Lo que hay detrás de los negritos de Huánuco


.........................................Por: Mg. Teresa Chara de los Rios

Hablar de la Danza de los Negritos, es hablar de Huánuco.

Si esta danza perdura en el tiempo, se debe básicamente al trabajo de las personas que dirigen las Cofradías de Negritos, quienes proporcionan sus casas, porque no hay presupuesto para alquilar un local. También se debe al cariño y la devoción de los danzantes, quienes ensayan largas y sacrificadas horas, los que ahorran durante todo el año para poder comprar y alquilar sus vestimentas.

Los Negritos no sólo son importantes por la identidad y tradición, sino porque también contribuyen a generar ingresos y mueven la economía huanuqueña. Aquí un ejemplo:

Los cotones son confeccionados por los bordadores, quienes a su vez tienen que comprar las telas, cintas, hilos, flecos, botones, pagar a su personal y otros. Un cotón en alquiler está aproximadamente S/. 300.00 y en venta supera los S/. 600 nuevos soles.

Los sombreros son hechos por especialistas, quienes los preparan en cartón, forrados en pana, adornados con cintas y perlas, tiene un costo aproximado de S/. 100 nuevos soles.

Los plumajes o pastorinas que llevan los sobreros, están hechos con plumas, carrizos y sujetos con alambre. Cada sombrero lleva 15 penachos aproximadamente y el costo de cada uno está en promedio S/ 9 nuevos soles.

Las máscaras están hechas de badana, cabritilla o charolina. Los preparan S/.50 nuevos soles aprox.

Los Negritos también deben comprar pantalones y camisas, uno diferente por cada día. Generan ingresos a las tiendas comerciales que venden estos productos. El precio de los pantalones van desde S/. 40 nuevos soles y las camisas desde S/. 20 nuevos soles, dependiendo de la calidad.

Las franjas laterales en los pantalones, también se deben mandar a preparar. Son dos franjas por cada danzante y el costo promedio es S/.90 nuevos soles.

Antes de armar las botas, primero hay que hacerlas bordar a un costo promedio de S/. 100 nuevos soles el par. Luego de bordadas, se llevan a los zapateros, quienes las armarán de acuerdo a la medida de los pies de cada danzante, por un costo promedio de S/. 60 nuevos soles.

Los pañuelos de diversos diseños, son confeccionados por manos expertas. Cada danzante lleva ocho pañuelos en sus pantalones por cada día. La docena cuesta S/. 60 nuevos soles.

Las panaderías se alistan a comprar harina, azúcar, huevos, levadura, para preparar las ricas “wawas” para el tradicional cambio, las mismas que estarán dentro de unos “balays” que serán vendidos en las cesterías y estarán adornadas con papeles de seda o cometa adquiridos en las librerías. Allí también se colocarán variadas frutas que se comprarán en el mercado.

Las iglesias también aumentan sus ingresos, cobran por la misa y por cada Niño Jesús, con el consecuente aumento de las limosnas. Las bandas musicales tienen más trabajo. Ollas y fogones, mucha comida que preparar, mucha leña que atizar. Hay que comprar papas, carne, arroz y otros ingredientes más según el menú del día. Sudorosos cocineros y cocineras, generalmente voluntarios o contratados, contentos y atareados porque hay interminables estómagos que alimentar.

Castillos, cohetes, cohetecillos, bombardas, parras y otros, los pirotécnicos tienen más trabajo. Al público le gusta escuchar esos sonidos explosivos y luces destellantes que anuncian la fiesta.

Y por último y no por ello menos importante, están los heroicos Mayordomos, quienes financian la fiesta, no importa si acaban con sus ahorros, no importa si la financian con un préstamo personal o si usan su tarjeta de crédito. Lo cierto es que gracias a ellos hay fiesta y tomamos, comemos y nos divertimos.

Si los Negritos de Huánuco hacen posible que tanta gente se movilice, promueven trabajo e ingresos por donde van ¿No merecen acaso un poco más de atención? ¿No merecen acaso que se les apoye económicamente, para que su danza perdure? ¿No merecen acaso una mayor difusión a nivel nacional e internacional para atraer a más turistas y con ellos más ingresos para los huanuqueños? Hay que promover su asociatividad.

Estas líneas sólo han pretendido generar una reflexión a nuestras autoridades para que los Negritos de Huánuco dejen de ser sólo una artesanía, una fotografía, una postal o un póster que represente a Huánuco.
Share on Google Plus

About Orlando Bravo Jesús

Blogger y periodista huanuqueño.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

3 comentarios:

Anónimo dijo...

"Las iglesias también aumentan sus ingresos, cobran por la misa y por cada Niño Jesús, con el consecuente aumento de las limosnas."

Parece que se doblo el padre, y ni que decir del monaguillo, él sacará también su tajada.

"Sudorosos cocineros y cocineras, generalmente voluntarios o contratados, contentos y atareados porque hay interminables estómagos que alimentar."

waacalaa!!!!

"¿No merecen acaso que se les apoye económicamente, para que su danza perdure?"

o será pa que sigan chupando?

Anónimo dijo...

LAS TRADICIONES SOBREVIVEN... GRACIAS A DIOS

Con inmensa alegría leì es este ciberespacio que se filmará de Huánuco una película sobre los Negritos de Huánuco.
Es difícil conocer bien a Huánuco sin sus negritos.
Difícil es, dirìa yo, que una tradición se pierda porque se enraiza en el alma del pueblo que la sostiene.
También leí el "áspero" comentario
anónimo que precede al mío.
Todos tenemos derecho a opinar, a comentar, a aportar pareceres , etc.
Sólo que los argumentos debieran ser serios, constructores, mejoradores de los hechos o la realidad comentada.
Toda fiesta popular que se sostiene en el tiempo tiene luces y sobras, son las que permiten la supervivencia.
El beneficio de casi siempre se mide en pesos, llega a toda la comunidad, llámese comercios, servicios, instituciones de bien público o iglesias.
Son esos mismos beneficiarios los que deben asegurar la continuidad en el tiempo.
Pero hay algo que no puede reemplazarse o comprarse con efectivo: es el espíritu que contiene esa tradición o esa fiesta popular. Y el espíritu vive en cada una de las personas.
Nuevamente felicito a Huánuco y su gente por la intensa vida cultural que se refleja a otras partes del mundo como una de las reservas del pueblo peruano.
!- Los perros ladran, Señor- dijo el escudero al Don Quijote.
-Señal que cabalgamos- respondió el hidalgo caballero.
Cordialmente
Eva Lucero de Ortega
Directora del Periódico Regional "EL LUCERO"
Chascomús- Buenos Aires- Argentina

ruddy felipe dijo...

soy integrante de los negritos de huanuco de pachas dos de mayo
vivo en lima y bailo tambien los negritos de huanuco.
me gustaria que habvlara sobre los negritos de haunucop de pachas dos de mayo como nuestro patron es san lorenzo de pachas

me gustarioa que pongan videos en youtube.com de nosotros los negritos de huanuco es que el director de la cuadrilla los negritos de huanuco es mi tio
elmer primo albornoz.

como nosotros emos salido en la televicion en el canal 2 ,4,7,9,11 gracias atentamente el integrante
ruddy felipe cadenillas albornoz