esa fe, que brotó de Huánuco (la muy noble, ahora sí), de su técnico, de sus jugadores, de su hinchada, de aquella que siempre desea campeonar pero participando con todas las de la ley, es lo que hoy me insufla nuevas energías y un optimismo febril por este deporte, quizás desporcionado e ingenuo, es cierto, quizás ridículo también, para seguir viéndolo, en el estadio o la tele, para seguir gritando los goles del León (esos segundos de felicidad total), ahora en la Libertadores, con el orgullo del tamaño de nuestro estadio.

Share on Google Plus

About Orlando Bravo Jesús

Blogger y periodista huanuqueño.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios: