Por la fuerza de la razón

..........................................Por: Ing. Santos Jaimes Serkovic.
El hoyo en la pared estaba rodeado de sangre y de restos de cerebro. La sangre, alrededor del hoyo, se esparcía en una mancha trágica. Una pequeña pieza de hueso y algunos cabellos, en la boca del hoyo aun se movían cayendo, como una pasta gelatinosa. Un hilo de humo salía del hueco anunciando que una bala muy caliente había penetrado, la pared de tapia.

En la pequeña habitación de techo bajo, el humo empezó a aclararse. El olor a pólvora era intenso. Una involuntaria gutural interjección de un lamento profundo fue disimulado por el Capitán Gorostizaga frente a su tropa.

Las balas habían tronado junto con el último golpe de una cucharita a una tasa de café enlosada y desportillada. La explosión de las balas, dejaron los tímpanos zumbando y un profundo silencio se produjo como consecuencia de una sordera instantánea por reacción a tan repentina explosión. Las balas tronaron con eco. Un fogonazo de luz se produjo por que aún no había amanecido. Todos sabían que sucedería en los primeros momentos, de esa madrugada del 15 de Julio. ¡A mi orden! dijo el hombre que tenia la taza de café, al tercer golpe de la cucharita en a la taza, se produjeron los disparos, algunos al corazón y otros a la cabeza.

La patria había recogido la vida de otro de sus queridos hijos.

Los patriotas del Regimiento Huallaga Nº 12, la mayoría estaban muertos. Algunos heridos, fugaron para salvar sus vidas, El Prisionero herido estaba solo. En su mente se repetía para convencerse la arenga lanzada, unos días antes, en Plaza de Armas de Huanuco: "Huanuqueños, hermanos del alma, recordad que las balas del enemigo no matan. Morir por la patria, es vivir en la inmortalidad de la Gloria". Se repetía a si mismo. Era la segunda vez que estaba prisionero de los Chilenos. La primera fue en Arica y conducido hasta Santiago.

Hoy día, en Huamachuco, las botas de los soldados chilenos, relucían, y un uniforme de batalla impecable, expresaba el respeto que tenían en ese momento al hombre que estaban por fusilar.

En quechua, había conversado con sus asistentes en los últimos momentos. Leoncio Prado, pidió un papel para redactar una carta en la que se despidió de su Padre. Huamachuco, diezmado incendiado y saqueado, le dolía a Leoncio prado, más que las balas que iba a recibir. La muerte de sus leales combatientes lo abatía y ansiaba reunirse prontamente con ellos. Instantes antes de su fusilamiento desfilaron por su mete, fuertes recuerdos. Reforzaba su coraje y su decisión, el momento en que decidió abandonar, los lujos, la comodidad y los privilegios, que como Hijo del Presidente de la República, había disfrutado. La fortuna de su heredad, le auguraba un futuro holgado. Sus círculos sociales, le permitirían vivir con gran comodidad. Sus amistades y sus amores, se intrigaron, por este hombre de patria que lo dejaba todo. Decidió ir a luchar con su pueblo. Con su peculio y comprando sus propias armas, se fue a su tierra para organizar la resistencia al saqueo Chileno. Formó el Batallón Huallaga Nº 12 en Huánuco.

Recordemos que no fue una guerra. Fue un saqueo, piratezco y asesino, contra un pueblo pacifico y desarmado. La guerra lo hicieron los ingleses, para quedarse con Tarapacá y sus minas de Cobre y Salitre. Los chilenos, no ganaron ninguna guerra. Ellos fueron solo mercenarios indigentes a la orden de los ingleses. El Pago de los mercenarios, se hicieron con el saqueo y el robo. Se robaron los libros de las bibliotecas, y las joyas de los Santos de la Iglesias. No dejaron vivienda de pie y las familias las destruyeron a punta de balas suministradas gratuitamente, con suficiente tiempo y planificación por los ingleses. Por la Razón o La Fuerza, las cosas tendrán que arreglarse. El Perú en los últimos 50 años a ganado 4 guerras grandes. En 1879, fue el saqueo a un pueblo pacifico y desarmado. La guerra lo ganaron los ingleses. Los chilenos no ganan aún ninguna guerra, con la Argentina también la perdieron, le entregaron territorios llorando, antes de que Argentina ataque. Que diferente a "Pelearemos hasta quemar el ultimo cartucho". Recordemos a Grau, tratando como caballero al caído Almirante Prat, y salvando vidas chilenas de la muerte segura de las frías aguas junto a los barcos chilenos comandados por ingleses. Barcos que fueron hundidos por el Monitor Huascar.

En Huamachuco. La auto orden de fusilamiento de Leoncio Prado, al pelotón chileno, había liberado a su hermano, El Capitán Gorostizaga, de su juramento Masónico de jamás atentar contra la vida de otro hermano Mason.

Por la Razón o la Fuerza. Podríamos morir todos los Peruanos. Pero no queremos matar un solo Chileno más. Nuestros Hermanos Peruanos y Chilenos, ya dieron sus vidas. Podrían Morir todos los chilenos. No quedaría uno. No busquemos esto. Respetemos la sangre de Peruanos y Chilenos caídos. Juntos Podemos hacer una patria más grande.

En una guerra nos podríamos matar todos

Leoncio Prado al sacrificar su vida, y su posición económica y social, creó en el Perú, algo que se llama Amor a la Patria. En su escala de valores, puso en el primer nivel su Amor por la Patria. Y eso es algo que los peruanos le reconocemos.

Existen algunos movimientos y personajes que están proponiendo que el día del fusilamiento de Leoncio Prado, sea designado en el Perú como el DIA DE LOS VALORES NACIONALES. Coronel Leoncio Prado: ¡Presente!

106 comentarios:

robertofelipe dijo...

Me pregunto si estando en el congreso, ha podido realizar algo para elevar la dignidad de los paisanos de magno héroe como lo fue Leoncio Prado, por lo que escucho a la gente de a pié, ni los congresistas que lograron la lotería con Toledo y ni los congresistas que se sacaron la tinka con Humala han hecho ni hacen algo positivo por Huánuco, lo dice la gente.

http://escritosbajolacama.blogspot.com

Anónimo dijo...

La verdad es otra sobre el asesinato de Prado, nuestro héroe fue sencillamente "repasado" por los soldados chilenos, y el cuento ese de que el mismo ordenó y dio la señal para que se abra fuego es un invento infame de algún chileno, que quería borrar tan ruin asesinato.
Es ridículo que nosotros, sus propios paisanos, aún creamos esa historia tonta, donde describen a los chilenos hasta derramando lágrimas al fusilar a Leoncio.
Ridículo.
Los chilenos nunca demostraron caballerosidad con los sobrevivientes, nada mas recordar como asesinaron a indefensos náufragos del Independencia y los típicos "repasos". Es tiempo que al menos en su tierra (a la que tanto quiso), se deje de creer en esa historia falsa y que oculta la verdad sobre la muerte del mas ilustre de los huanuqueños.
JAN

Anónimo dijo...

Un saludo señor Serkovic por vuestro comentario respecto a Leoncio Prado,
que nos honrra a los huanuqueños, es tan especial el mismo, que con la sutileza y respeto con la que uste toca el tema es digna de admiración.
Pero, como este tipo de Blogs permiten nodelar los comentarios que hacemos los usuarios, sugiero, que aquellos que distorcionan la verdad como el de fecha 9/09/2008, es necesario evitar su publicidad.
Reitero a usted mis saludos, esperando saber mas de la vida de nuestro apreciado héroe Leoncio Prado.

Anónimo dijo...

Sobre si distorsiono la verdad, señor, debe informarse bien, no sea uno mas de los borreguitos creyendo esa historia de los chilenos conmovidos llorando por nuestro héroe al fusilarlo, lo que digo es cierto y hay fuentes históricas, a Leoncio Prado lo fusilaron sin reparo de un balazo en la mejilla, probablemente fue entregado a los chilenos por los traidores partidarios de Iglesias.
Si sabe algo de historia, sabrá que los iglesistas celebraron la victoria chilena en Huamachuco como suya.
JAN

Anónimo dijo...

Acá debemos ser verídicos, es cierto, hay poesía, sutileza (como dice alguien por allí), en el cuento ese, cuento falso sobre el asesinato de Prado.
Lo cual por supuesto no resta mérito a la grandeza de nuestro héroe. Lo mas importante de Prado no fue su muerte, fue su vida, su lucha, su amor por los ideales de libertad, que lo llevó a combatir en tierras extrañas por la libertad, y cuando su patria peligraba fue también uno de sus ardorosos defensores luchando siempre en primera línea.
Pero los peruanos siempre amantes de la nostalgia y las muertes fabulosas se centran en algo que ni siquiera es cierto.
Hasta hacen poesías y pinturas sobre un hecho del que no tienen certeza, ¿cuando se ha representado en un cuadro a Leoncio Prado combatiendo, dirigiendo la batalla?, no hay.
Por eso estamos los peruanos así.
Nos olvidamos de la real valía de nuestros héroes, y limitamos su legado, que como comenté en Leoncio Prado es de inmenso amor por el Perú.
JAN.

Anónimo dijo...

Que poca verguenza, distorcionar la historia ¿donde esta escrito lo de la mejilla?

Anónimo dijo...

lo de la mejilla? averiguelo pues, no se conforme con saber lo que de chiquito le enseñaron en la escuela,
las cuatro balas no?: "...dos a la cabeza y dos al corazon..." y "...todos lloraban menos pradito...", ah si, asi dice el cuento ese que nos enchufaron los chilenos verdad??
cuento falso que creemos a ciegas,
poca vergûenza!!! eso le digo yo a usted, señor anonimo, lea, averigue y no se me ponga agresivo.
hay narraciones de le epoca, lea por ejm. a abelardo gamarra y otros narradores incluso chilenos que cuentan la verdad sobre el asesinato ("repaso") de leoncio prado.
y si quiere discutir con gusto le responderé.
desde luego alturadamente.
JAN

Anónimo dijo...

Poca Veguenza, señor comentarista de artilugios, ¿Avelado Gamarra? digame concretamente el nombre de la obra en la cual fundamenta su chorrada para poder culturizarme¡¡¡ y no se ponga agresivo, por que la ingnorancia es atrevida pero estupida.

Anónimo dijo...

La ignorancia es atrevida, claro y estúpida, también, peor es no darse cuenta de su propia ignorancia, y usted señor debe comenzar por escribir bien, aca una muestra:
1.- es distorsionar, no distorcionar.
2.- honra, no honrra.
3.- ¿uste?, ¿avelardo?.
Por favor...!!!
Si lleva la discusión al plano personal y de confrontación con gusto me ocuparé de usted señor zalamero.
"Ohh ilustrísimo señor sercovich, enséñeme mas de la vida de nuestro héroe".
En verdad deberías culturizarte y obviamente no seré yo el que lo haga, asi que empieza por leer un poco tu diccionario y aprender a escribir correctamente palabras tan simples.
Otro día antes de lanzar la piedra, medítalo bien, que acá en Huánuco no somos ningunos caidos del palto.
JAN
Estoy seguro, Orlando, no censurarás mi comentario, que no es mas que una respuesta indignada, a tan desagradable sujeto.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con lo que dice Roberto Felipe, sugiero que el señor Santos Jaimes en una columna, detalle los logros alcanzados por su persona durante su gestión en el congreso.
Y de los actuales congresistas, por favor..., ¿a quien representan?, ¿alguien vió a Rosa María Palacios leer la carta de la tal Karina Beteta?, Esta última quedó casi tan mal parada como cuando Hildebrandt pisoteó intelectualmente a Kuennen Franceza por lo de la ley del arresto domiciliario.
Que vergüenza que nos represente gente tan mediocre.
JAN

Anónimo dijo...

Efectivamente, Karina Beteta no solo demostró haber aprendido las costumbres de los otorongos, además dio muestras de una profunda ignorancia y falta de preparación para ostentar el cargo.
Lástima señores huanuqueños que los represente una completa incapaz, yo vivo en Huánuco hace muchos años y conozco gente superior en todo el sentido de la palabra.
Saludos.

Anónimo dijo...

Estoy esperando señor poca verguenza, los fundamentos de vuetra peregrina tesis, el fin es culturizarme,es malo ello?.. veo que usted se pelea con muchos de los visitantes de este blog, incluso con uno de Ecuador, señala que dialogara alturadamente...,pero responde con un dislate, total "se es loncho o concho", veo ahora que ademas toca un téma político y increpa a don Santos Jaime y derrama bilis, solo una pregunta, si quiere me responde,¿Qué profesión tiene usted? esto... solo por birlibirloque, y si no, tomece una Cervecita con vinagre, ¿Qué ha hecho usted por su pueblo?, o mejor dicho... a quien usted le a ganado?, para opinar tan "sabiamente".
Lo Unico cierto es, lo escrito por el Señor Jaimes Serkovic, no hay otro, esta es una preciosa página de nuestra querida tierra Huánuco, que divulga el señor Orlando Bravo, estoy seguro que, si fuera mentira el tema "Por la fuerza de la razón" no se hubiera publicado.

Anónimo dijo...

Chassuu!!! otra vez este Junta de Asistencia Nacional!!

Anónimo dijo...

Uyyyy, que bravo!!!, ¿no será orlando bravo? jejeje.
Señor anónimo, no soy yo quien derrama bilis; no me gusta que agarren de cojudos a los peruanos, es todo. Me molesta que estemos creyendo una historia tan digna de televisa (por lo inverosímil del comportamiento de los chilenos en la misma)y no tengamos la capacidad al menos de discrepar de la creencia generalizada de la forma como nos contaron murió nuestro héroe Leoncio Prado.
Si digo que lo "repasaron", ¿soy antipatriota?, ¿desconozco su heroismo?, ¿no verdad?.
Sin embargo usted defiende esa historia del fusilamiento con el café, como si lo hubiesen visto sus ojos.
En cuanto a mi profesión debo decirle que me considero un buen profesional y sobre si le he ganado a alguien, me sería odioso detallarlo. Así que lo dejo ahí nomás.
Otra cosa, Sr. anónimo, usted entiende que para ganar a alguien hay que ser congresista como santos jaimes, alcalde como koko giles o pendejo como alan garcia... por favor,
Por último, gracias por decirme que opino "sabiamente" ¿sabe que? tiene razón.
Y la próxima le digo que libros debe leer para desengañarse y le regalo una franela.
Bien grande por supuesto.
JAN

Anónimo dijo...

Y sobre el señor ecuatoriano...no recuerdo haberme peleado con él.
En todo caso, me halaga, señor anónimo que haya estado revisando con atención mis comentarios en otra página. Le agradecería si se dignara leer las causas de mi altercado con el susodicho.
JAN

Anónimo dijo...

Lamento mucho tener que decepcionarlo señor, usted se equivoca, el blog es de el señor Orlando Bravo y no de usted, la nota es de el Señor Santos jaime y no de usted y no de usted, Leoncio Prado héroe nacional hijo de Mariano Ignacio Prado, fue herido y fusilado por los chilenos, y no repasado como cualquier hijo de vecino, tanto mas que su ilustre nombre lleva la Logia de Huánuco.
Y lo del ecuatoriano,revise su memoria.

Anónimo dijo...

Parece que tiene problemas de comprensión de lectura don anónimo; creo que todos saben de quien es el blog, y quien es el autor de la nota, hay que tener poca mollera para necesitar aclararlo no? lo que yo dije es que me halagaba que usted haya estado leyendo mis comentarios.
Sobre lo otro, precisamente, tu problema es que para que alguien sea un héroe debe tener una muerte fabulosa, eso nos enseñaron mediocremente en la escuela.
Ohh, mira a Tupac Amaru lo descuartizaron despues de haberlo tirado de 4 caballos!!! y Alfonso Ugarte se tiró con la bandera al morro...etc.
Te das cuenta que dan poca valía a la existencia de los héroes,osea, pasándotelo a limpio (como para que entiendas), si el mas valiente héroe, muere de fiebre, no es digno de ser héroe, y es una muerte de cualquier hijo del vecino.
Leoncio Prado es uno de los mas grandes héroes del Perú, y si lo hubieran repasado no es motivo para que deje de serlo. Entiendes?.
Y no me vengas con logias, que solo desvías el tema en discusión.
JAN

Anónimo dijo...

Lo siento mucho, y voy a zanjar aqui el tema, no voy a contestar vuestras bravuconadas y al César lo que es delCésar.

Anónimo dijo...

Ssssshhhhiiiiittttaaaaaa Jan.

Anónimo dijo...

¿Leoncio Prado en crónicas de la conquista del Perú?, Oee, si no sabes callate JAN.

Anónimo dijo...

Quien es este último que comentó?
De donde mezclas cronicas de conquista con Leoncio Prado?... Otro que necesita un libro de comprensión de lectura.
O será el mismo señor don anónimo que trata de zafarse porque no tiene argumentos.
Claro, haces bien en irte, ya que no estas preparado para sostener una polémica.
Si es cierta tu afiebrada teoría, Bolívar por ejemplo no sería héroe en Venezuela porque murió enfermo y pobre, "como cualquier hijo de vecino".
Bueno señor anónimo. Espero que sus impertinentes y poco reflexivos comentarios sigan viéndose por acá para tener algo de que discutir, y no te resientas si no puedes responder.
Es bueno discrepar, no quieras que todos sigan creyendo ese cuento del fusilamiento.
JAN

Anónimo dijo...

Otraaa vez este "J"unta de "A"sistencia "N"acional..quien habra sido su profesor de historia de este renegado:"para matarlo de un repaso".

Anónimo dijo...

Jajajaja.
Que original se cree don ano-nimo.
Lástima que el blog no me permita decirte lo que pienso de tí en tres palabras, y mandarte al sitio que te corresponde, ya que el amigo Orlando seguramente no publicaría mi comentario.
Solo te digo una cosa, anda a comprarte un buen diccionario y una buena franela, que la necesitas.
Y no vengas a hablar de profesores de historia, que así opinan los ignorantes. Como te dije en algún momento, no te conformes con saber lo que te enseñaron tus profesores en la escuela.
Por último, ya me cansé de tratar de hacer entender a un jumento, así que no me voy a molestar en responderte.
JAN

Anónimo dijo...

Así pues Shucuy sopenco, dejalo allí, yo si soy bien Huanuqueño y doy la cara y no me escondo en un anonimato y soy Mariano Cavalíe, mí familia llego a Huánuco antes que la tuya, no me creo ilustrado y soy Profesional y no creo haberle ganado a nadie, ni menos aun me creo la última chupada del mango ni digo: "Si no mi amigo Bravo no me..." deja de escribir Bobadas: y descontaminante que para tontos basta "Koko Giles" y deja tus complejos "renegado repasado".

Anónimo dijo...

buena señor ano-nimo

Anónimo dijo...

Nuevamente señor Orlando, reiba usted un saludo desde aqui el Ecuador, despues de un tiempo puedo ingresar a vuestro blog, ya que el de Musica esta bloqueda, y lamentablemente no pude dar respuesta a un señor que se hace llamar jan, quien desconoce lo que significa integración en pleno siglo XXI, que intenta señalar que ustedes son mejores que nosotros los Ecuatorianos, y por tan solo hacerle entender que a ustedes los peruanos mundialmente se les conoce como descendientes del imperio Inca
y se enfrasca en discutir sobre un Héroe Leoncio Prado, y sus notas dejan mucho que desear cuando toca el tema del pais de la estrella solitaria con odio.
Pensar como este "señor" amigo Bravo, nos lleva a la desintegración y aislamiento, vivimos en una epoca donde los paises se unen formando bloques para defenderse y no seguir con el espiritu de revancha, tal vez no tenga usted la suficiente entereza de publicar esta nota, pero ello es malo, hacer cuerpo con una persona como JAN, de nada valdrá vuestro y empeño de buscar el desarrollo de la región donde usted vive, me valgo de estas lineas para despedirme de usted con un fuerte saludo de integración.
Carlos Gutierrez.

Anónimo dijo...

Otro Fan de Jan, jajajaa.
Acá le respondo sr. ecuatoriano:
1.- Por supuesto el Perú desciende del imperio de los incas, ¿Quién pone en duda eso?, pero hubieron muchos pueblos conquistados por los incas como los Chimues, Waris, Chancas, Nazcas, Mochicas, etc.
2.- Si no conoces la historia de Leoncio Prado y la naturaleza de la guerra con Chile, no te metas a opinar al respecto.
3.- Al referirme a Chile, hablo de la falta de caballerosidad de su armada durante la guerra del Pacífico.
4.- ¿Los ecuatorianos quieren integración?, entonces ¿porqué cada vez resucitan el conflicto en la frontera? ¿Van a negar que aún tienen intenciones de entrar a nuestra amazonía?. Responda.
Así que señor integrador, primero integre bien sus ideas y no distorsione la naturaleza de lo que se dice.
JAN

Anónimo dijo...

Que poco sabe el anómino Jan Señor Orlando, parece que no se ha enterado:
PRIMERO: Que el Perú es tierra de Incas y no de Chupachos etc. de tribus.
SEGUNDO: Que ecuador y perú no tienen conflicto alguno, existe una linea divisoria que se llama frontera cerrada en Itamarati.
TERCERO: Que vivimos en el siglo XXI, y que la mentalidad en la que vive es la del oscurantismo.
CUARTO: Y que cuando se es ingnorante se entra a dicutir como lo hace el anonimo Jan con un señor Cavalíe (Su coterraneo)
QUINTO: Y que no es un artista ni ninguna persona reconocida a quien se le tenga que admirar.
Lo siento mucho señor Orlando, esta persona da mucho que desear y malogra lo interesante que son los temas que toca.
Lamento tener que dirigir a usted esta lineas, y le recomiendo edite los comentarios de supuestos sabios, y reciba un abrazo que confraterniza con la integración latinoamericana que orienta nuestro Gobierno.

Anónimo dijo...

Disculpe usted, no puse mi nombre al finalizar el comentario.
CARLOS GUITERREZ

Anónimo dijo...

Ecuatoriano, que vienes a opinar sobre nuestros ancestros???, yo soy huanuqueño y por si no lo sabes, los chupachos fueron tribus que vivieron acá en el hermoso valle del pillco antes que llegaran los incas, españoles y demás.
Con que derecho y conocimiento vienes a decir que solo los incas existieron en el Peru??.
Por si no sabias en el Peru hubieron muchisimas culturas antes de los incas, unas mas desarrolladas que otras, lo cual no se puede decir de Ecuador, que si tuvo algo de cultura fue gracias al aporte de los incas.
Ademas Guayaquil fue territorio peruano, pero no te preocupes que no queremos recuperarlo.
Tu pedido de querer censurar los comentarios que te incomodan es comprensible teniendo el presidente que tienes, un admirador de hugo chavez.
Si te metes a opinar a un foro huanuqueño debes hacerlo de forma amistosa y no con ataques, ademas no pretendas enseñarnos a nosotros los peruanos, la Historia del Peru.
Un saludo fraterno a mis paisanos huanuqueños en el Perú y en el mundo.
Juan José

Anónimo dijo...

Un saludo Orlando esta interesante su blog.
Espero que el señor Santos Jaimes intervenga alguna vez ya que ha sido aludido en varias ocasiones algunas con cariño otras no.
Pero es valida la observacion y seria saludable si mencionara los logros de su gestion como representante del pueblo de Huanuco en el congreso.
Juan J.

Anónimo dijo...

Estoy maravillado de lo mucho que sabe sobre nuestra historia el ecuatoriano.
En primer lugar eres tú el que se metió a opinar sobre temas que tocábamos con un amigo en la página sobre música, temas por cierto que no son de tu incumbencia, ecuatoriano.
Por otro lado, espero que tus paisanos sepan respetar el tratado de Itamaratí y no salgan como la última vez diciendo que se han perdido los hitos o que la frontera esta delimitada pero no demarcada, que el cóndor voló mas allá, etc.
De donde sacas que me considero un artista, so babieca, si te digo ironicamente 'fan de jan' es porque me sigues en varias páginas para buscar confrontación.
Y si vienes acá a tratar de imponer tus ideas, no es así como vas a lograr "tu" integración, así que no seas contraproducente ecuatoriano.
Si quieres ser mediador en la polémica que tenía con un jumento, argumenta (si sabes algo) cosas sobre el tema que se toca, y no vengas a decir "edita los comentarios del señor jan", ecuatoriano.
Por último si quieres opinar sobre historia del Perú, te aconsejo con un afecto de integración, que te compres un libro de historia peruana, pero un libro serio: uno de Pons Muzzo, de Basadre o de Del Busto.
JAN

Anónimo dijo...

Otra cosa, señor Orlando Bravo, veo con decepción que está ocultando ciertos comentarios, hay una respuesta que le escribí a cierto cuadrúpedo, pero no se ha publicado.
Le esta haciendo mal el contacto con seguidores de Chávez y Correa!!!
JAN

Anónimo dijo...

Que cojudez, aca filtran los comentarios que no les gustan, dejame que pueda responder a este extrajero lenguaraz, Orlando. Porque limitas el derecho a libre expresion.
Juan J.

Anónimo dijo...

Lo que dijo el excongresista Santos Jaimes es cierto los masones no se pueden matar entre ellos por juramento en su Logia
Algo similar sucedió entre los conflictos bélicos de franceses e ingleses, en la época de formación de los EE.UU.
Lo que yo me pregunto es ¿De dónde ha sacado ese dato històrico sobre el chileno Gorostiaga ?
El que estubo en el campo y luchó heroricamente en la batalla de Humachuco fue el periodista y literato Abelardo Gamarra "El Tunante" y su relato escrito es muy diferente; primero fueron fusilados sus dos ayudantes huanuqueños,uno de ellos mi pariente y homónimo Felipe Trujillo después nuestro héroe glorioso héroe huanuqueño.
A todos nuestros paisanos les digo que hay que ser tolerantes con las personas que dicen sandeces, porque con sus actos demuestran su propia cultura.
Sobre la participación honrosa de los huanuqueños en la guerra con Chile hay mucho por escribir.
Nos dicen "Patas Amarillas",justamente por este hecho histórico, cuando Leoncio Prado avanzaba con aunando gente joven en los parajes andinos de la sierra central en busca de Cáceres, desde la lejanía otras tropas amigas se preguntaban quienees eran esos soldados que tenían una especie de escarpines amarillos entre el pié y la pierna, la respuesta era:-Esos patas Amarillas" son los huanuqueños.
Muchos de estos héros anónimos murieron en la batalla de Huamachuco. Algunos regresaron y todavía fueron a combatir en el cerro Jactay para expulsar a los chilenos.
Por eso paisanos sintámonos orgullosos de ser huanuqueños, estudiemos mucho para emprender el desarrollo personal,local,regional y nacional de nuestra patria. Si tubiera tiempo dedicarìa más tiempo a este blog, será para otra oportunidad. me despido afectuosdamente chao.

Anónimo dijo...

Chassuuu, otra véz este shucuy, por primera vez estoy de acuerdo con el Ecuatoriano Gutierrez.
Mariano Cavalíe.

Santos Jaimes dijo...

De hecho. El articulo “Por la Razon o la Fuerza”, no es un informe histórico, reportando acontecimientos estrictamente verificados. Es un artículo de opinión, que mezcla acontecimientos reales con ficciones sentimentales. Siete años. Desde Cuarto de primaria hasta quinto de secundaria. Todos los días formándonos frente al busto de Leoncio Prado y los Lunes en la Mañana entonando el Himno Nacional con energía y profundo respeto. En la Gran Unidad Escolar Leoncio Prado de Huanuco. No Pasaron en vano. Leoncio Prado, quedó en el corazón de muchos Huanuqueños.
Quizá la muerte sello su presencia en la historia. Pero la grandeza humana lo logra durante su vida. Leoncio Prado, es mucho más que solo el héroe fusilado.
Les recomiendo visitar la sala de sesiones del Congreso de la Republica que lleva el nombre glorioso de: Sala Leoncio Prado. En esta sala a la entrada encontraran una estatua de cuerpo entero del Coronel Leoncio Prado. Y al fondo al lado izquierdo encontraran un cuadro del fusilamiento de Leoncio Prado, que es una replica. Por que el original se encuentra en el local de la Sociedad Nacional de Fundadores de la Independencia del Perú. Estos son logros del Congresista autor de la nota. Lo informo aquí, para responder la solicitud de un comentarista del blog. Y para continuar con la Idea del General Otto Guibovich Arteaga, de crear el Dia Nacional de los Valores el dia del nacimiento de Leoncio Prado. El 26 de Agosto.
Les pido compartir un 26 de agosto visitando: http://es.youtube.com/user/sanjaise
Copien el URL y pónganlo en su brouse
Es un saludo a la Bandera de Guerra del Colegio Militar Leoncio Prado. Escuchen al final la banda interpretando el Condor Pasa.

Santos Jaimes dijo...

De hecho. El articulo “Por la Razon o la Fuerza”, no es un informe histórico, reportando acontecimientos estrictamente verificados. Es un artículo de opinión, que mezcla acontecimientos reales con ficciones sentimentales. Siete años. Desde Cuarto de primaria hasta quinto de secundaria. Todos los días formándonos frente al busto de Leoncio Prado y los Lunes en la Mañana entonando el Himno Nacional con energía y profundo respeto. En la Gran Unidad Escolar Leoncio Prado de Huanuco. No Pasaron en vano. Leoncio Prado, quedó en el corazón de muchos Huanuqueños.
Quizá la muerte sello su presencia en la historia. Pero la grandeza humana lo logra durante su vida. Leoncio Prado, es mucho más que solo el héroe fusilado.
Les recomiendo visitar la sala de sesiones del Congreso de la Republica que lleva el nombre glorioso de: Sala Leoncio Prado. En esta sala a la entrada encontraran una estatua de cuerpo entero del Coronel Leoncio Prado. Y al fondo al lado izquierdo encontraran un cuadro del fusilamiento de Leoncio Prado, que es una replica. Por que el original se encuentra en el local de la Sociedad Nacional de Fundadores de la Independencia del Perú. Estos son logros del Congresista autor de la nota. Lo informo aquí, para responder la solicitud de un comentarista del blog. Y para continuar con la Idea del General Otto Guibovich Arteaga, de crear el Dia Nacional de los Valores el dia del nacimiento de Leoncio Prado. El 26 de Agosto.
Les pido compartir un 26 de agosto visitando: http://es.youtube.com/user/sanjaise
Copien el URL y pónganlo en su brouse
Es un saludo a la Bandera de Guerra del Colegio Militar Leoncio Prado. Escuchen al final la banda interpretando el Condor Pasa.

Anónimo dijo...

Oye pocos sesos no tienes algo mejor que decir? ¿shucuy? ¿ese es tu ataque mas fuerte? ¿piensas que me vas a derrotar porque me digas shucuy? ¿así de estúpido eres?
¿Que pasa en Huánuco que un esperpento así es profesional?
Dije que no me iba a ocupar de tí, so pollino, pero te quiero decir un par de palabras para que de una vez cierres ese maloliente pico.
Se vé claro cual es tu círculo social y que entre tus amigos debe ser lo máximo decirle shucuy al otro. Lo cual no es mi caso.
Si has sido derrotado ya ahueca el ala y esta vez no te recomiendo que compres una franela, sino una rodillera para que lo uses con el ecuatoriano.
Por último, pide disculpas a los shucuyes por utilizar la palabra shucuy de forma injuriosa.
Chao pobrecito.
JAN

Anónimo dijo...

Y es cierto el comentario de Felipe Trujillo, me olvidaba que a Abelardo Gamarra lo llamaban El Tunante.
Y sobre lo que dice Juan José también es cierto que Guayaquil fue territorio peruano. Pero Bolívar, no solo desmembró el Perú, separando el Alto Perú, sinó incorporó Guayaquil a la entonces Gran Colombia, de la cual surgió mas adelante Ecuador.
Por supuesto que el Perú no tiene intenciones de recuperar Guayaquil, sería ilógico pensar eso en esta época.
JAN

Santos Jaimes dijo...

A UN AÑO DEL SESQUI
andrés j. santamaría hidalgo

El 26 de agosto del año pasado se conmemoraron ciento cincuenta años del nacimiento del héroe Leoncio Prado Gutiérrez y en aquella vez se ofrecieron, acordaron y juraron decenas de cosas a cual mejor. La Comisión ad-hoc que se formó para tal efecto, cumplió con creces su cometido en medio de mil dificultades que se presentaban en el trayecto, derivadas principalmente de la falta de presupuesto. Jugaron papel preponderante instituciones como la Dirección Regional de Cultura en primer lugar que actuó como Secretaría Ejecutiva de la Comisión, mientras otras brillaron por su ausencia durante la organización pero estuvieron en primera fila en los actos conmemorativos de los días centrales.
Se hicieron presentes en la programación instituciones como el Centro de Estudios Histórico Militares con la presencia de su director el general Hermann Hamann Carrillo, nos visitaron artistas cubanos en una excepcional actuación de música lírica. Igualmente participaron con nosotros los agregados culturales de las embajadas de Cuba en el Perú Jorge de Armas Rivero y de Perú en Cuba Félix Vásquez Solís y una representante de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba Olga Marta Pérez, como muestra de la fraternidad entre ambos países en donde es héroe Leoncio Prado. En este marco se presenta el libro 'Leoncio Prado y la revolución cubana' del autor cubano César García del Pino, re-editado especialmente para la ocasión por estas dos últimas instituciones. Debo destacar la participación decisiva del congresista Santos Jaimes en las coordinaciones previas, así como de Filucho Vásquez, felizmente un huanuqueño en Cuba.
A través del mencionado congresista se logra igualmente el concurso de empresas auspiciadoras como la Telefónica que nos dona ochenta pasajes para el traslado de la Sinfónica Nacional Juvenil. Lamentablemente Huánuco se privó de apreciar la dimensión de la Sinfónica debido al funesto corte del suministro eléctrico que sufriéramos en setiembre del año pasado por cerca a un mes, lo cual constituye toda una anécdota. El viernes 26 por la noche se embarcan desde Lima mas de ochenta jóvenes conformantes de la Sinfónica, luego de mil coordinaciones efectuadas y de salvar otros tanto inconvenientes superados gracias a que su director el afamado Armando Tarazona es otro huanuqueño. En la madrugada del sábado se produce el apagón y la programación de dos días se limita a una sola a realizarse el domingo en el auditorio de la Universidad en Cayhuayna a las tres de la tarde, ante un confundido y escaso público que prácticamente conlleva a un fracaso económico mas no artístico, pues las menos de quinientas personas gozaron de un espectáculo pocas veces presentado entre nosotros.
En la sesión solemne de la Municipalidad Provincial se efectúa un pedido histórico por parte del general Hamann, quién dirigiéndose a la presidenta regional y al alcalde, casi les pide por favor que se reivindique la figura ecléctica de Mariano Ignacio Prado, padre del héroe, mediante la restauración de su monumento insólitamente defenestrado durante la remodelación de la Plaza de Armas y que hasta ahora duerme el sueño de los justos, arrumado en el depósito de la Municipalidad del jirón Aguilar. No es justo y tal clamor lo recalcamos ahora ya que inclusive el lugar al final del jirón General Prado, ha sido determinado. Solo falta la buena voluntad de nuestras autoridades.
Otro acto que marcó un hito fue la inauguración de la primera sala del Museo Regional 'Leoncio Prado Gutiérrez' como hecho simbólico para la implementación de todo el museo. La Universidad, mediante una improvisada Resolución N°0277 de fecha 25 de agosto leído nerviosamente por su rector en la entonces Casa de la Cultura, resolvió aprobar 'el proyecto de creación del museo...' lo cual lamentablemente no responde a nuestras expectativas de contar con un Museo Regional no solamente del ámbito de la Universidad. No cejaremos en nuestras gestiones para que ello se haga realidad y hoy 26 de agosto del 2004, una delegación de la Comisión del Sesquicentenario se encuentra en Lima, en el Congreso de la República, recordando a nuestros representantes este cometido.
Nuestro saludo al héroe Leoncio Prado en esta efeméride y en su nombre a la juventud que debe mirar en él un ejemplo de clara luz para enmarcar a nuestro país en la senda del cultivo de valores nobles y patrióticos, tan echado por los suelos en estos días aciagos de nefasta corruptela.

Santos Jaimes dijo...

Hola: Mariano Cavalíe
Para algunos de nosotros el termino Shucuy en una honra. Durante mi vida en Huanuco, mis amigos me llamaron Shucuy. Ahora, 60 años después, todos los amigos de mi epoca, me llaman cariñosamente Shucuy. Te recomiendo busques en el web mi artículo : Trigo importado, Agricultura Altoandina y Biodiesel.
Los Shucuys tenemos mas genes Inkas. Por los que nos sentimos orgullosos

Anónimo dijo...

Un saludo señor Santos Jaimes, estoy de acuerdo con usted respecto a la palabra "Shucuy" esta en Huánuco se emplea como nuestra de afecto, halla los que desnutridos por el odio viven apartados de la realidad, que por un momento se creen "Chupachos" y cuando un extranjero los corrige se creen "Incas" y se apellidan "Trujillo" si no mas me equivoco, que en un momento se llaman "JAN" y en otro "Juan J", y aún mas cuando una persona pide informacion sobre el sustento de sus afirmaciones... los larga con un ..."estudia yo no voy a enseñarte" o algo asi, y cuando alucinado por sus groserias señala "QUE COJUDEZ AQUI..." unido al hecho de no saber el contenido del "Archivo de Indias"; nos encontramos en el siglo XXI, como señala el amigo ecuatoriano, en un momento en el cual la heridas deben cerrarse por existir una linea limitrofe, época en la que los estados se aglutinan ejemplo la Unión Europea, la momenda es única, existe un parlamento, el castellano se modifica, mientras america latina enfrascada en sus disputas no encaja con la realidad, un Chavez que trata de liderar, un Evo que se enfrenta a las transnacionales, un Ecuador que hace lo mismo, un Brasil que emerge y dirige hacia el desarrollo, mientras nosotros mirando al pasado no unidos,denostando de nosotros mismos, anquilosando nuestros sentidos, no habiendoles ganado a nadie como el llamado JAN o Juan J. o Trujillo (La misma persona).
Ademas, no guardo las reglas de ortografia ni gramatica por que no me da la gana, ya que nuestra lengua esta evolucionando con la integración, "mirad a españa".
Bueno estimado señor Santos, reciba un saludo y tengame por vuestro amigo, y permitame despedirme de usted com un estimado Shucuy hasta pronto, estoy seguro que el amigo ecuatoriano estara consultando a los Historiadores sobre el tema y estoy seguro que han de estar estos de acuerdo con vuestro texto.
Mariano Cavalíe.

Anónimo dijo...

A Cavalíe:
¿De donde sacas, necio, que yo soy el mismo Felipe Trujillo o Juan J?
Reconoce que no tienes nada que decir y sólo te dedicas a escribir despropósitos, acá la verdad es que comenzaste por llamarme ignorante y atrevido, pero ves como te enrostro al toque tu propia ignorancia, por los horrores que cometes a la hora de escribir, y podría seguir haciéndolo ahora, pero ya no viene al caso.
Si alguien por allí dice la palabra "cojudez", no me lo pretendas atribuir, yo no necesito decir groserías para enfrentarme a un tipejo como tú.
No distorsiones los dichos (en eso te pareces al ecuatoriano), para tu información y del ecuatoriano también, acá en el valle del pillco, hubieron pueblos antiguos antes de la llegada de los incas, entre ellos los chupachos, panatahuas, etc. Estos fueron absorvidos, conquistados, que se yo, por los incas, es lo que dije desde el principio ¿ te queda claro o te lo vuelvo a explicar?
Sobre lo otro, lo de Leoncio Prado, ¿que vas a ahora que el mismo autor de la nota que defendías como verdad histórica dice que no es un informe histórico?
La verdad es que no tienes argumentos, eres un pobre fantoche al que he dedicado mas tiempo del que merece.
Podrías haber entablado una discusión de ideas, de datos y otras cosas, pero de plano te vas al ataque personal y a atacar.
Aprende en lo sucesivo a escuchar todas las posiciones y no estés pidiendo que se oculten ciertos comentarios e insultando a los que no opinan como tú.
Otra cosa, no es que no sigas las reglas de gramática, como podría ser obviar mayúsculas y comas, etc, sinó que escribes verdaderas barbaridades como uste, honrra, distorcionar, halla ( por allá), por mencionar algunas, así que no me vengas con que la lengua está evolucionando.
Reconozca su falta señor.
Finalmente debo saludar la cortesía del Sr. Santos Jaimes en contestar los múltiples pedidos y hacer la aclaración sobre la nota que escribió.
JAN

Santos Jaimes dijo...

Amigo Ecuatoriano.
En primer lugar de agradezco por tocar temas del Perú y de Huanuco. Con tu gesto, nos haces sentir orgullosos. En segundo lugar es necesario felicitarte. Este paso intelectual que estas dando, es un derrotero que se abre para la esperada integración de los pueblos.
Esperemos que los blogueros, se enteren de Rumiñawi, de los Otabalos, del Cotopaxi, de la Olla de barro, el San Juanito y el Pasillo. Después que vengan las opiniones.
No te preocupes si encuentras denuestos u ofensas. En todos los sitios habemos gente que pensamos diferente. La forma de expresarnos depende del ambiente o la cultura en la que nos desarrollamos. Simplemente no tienen el vocabulario o los adjetivos con que expresar su alegría o su contento, y tienen que recurrir a interjecciones. Hay que ser comprensivos y tolerantes. Son las bases para el entendimiento y la democracia. La parte del Ecuador, que es una zona tropical del pacifico, los peruanos no lo tenemos. El Esmeraldas y el Guayas son impresionantes ríos navegables en la cuenca del Océano Pacifico. Viva Ecuador. Viva el Perú. Juntos para siempre.

Anónimo dijo...

Si ahora cuèntame una de Vaqueros, JAN, Juan J, o Felipe Trujillo, mas aun sigues en el anonimato, ¿Por qué?!!!
Mariano Cavalíe

Anónimo dijo...

A Cavalíe:
Bueno, es cuestión tuya. Como dije no necesito hacer estupideces, como escribir con varios nombres, para cerrar el pico a un bellaco.
Sólo quiero hacer notar tu peculiar facultad de franelero, cuando la ejerces con el ecuatoriano y cuando casi trapeas el piso con la lengua al Sr. Santos Jaimes, quien te hizo comer las palabras que defecaste refiriéndote despectivamente al término shucuy.
A propósito la próxima vez te cuento la historia de vaqueros que pides. La historia de El Franelero Solitario, perdón, El Llanero Solitario.
JAN

Anónimo dijo...

A Orlando Bravo:
Hay que cambiar de tema, a ver que te parece sobre los petroaudios, el TLC, El futuro político del Perú, La distribución desigual del presupuesto, el juicio al chino, que se yo...
Creo que el Señor Jaimes estaría gustoso de tratar esos temas, porque ha pertenecido al hasta hace poco grupo gobernante.
Pero eso si, y ahora viene lo irónico, no admitas en esa página a Cavalíe ni al ecuatoriano. jajaja
JAN

Anónimo dijo...

Afrontar la verdad es dolorosa, pero hay que afrontarla y ser dueño absoluto de ella es de necios, la historia del Perú es compleja segun he podido ver, mucho de ella esta basada en la inaginación u fuentes orales y escritas, respecto al tema hay dos versiones y para mi tres según vengo investigando Señor Santos Jaime, me sorprende sobre manera vuestra respuesta en el foro, señala usted (Sic.) "Que no es un hinforme Historico" me parece que usted no esta seguro de lo que ha escrito, más aun que este no haya sido revisado por el titular del Blog. Pero, pese a ello, usted y el señor Mariano Cavali podrian estar en lo cierto por lo siguiente:
PRIMERO: Que LEONCIO PRADO fue hijo ilegitimo de Mariano Ignacio Prado de tres habidos con una Huanuqueña.
Existe en vuestro país un Colegio Militar con el nombre del héroe, institución Militar que menciona el fusilamiento y los tres golpes en la taza. (Esta es una Institución Militar.) y este concuerda con la versión de la soldadesca Chilena y consta en los Informes dados por esta al llegar a su País.
SEGUNDO: La novedad en mi investigación me lleva a dos testigos quienes vivian con sus familias en dicho lugar, de nombres: SAMUEL RUBIO y ENRIQUE MORENO PACHECO, quienes escucharon la descarga de fusilería los que afirman que se acercaron a la casa de "Mariano Acosta", y en una habitación vieron el cadáver de Prado bañado en Sangre, la pierna izquierda con vendas, al lado un plato y una cuchara, en el suelo una taza, en el patio contiguo sus ordenanzas, Lanza y Felipe Trujillo asesinados.
El unido al hecho de la aparición de una Carta escrito supuestamente de puño y letra donde señala que va a ser fusilado esta aparece fotocopiada en un libro que paso a investigar y va dirigida a su Padre Mariano Ignacio Prado de fecha 15 de Julio de 1883, la misma que de existir y probar la veracidad de una u otra versión requeriria una prueba grafotécnica y enmarcar una verdadera versión. (Sigo investigando las fuentes en las que se basan algunos historiadores, ya que muchos han escrito esta en base a fuentes orales no seguras que magnifican acciones).
LA TERCERA: La muerte por un disparo en la mandíbula, en el lugar que fue descubierto herido en una cueva después de la batalla, según esta afirmación. (No hubo repaso según puedo distinguir)
CLONCLUSION MOMENTANEA:
1.-Se ha investigado la existencia de tales testigos, o no ha importado.
2.-Leoncio Prado fue hecho prisionero en el sur de Perú y en dicha oportunidad los chilenos no lo mataron, ¿Por qué?, si según ciertas versiones los chilenos repasaban en el campo de batalla a los vencidos.
3.-Se ha hecho un exámen forence sobre el cadavér del héroe para ver si exitieron tres disparon o uno.
SIGO INVESTIGANDO SEÑOR SANTOS JAIME EN VUESTRO LUGAR, YA QUE ES DE HOMBRES DEFENDER UNA TESIS Y NO HABLAR A LA LIGERA, GRACIAS POR CONGRACIARSE CON MI POSICIÓN LATINOAMERICA Y MI PATRIA, ESA PATRIA GRANDE QUE ES AMERICA DEL SUR.
UN SALUDO.
CARLOS GUTIERREZ.

Anónimo dijo...

Señor Santos Jaime, sigo investigando por usted, y puedo en esta segunda oportunidad señalar:
1.-Que Gorostiaga fue Militar Chileno, se le ubica el 15 de Julio de 1883 en Perú (Huamachuco).
2.-Que Leoncio Prado fue capturado vivo en compañía de Lanza y Felipe Trujillo, y no fue repasado en el campo de batalla, como era costumbre de la soldadesca chilena.
3.-Lanza y Felipe Trujillo fueron muertos y no quedo testigo vivo, por la crueldad de estos elementos(Chilenos).
Al Señor Mariano Cavalíe, quiero decirle, no recuerdo si fue usted u otro compatriota suyo que menciono el Imperio de los Incas y el archivo de Indias, he podido verificar tal información, y no solo ello, descubri listas de inmigrantes Hispanos inscritos con destino a América, donde se menciona a los Prado (Prat) que provienen de Cataluña y a los Trujillo (Extremadura), se menciona en dichos archivos a vuestro pueblo como "Inca", y no con nombre de una Tribu, que por allí una persona trata de vender, es posible, que sobre este punto tengamos una mala respuesta o insultos como nos tienen acostumbrados, pero yo le digo parafraseando a Cervantes: "Los perros ladran Sancho, señal que avanzamos".
Respecto a vuestra peculiar ortografía, señalo, que no solo usted es rebelde con las reglas y estoy de acuerdo con ello, aun que ya en el pasado no se si es Gonzales Prada pensaba como usted, además hoy en día, lo niños y jóvenes en sus mensajes por celular e internet están creando nuevas de reglas de ortografia, como a la larga se vera y debera se aprobada por la Real Académia de la Lengua.
Un saludoa todos los Americanos de buena voluntad, y repito que seguiré investigando el tema, por que no noy avestruz y me identifico con nombre y apellido.
Carlos Gutierrez.

Anónimo dijo...

Ya identifiqué a Cavalíe y sé donde encontrarlo, y me apostaré a 200 m. de distancia y como buen shucuy, como buen illapaco jumapa, con mi mauser le pegaré un tiro entre ceja y ceja, por asesinar la ortografía, jajajaja.
Y a Gutierres, ke piensa que ce puede escrivir como cea y la RAL, ba terminar por a provar eza forma, le digo que precisamente, porque la educación hoy esta pésima y los niños no leen es que comenten tantas faltas, obviamente hay formas prácticas de abreviar, como poner "q" por "que", pero decir por ejm. "halla" (del verbo haber) por "allá", es una completa atrocidad.
Y estoy en contra del internet, si, del internet que se usa como negocio y que sirve como es en la mayoría de los casos para embrutecer a la juventud, las veces que he ingresado a una cabina, sólo he visto jóvenes y niños jugando juegos estúpidos. El internet, en vez de convertirse en una herramienta útil, esta siendo utilizada como una herramienta para crear vicios y propiciadora de imbecilidad.
Creo que debería haber, por parte del gobierno, un mayor control a estos establecimientos.
Cualquier piojoso pone ahora su cabina y le interesa un rábano lo que hagan sus clientes,
Medio rábano, un rábano es mucho.
No sé si en Ecuador pasa eso, pero acá y en especial en las zonas rurales, se ha desnaturalizado el sentido del tener acceso a internet.
JAN

Anónimo dijo...

Y el carlos gutierres sige imbestigando...

robertofelipe dijo...

Bueno, hace mucho dejé un comentario, y veo que ahora hay demasiados, preguntándose si Leoncio Prado murió de una u otra manera, aunque creo que es importante saber la verdad al respecto, parece que se han ido saliendo poco a poco del tema, pero vale hacer saber nuestros puntos de vista, sobre todo de manera constructiva, por lo que me sorprenden algunos comentarios hirientes.
Internet es un gran instrumento, que me ha servido para poder saber diferentes maneras de pensar e ideologías de distintas partes del mundo, tratar de regular Internet sería un abuso y una violación a la libertad, queda en los padres controlar a los jóvenes sobre su uso y sobre los vicios que nos solo existen en Internet.
No se a que se refiere el anterior comentarista al llamar a algunos Huanuqueños que ponen sus negocio de Internet piojosos, no se de donde sea él (por que no he leído todos los comentarios), pero estamos en un país libre mi estimado.
Me escribe el Sr. Santos Jaimes y me pide que no me calle ante su correo con un Link en youtube, sobre lo que hizo por Leoncio Prado, aunque creo que lo mejor hubiera sido, impulsar proyectos productivos para nuestro departamento que se encuentra entre los más pobres de nuestro país, no existe en Huánuco ninguna empresa industrial, estamos llenos de empleados públicos y de comerciantes, creo que estando en el congreso uno tiene la oportunidad de lograr algo productivo por el pueblo que se representa, a continuación la página donde podrán ver todo lo que hizo el congresista http://www.congreso.gob.pe/congresista/2001/sjaimes/Paginas/Labor-Legislativa/leyes.htm, ¿algo positivo para los Huanuqueños?
No lo ofendo Sr. Jaimes, tiene que entender que los funcionarios públicos y ex funcionarios están sujetos a ser criticados, como pasa con los actuales congresistas de Huánuco, nada de nada.

Santos Jaimes dijo...

Hola Roberto:
Gracias por tu respuesta.
En tu primera intervención, pediste que se mostrara si se había hecho alguna gestión para nuestro héroe huanuqueño Leoncio Prado. Y solo se te invité a que disfrutaras de ese saludo a la Bandera de Guerra del Colegio Militar Leoncio Prado, con un final musical de una marcha con nuestra música: El Condor pasa.
Jamás pensé, pretendí o insinué el “Callarte la boca”.
Los adjetivos y opiniones contrarias, a un político, le viene como una bendición. Enterarte de otros que piensan diferente y encima se preocupan de tu persona, es realmente reconfortante.
Por ese motivo comienzo la presente con un agradecimiento.
Ahora pides, una explicación de los actos de mi gestión, que fueron positivos para Huánuco.
Aquí hay algunos

Los proyectos de ley presentados, el 100 % tienen acción positiva para Huanuco.
Los pueden ver en siguiente URL.

http://www2.congreso.gob.pe/Sicr/TraDocEstProc/CLProLey2001.nsf

Proyecto para crear la Escuela de Oficiales de Policia en el Fundo Canchan, al que se opuso el Cogresista Franchesa
http://www2.congreso.gob.pe/Sicr/TraDocEstProc/CLProLey2001.nsf

Parque industrial de Tingo María:

Ver Ley Nº: 28183 02/03/2004 LEY MARCO DE DESARROLLO DE PARQUES INDUSTRIALES

Y así, algunas cosas mas que ocuparon las 24 horas de mi permanencia de los 5 años, en la gestión parlamentaria. De la que no estoy orgulloso ni satisfecho. Pude hacer algo más. Pero tengo la frente en alto y el corazón complacido, por que mi dedicación fue absoluta y totalmente honesta y honorable por nuestro querido Huanuco.

No te preocupes, mandate nomás con tus opiniones, y mejor si son en contra.

Nuevamente, Gracias Roberto

Santos Jaimes

Santos Jaimes dijo...

Sr. Carlos Gutierres.
Investigando la historia de nuestro héroe Leoncio Prado, estás avanzando a algo que muchos huanuqueños debimos hacerlo. No estamos capacitados. Así de simple.
Nuevamente te agradecemos y felicitamos por esa dedicación. Por un lado el tiempo reconocerá tus trabajos y por otro llegas a ese sentimiento personal de haber logrado algo que te has propuesto. Sentimos envidia por esto, y deseamos con profunda convicción que lo sigas haciendo.
Continúe Sr Carlos Gutierres, y cuéntenos lo que encuentre sobre Leoncio Prado. Es una gran satisfacción para los huanuqueños que nos lleguen datos de nuestro héroe, procedentes de una persona calificada, como lo demuestra constantemente, para hurgar en el tiempo y traernos la realidad ya vivida.
De todo corazón: Muchas Gracias Sr. Carlos Gutierres.
Lo de mi ortografía es cierto. No pude controlarla. Si no hubiera el corrector ortográfico de WORD. Mis escritos serían ininteligibles.
Santos Jaimes

Anónimo dijo...

LA HISTORIA NOVELADA DE MOLINARI EN ESTE SIGLO XXI, SE VIENE ABAJO SOBRE EL TEATRO DEL FUSILAMIENTO DEL CORONEL LEONCIO PRADO GUTIERREZ.

ALCIDES

Anónimo dijo...

A Roberto Felipe:
Decir cualquier piojoso no es una generalización, desde luego no me refiero a todos los que ponen ese negocio.
Al hablar así me refiero al tipo que no tiene escrúpulos, al que esta sentado en su computadora mientras sus menores clientes ven pornografía, juegan juegos violentos mientras hablan groserías y se degeneran. He visto varios casos.
Si tú opinas que no debe haber control alguno al respecto, es tu derecho a opinar y no te voy a atacar por ello.
Al Sr. Santos Jaimes:
No me referí de ninguna manera a su ortografía, mis críticas fueron a un comentarista, que me llamaba ignorante y le respondí de ese modo.
Discrepo de su forma de opinar, sobre que los huanuqueños no estamos capacitados para investigar sobre ese capítulo de la historia, referido a Leoncio Prado, y al decir esto no me embarga un sentimiento chauvinista, simplemente es una falta de respeto a nuestros investigadores.
Y usted como huanuqueño debería saberlo, me parece indignante que haga ese comentario, obviamente es bueno que un foráneo se dedique a estudiar sobre nuestro héroe, pero tenga algo de consideración hacia los intelectuales locales
Obviamente, los verdaderos intelectuales, no los que acá discutimos.
Ciertamente el Sr. Santos Jaimes se sintió aludido por mi comentario sobre los pésimos congresistas que tenemos y tuvimos y esa es, supongo, la razón por la que me ningunea.
Bueno, creo que cualquier cosa adicional que se quiera saber sobre Leoncio Prado, se podria encontrar en crónicas de Abelardo Gamarra, el mismo chileno Vicuña Mackena y otros.
Alcides:
Coincido con tu comentario, seguramente el vidente Cavalíe dirá que tu y yo somos la misma persona al igual que Felipe Trujillo y Juan José.
JAN

Anónimo dijo...

Acá les hago llegar un fragmento de Luis Guzmán, basada en crónicas de Abelardo Gamarra:
"LA VERDAD SOBRE EL ASESINATO DE LEONCIO PRADO
Entre los celebérrimos inmolados en Huamachuco debe citarse en lugar destacado al coronel Leoncio Prado, jefe de estado mayor del Destacamento del Norte en esa memorable batalla, librada en los llanos de Purrubamba el 10 de julio de 1883. En el fragor de la lucha y batiéndose como siempre en primera línea, recibió un balazo en el pecho y la metralla le destrozó las piernas, a decir de la crónica escrita por Enrique Carrillo, publicada en Lima el 28 de julio de 1884.
Pero Prado sobrevivió al desastre y fue ocultado por fieles seguidores en la estancia de Serpaquino, cerca de Cushuro. Abelardo Gamarra, el famoso compositor que participó en esa memorable campaña, dejó un pormenorizado relato de lo sucedido, señalando que en ese lugar los chilenos hallaron a Prado el 14 de julio, asesinándolo sin miramientos, de un balazo en la mejilla disparado a boca de jarro. (Abelardo Gamarra, La batalla de Huamachuco y sus desastres).
No hay por qué dudar que así ocurriera, puesto que Prado figuraba entre los comandos patriotas a los que más temió el enemigo. Patricio Lynch, jefe del ejército de ocupación, al parecer, avergonzado por el inicuo asesinato de quien fuera hijo de un presidente peruano, informó lacónicamente a su gobierno: "Prado se suicidó", en un telegrama que remitió al presidente de Chile el 27 de julio de 1883. (Documento publicado en la Recopilación de Pascual Ahumada Moreno, Valparaiso,1895, t. VIII, p.211).
Y para escapar de la condena general ante la barbarie cometida, circuló después la falsa versión de que Prado dirigió su pelotón de fusilamiento, porque es un hecho incontestable que nunca hubo en la guerra antecedente de caballerosidad chilena, como la que se desprende de ese imaginado relato. Su autor fue Eneas Rioseco Vidaurre, quien lo publicó en una carta fechada en Lima el 18 de julio de 1883, si damos crédito a lo reeditado por Ahumada Moreno, op. cit., t. VIII, p. 225.
Tiempo es ya de reconocer que la verdad fue dicha por Abelardo Gamarra. Leoncio Prado, el más valiente de los de Huamachuco, simple y llanamente fue repasado por los chilenos y muy posiblemente entregado a sus asesinos por los traidores partidarios de Miguel Iglesias, quienes festejaron los sucesos de Huamachuco como triunfo propio. Esto que parece increíble consta en varios documentos de la época. Por eso apenas dos días después de la batalla, desde Mollepata, Cáceres lanzó una vibrante proclama al ejército y a la nación anunciando que la lucha continuaba, ahora en la senda forjada por los héroes de Huamachuco: "La sangre por ellos vertida dijo- caerá sobre los traidores y retemplará más, no lo dudéis, nuestro valor".
Así, pues, Huamachuco se convirtió en lo que Cáceres llamó la Senda del Honor, sostén principal de la voluntad inquebrantable de no doblegarse jamás ante la adversidad y de continuar la justa lucha contra el invasor y contra los traidores."-fin
Obviamente para tener mas certeza hay que documentarse realmente ( es decir, físicamente) hay muchas cosas que se pueden escribir en internet, pero ¿no creen que el relato de Guzmán es muy lógico?
¿Un herido de bala en el pecho dirigiría su pelotón de fusilamiento, sentado con una taza de café?
Y era el año 1883.
JAN

Santos Jaimes dijo...

Alcides:
Cuentanos mas sobre la Historia Novelada

Santos

Anónimo dijo...

Respuesta a Carlos Gutiérrez, sobre la interrogante de que porque no asesinaron a Leoncio Prado en su primera captura (en el sur).
Leoncio Prado efectivamente fue hecho prisionero de los chilenos. En un inicio no habían tales repasos, mas aun tratandose de un oficial peruano y un hijo de un presidente de la republica segun los chilenos supieron luego.
Leoncio Prado fue dejado en libertad con la promesa de no volver a empuñar las armas, contra Chile, promesa que no cumplió.
Según relatos de algunos que lo acompañaron en las campañas. Prado manifestaba que cuando la patria peligra no hay palabra empeñada que valga.
Los repasos según sé, empiezan una vez que entran en el combate los guerrilleros, mas específicamente los montoneros.
Los chilenos aplican esta clase de ejecución con el pretexto de que tales combatientes no eran parte de un ejercito regular y estaban por lo tanto fuera del alcance de las leyes y tratados de guerra.
Mas adelante el repaso iba a ser una forma corriente de ejecutar a los peruanos caidos en el campo de combate.
Un antecedente de estos repasos se dió al inicio de la guerra, me refiero al combate de Iquique, donde el almirante Grau rescató a los sobrevivientes chilenos de la Esmeralda, contrariamente a los chilenos de la Covadonga, que asesinaban a los naufragos peruanos del Independencia.

Anónimo dijo...

Sigo investigando señor santos Jaimes y Cavalíe, parece que la Familia Prado llego a Chile donde junto con una Familia Durand (Catalán)se afincaron un tiempo cuyos hijos viajaron a Perú y los nietos se afincaron en un lugar llamado Huánuco, la segunda familia fue infiteuta de terrenos que pertenecian a la Iglesia (Podría ser Manuel Prado nieto de Chilenos).
Seguidamente, que según versiones de los Familiares directos de Leoncio Prado, el héroe peruano fue herido en una pierna y no en dos conforme relatan algunos personajes peruanos, quienes no fueron testigos de los hechos.
Seguidamente: Los Chilenos desde un principio tenian la costumbre de ensañarce con los vencidos y repasarlos dicha parte de la historia discrepa con alguien que intenta señalar que, el repaso comenzó recien en la campaña de la breña y terminara en Huamachuco, no solo en tierra si no en el mar, leer a vustros historiadores como Jorge Basadre.
Lamento estimado señor Santos y Cavalíe, que aún existan seres que detestan a los chilenos pero ponen en práctica el lema gravado en el escudo de chile, ¿Que, no puedo investigar por ser extranjero? valgame dios señor santos jaimes con ese tipo de paisanos para que quiero enemigos..., y reitero: "Los perros ladran sancho, es por que avanzamos.."
De los disparos recibidos, solo la familia podra darnos luces de ello, pese que esta familia nunca reconocio como hermanos de Leoncio Prado a Grocio y ...., un saludo y sigo investigando sobre los testigos mencionados en mi anterior comentario; Señor Cavalíe siga usted en vustra línea, continue escribiendo a los del mauser, que dicen ser de la tribu de los chupachos y no Inca pero escribe en idioma "Inca".
CARLOS GUTIRREZ

Orlando Bravo dijo...

Tengo entendido que la familia Durand vivió en Huánuco, pero eran de origen francés. El primer Durand que llegó por tierras huanuqueña se llamó Jean Etienne.

Anónimo dijo...

Me da gracia esta última parrafada de Gutierrez (con sobadita incluida al final).
Lo único cierto es que solo distorsionas lo que escribo, ¿has leido mi comentario?
"...obviamente es bueno que un foráneo se dedique a estudiar sobre nuestro héroe,..." de donde sacas ecuatoriano, que dije que no puedes investigar ("imbestigar" en tu caso, ya que dices que no sigues las reglas de la ortografía).
¿Entiendes entonces porque te pedí al inicio que te compraras un libro de comprensión de lectura?
Tu comentario me recuerda a tus compatriotas políticos antes del conflicto del cenepa, distorsionando todo comentario dicho de parte peruana.
Pero con ánimo integrador, supondré que es usted un poco tardo de entendimiento y no tiene las intenciones de distorsionar las cosas a propósito.
Pero según el Sr. Santos Jaimes, usted es muy capaz para la investigación, por encima incluso de intelectuales locales, que no se encuentran en la capacidad de investigar.
Que bonito trio se ha formado todos con una franela en la diestra.
JAN

Anónimo dijo...

Por último y espero que con esto ya dejes de rebuznar sobre incas y chupachos, diré lo siguiente:
El Perú es una mezcla de muchos pueblos, precolombinos y de otros continentes.
Respecto a los pueblos precolombinos específicamente, hubieron muchos que vivieron antes que los incas: Tiahuanacos, Chimues, Mochicas, Nazcas, Paracas, Waris, Chavines, y otras importantes culturas.
Aparte de estos, hubieron algunos pueblos que no alcanzaron el grado de culturas entre los cuales se encuentran los Chancas, innumerables tribus selváticas, etc.
En la zona que nos ocupa (Huánuco) hubieron pueblos y tribus, como los Panatahuas, Chupachos, Yarowilcas, etc.
Todos estos pueblos no pueden ser considerados incas, no se parecían en muchos aspectos: lingüísticamente, culturalmente,etc. ¿Entendido?
Pues bien ecuatoriano, no vengas a enseñarnos sobre nuestra historia, que bien la conocemos. Allá esos que, (sobadita de por medio) te aplauden y hacen causa común contigo.
En una oportunidad me presentaron a un Profesor, catedrático del CAEN, con quien he tratado muchos temas de historia, y el mencionaba que aún en época de la conquista no todo el Perú estaba sometido al imperio inca, habían pueblos conquistados, muchos sublevados, algunos de ellos hicieron causa común con los españoles.
Así, la conquista mas que un hecho militar es una maniobra de hombres hábiles, para utilizar unos pueblos contra otros, consumiéndose en guerras internas.
JAN

Anónimo dijo...

Felicito y a la vez agradezco al señor Orlando Bravo por su bLog que ha dado lugar a la participación de personas interesadas en nuestra cultura huanuqueña, siendo la más relievante la del ex congresista Santos Jaimes los cuales comparto en casi toda su extensión.
Sobre el tema me permito alcanzarles la transcripción de el Boletín "El Círculo Solidario"-Colegio Militar Leoncio Prado.
Mis saludos a todos los participantes en este blog.
Felipe Trujillo


Con ocasión del sesquicentenario del nacimiento de nuestro hèroe epónimo, el 28 de agosto de 1853, del coronel Leoncio Prado Gutiérrez, “Camarada de Cáceres y Héroe de la Juventud”, el historiador, Luis Guzmán Palomino escribió una seria y documentada semblanza de nuestro patrono de cuya crónica extraemos algunos pasajes:

Leoncio Prado Gutiérrez –dice Guzmán Palomino-, a muy temprana edad habría de luchar por la independencia de Cuba y las Filipinas, para luego retornar a la patria y defenderla del invasor chileno, secundando a Cáceres en La Breña hasta ser mortalmente herido en la batalla de Huamachuco y posteriormente asesinado por el enemigo, cuando frisaba apenas los treinta años de edad. Es, sin duda, el Héroe de la Juventud y sobre su brillante trayectoria se han escrito numerosos libros, ensayos y artículos, todos justificadamente laudatorios.
Esbozaré algunas líneas recordando uno de los pasajes menos conocidos de su vida, su participación en La Breña como organizador de guerrillas en la Sierra de Lima y la verdad documentada sobre su muerte, que no tuvo el marco idílico creado después por los chilenos en el torpe afán de ocultar una infamia.

"¡MORIR POR LA PATRIA ES VIVIR EN LA INMORTALIDAD!
Los guerrilleros de Leoncio Prado no vestían traje militar sino el de paisano, y en su mayoría poseían caballos, lo que facilitaba sus incursiones hasta cerca de la costa. Apoyado por el pueblo indio de Ihuarí, distante de Chancay 20 leguas, los patriotas tenían localizadas sus avanzadas en el punto denominado Piedra Parada, en el camino que conducía a Sayán. Varios hacendados de la región secundaban los esfuerzos de Prado, proporcionándole toda clase de bastimentos. Y todos los campesinos lo apoyaban con decisión, conformando los cuadros de combatientes y sirviendo en tareas de vigilancia y espionaje. Invistiendo gradfo de coronel, Prado dirigió personalmente la instrucción militar de esos contingentes, contagiándoles su fervor patriótico con arengas como aquélla que dirigiera a sus paisanos: "Hermanos de mi alma, hijos de mi pueblo: Sabed que las balas del enemigo no matan y que morir por la patria es vivir en la inmortalidad de la gloria". (Citado por Lozano Ríos, p. 50).
Durante aquellos meses de 1882, "con su ejército de guerrilleros novatos de uniformes raídos, mal armados y muchos de ellos sin edad militar, el joven coronel se multiplicó en su acción guerrera de hostigamiento al ejército enemigo, … tramontando montañas y abismos" (Lozano Ríos, p. 50).
LA VERDAD SOBRE EL ASESINATO DE LEONCIO PRADO
Entre los celebérrimos inmolados en Huamachuco debe citarse en lugar destacado al coronel Leoncio Prado, jefe de estado mayor del Destacamento del Norte en esa memorable batalla, librada en los llanos de Purrubamba el 10 de julio de 1883. En el fragor de la lucha y batiéndose como siempre en primera línea, recibió un balazo en el pecho y la metralla le destrozó las piernas, a decir de la crónica escrita por Enrique Carrillo, publicada en Lima el 28 de julio de 1884.
Pero Prado sobrevivió al desastre y fue ocultado por fieles seguidores en la estancia de Serpaquino, cerca de Cushuro. Abelardo Gamarra, el famoso compositor que participó en esa memorable campaña, dejó un pormenorizado relato de lo sucedido, señalando que en ese lugar los chilenos hallaron a Prado el 14 de julio, asesinándolo sin miramientos, de un balazo en la mejilla disparado a boca de jarro. (Abelardo Gamarra, La batalla de Huamachuco y sus desastres, Lima, 1980, p.357).
No hay por qué dudar que así ocurriera, puesto que Prado figuraba entre los comandos patriotas a los que más temió el enemigo. Patricio Lynch, jefe del ejército de ocupación, al parecer, avergonzado por el inicuo asesinato de quien fuera hijo de un presidente peruano, informó lacónicamente a su gobierno: "Prado se suicidó", en un telegrama que remitió al presidente de Chile el 27 de julio de 1883. (Documento publicado en la Recopilación de Pascual Ahumada Moreno, Valparaiso,1895, t. VIII, p.211).
Y para escapar de la condena general ante la barbarie cometida, circuló después la falsa versión de que Prado dirigió su pelotón de fusilamiento, porque es un hecho incontestable que nunca hubo en la guerra antecedente de caballerosidad chilena, como la que se desprende de ese imaginado relato. Su autor fue Eneas Rioseco Vidaurre, quien lo publicó en una carta fechada en Lima el 18 de julio de 1883, si damos crédito a lo reeditado por Ahumada Moreno, op. cit., t. VIII, p. 225.
Tiempo es ya de reconocer que la verdad fue dicha por Abelardo Gamarra. Leoncio Prado, el más valiente de los de Huamachuco, simple y llanamente fue repasado por los chilenos y muy posiblemente entregado a sus asesinos por los traidores partidarios de Miguel Iglesias, quienes festejaron los sucesos de Huamachuco como triunfo propio. Esto que parece increíble consta en varios documentos de la época. Por eso apenas dos días después de la batalla, desde Mollepata, Cáceres lanzó una vibrante proclama al ejército y a la nación anunciando que la lucha continuaba, ahora en la senda forjada por los héroes de Huamachuco: "La sangre por ellos vertida dijo- caerá sobre los traidores y retemplará más, no lo dudéis, nuestro valor".
Así, pues, Huamachuco se convirtió en lo que Cáceres llamó la Senda del Honor, sostén principal de la voluntad inquebrantable de no doblegarse jamás ante la adversidad y de continuar la justa lucha contra el invasor y contra los traidores.

LEONCIO PRADO PACHECO
Nació en el distrito de Paccho, provincia de Chancay, departamento de Lima, el 19 de noviembre de 1883, hijo póstumo del Héroe de Huamachuco: Coronel Leoncio Prado Gutiérrez y de Paula Pacheco; a la edad de 6 años fue llamado junto a su abuela paterna, doña María Avelina Gutiérrez, para ser educado e instruido con el estipendio que el Estado, le pagaba, por los servicios prestados a la Patria, por el Coronel Prado. La precariedad económica obligaba a la abuela a coser encargos, en un altillo de Lima, tenían que poner periódicos en las patas de la máquina para que no protestaran los inquilinos de los pisos inferiores, por el ruido que se producía al coser.
Estudia en el Colegio “Guadalupe” para luego dedicarse a la Construcción Civil, llegando a edificar varios inmuebles en Miraflores, que hasta hoy existen dos en la calle Schell, con el estilo de la época, hechos de caña y barro.
En estos años de su vida, la abuela le relata escenas inéditas de la niñez de su padre Leoncio Prado Gutierrez, su hijo único. Como aquella que conjuntamente con sus hermanos de padre, Grocio y Justo, tenían que ver a su progenitor: Don Mariano Ignacio Prado, a escondidas de sus demás familiares, esperándole detrás de las esquinas para poder hablar con él. Asumiendo el estoico sufrimiento de la abuela al contarle el episodio del sepelio de su hijo, en Lima, cuando ella hizo llegar su humilde ofrenda floral, impregnada con todo el dolor y el amor de madre, adornada con una cinta peruana donde puso: "M. Avelina Gutiérrez a su hijo Leoncio Prado”, la familia Prado Ugarteche, arrancó la cinta y juntamente con las flores, la tiraron en un rincón. Es la misma, que hoy después de más de cien años, fue donada por sus hijos, al cumplir los cien años del fusilamiento del Héroe de Huamachuco, juntamente con cartas familiares, fotos y otros documentos y se conserva en el Museo del Colegio Militar “Leoncio Prado” de Lima.
En 1910, Leoncio Prado Pacheco se enrola como soldado voluntario, cuando se produce el conflicto con el Ecuador, llegando hasta la frontera del vecino país.
En 1914, empieza su vida política, como Subprefecto de Chosica.
De 1916 a 1918 es Subprefecto de Huamachuco
De 1918 a 1919 es Subprefecto de Trujillo
De 1930 a 1932 Subprefecto de Huamachuco
De 1943 a 1946 Inspector-Visitador Regional de Trabajo de Huamachuco y Pataz.
De 1956 a 1961 Subprefecto de Huamachuco.
Ardiente defensor de la Memoria y obra de doña Florencia de Mora de Sandoval y del Tribuno de la República y Padre de la Patria don José Faustino Sánchez Carrión.
Propulsor de una campaña para recaudar fondos para erigir el monumento a Sánchez Carrión, en ésta recaudación cooperaron muchas Municipalidades de diferentes partes del país llegando a recaudarse la suma de aproximadamente 16,000 soles de oro, depositados en una cuenta intangible en el Banco Latino.
Obsequió las dos reliquias que rescatara don Abelardo Gamarra, “El Tunante”, su padrino y amigo personal, le entregará, por ser hijo del Héroe de Huamachuco, como un legado sagrado: Una banderola al Colegio San Nicolás, que en algún momento se hizo de ella un trapo para limpiar la mesa del director y limpiar las plumas de escribir de aquel entonces, por lo que don Leoncio Prado, años después, al descubrir tamaña afrenta la quemó en el patio principal del plantel ante la ignorancia e ingratitud de su plana docente de ese entonces. La otra es una bandera peruana, cosida a mano, que flameara en la Batalla de Huamachuco; la obsequia a la Beneficencia Pública de Huamachuco, aún se conserva en el salón de Personajes Ilustres. En dicha bandera se nota, en diferentes parte manchas de sangre de los heroicos soldados peruanos y esta atravesada por balas.
Colaborador con datos importantes sobre Leoncio Prado Gutiérrez, José Faustino Sánchez Carrión y César Vallejo, con los historiadores: Raúl Porras Barrenechea, Esteban Pavletich y Luis Humberto Delgado.
Muere el 11 de octubre de 1973, en Huamachuco, cumpliéndose así su gran deseo de morir donde muriera su padre.
Esta es, a grandes rasgos, la figura de don Leoncio Prado Pacheco, hombre justo, autoridad modelo, que nunca quebrantó sus ideales de justicia social, libertad y honestidad, aun a costa de su propio bienestar.

Agradecemos de manera especial a la Sra. Naya Prado y a Lucio Flores por el presente artìculo, como tambièn a la biblioteca de la Beneficencia Pública de Huamachuco




Boletín editado por Diálogo S.A.

Santos Jaimes Serkovic dijo...

En honor a la verdad también debemos decir que las exactas palabras de nuestro héroe Leoncio Prado Gutierrez y que siempre recordamos en cada aniversario son: ¡Huanuqueños! hijos de mi pueblo, hermanos de mi alma, sabed que la bala enemiga no mata! Nada mas. La otra parte que se le atribuye: 'porque morir por la patria es vivir en la inmortalidad de la gloria' al parecer es un derivado de la frase: 'porque morir por la patria es vivir la vida inmarcesible del honor y la gloria'... que pertenece a don Ezequiel Ayllón, en un discurso que diera en la plaza de armas de Huanuco alguna vez en uno de las ceremonias en homenaje al héroe. Esto está consignado claramente en el libro EL héroe y mártir Leoncio Prado, escrita por su nieta Maria Avelina Prado de Pigatti reeditada el año 2003 con ocasion del sesquicentenario de su nacimiento. A esto hay que agregar que la frase 'la bala enemiga no mata' fue extraida por LPG del himno cubano.

La misma dama y tal año nos concedió una entrevista (a la comisión) en su casa de Las Casuarinas en donde nos contó con lujo de detalles acerca de su abuelo LPG y de su hijo póstumo Leoncio Prado Pacheco (su madre Paula Pacheco) y cuya biografía se encuentra muy bien definida en la pagina web de la Historia de Huamachuco (www.wamachuko.com) y otras en donde fue gran personaje. Por tal acontecimiento, hasta en dos ocasiones hemos escrito artículos publicados en el diario AHORA el 2003 y 2004 sobre LPP a quien le debemos un póstumo reconocimiento público porque su obra todavía no cala hondo en la conciencia de los huanuqueños y que mediante los blogs y las opiniones que se vienen sucitando felizmente se vienen dando, por lo cual debemos felicitarnos y continuar difundiendo.

Saludos, Andrés Santamaria

Luis dijo...

Agradezco que un capítulo de mi investigación publicada por el entonces Ministerio de Guerra en 1983, con ocasión de conmemorarse el centenario de la inmolación de Leoncio Prado, sirva para buscar la verdad histórica y replicar la falsa, fabulada, tergiversada y afiebrada versión urdida por los chilenos y repetida por los chilenófilos de ayer y hoy.
A veces, por poner en claro verdades como el salvaje asesinato de Leoncio Prado, o la traición de Iglesias, Panizo, Vento y demás, uno va acumulando, sin proponérselo, enemistades e incomprensiones. Esto a veces frustra, porque así como se silencia o soslaya el aporte de quienes investigan, salen a la palestra y hablan quienes nada tendrían que hablar, pontifican sobre necedades y lucen sus galas en las ceremonias oficiales.
No lamento el no haber sido invitado a los actos oficiales con los que se recordó el Sesquicentenario del Nacimiento de Leoncio Prado. No habría podido compartir tribuna con algunos poderosos personajes cuyo patriotismo es más bien pose demagógica. Desde la modestia de la Revista "Cáceres" honramos, sin embargo, dicha efemérides, publicando varias notas de homenaje al Héroe de la Juventud, que veo reproducidas en este blog, lo que compromete mi sincera gratitud.
Sobre la participación de los huanuqueños en la resistencia patria de 1881 a 1884 hay aún mucho que decir, pero hagámoslo sobres las indispensables fuentes documentales. No proceder así es atentar contra la verdad, confundir a los lectores con meras especulaciones, como aquella de mencionar a la masonería. Saludos, por todo ello, a los que entienden la historia como una Ciencia Social.
Desde La Breña:
Luis Guzmán Palomino.

Anónimo dijo...

Sr. Santos Jaimes:
No explicó claramente como contribuyen sus proyectos de ley en beneficio de Huánuco. Tal vez me perdí la fiesta, pero no me quedó claro, me gustaría que lo explique.
Ud. es ingeniero, así que debe decir las cosas concretas y claras.
Sr. Carlos gutierrez:
Estoy en completo desacuerdo con usted y le explico porque.
Por ejemplo en vuestra tierra vivieron los caras y cañaris
que si fueron absorbidos por el imperio inca, no quiere decir que sean incas.
Sr. Jan:
No existe la RAL, existe la RAE (Real Academia Española). Ojo.
Cuide su hígado. le recomiendo tomarse unas vacaciones, eso a manera de una cordial sugerencia.
Mariano Cavalíe:
Tengo un buen amigo de apellido Cavalíe, que vive en Huánuco. Pero que mal hace quedar usted a ese apellido.
Orlando:
Felicitaciones por su página, al fin encuentro un blog huanuqueño.
Saludos a todos los participantes.
Guillermo.

Anónimo dijo...

Sr. Luis Guzmán:
Reciba un saludo fraterno, coincido con su opinión. Es trágico que haya gente que ni siquiera tenga la capacidad de discrepar de lo que comunmente nos enseñan en las escuelas; gente que se obstina en defender esa delirante historia sobre el fusilamiento, como si lo hubieran presenciado sus propios ojos.
Creo que si en paz estamos tan divididos lo peruanos, con mucha mas razón lo estaban en ese entonces, en plena guerra.
Acá hasta se llega a un punto de que un ex congresista nos endosa la etiqueta de incapaces, para congraciarse con un desagradable advenedizo, que viene según él, con intenciones integradoras, pero no hace mas que distorsionar y ensuciar las opiniones y a dar cabida a cosas intrascendentes como la condición de hijo natural de Leoncio Prado.
Guillermo:
Es cierto es RAE, no RAL, fue un lapsus lingüis.
JAN

Anónimo dijo...

Y los de la franela ahuecaron el ala...
Y el "imbestigador" que es una "persona calificada (y los huanuqueños no)" ya dejó de investigar.
A algunos individuos en Huánuco, deberían declararlas personas no gratas y creo que cualquier lector sabe a quien me refiero.
No es que sea un renegado (como me llamó un cudrúpedo), pero aca hay suficientes causas para por lo menos renegar:
-Congresistas o excongresistas que llegaron a representar al departamento y no hicieron o no hacen nada positivo por el y no responden claramente cuando los cuestionan.
-Esperpentos (diz que profesionales) arrastrándose con la franela detrás de alguien, escribiendo como verdaderos analfabetos y celebrando sus faltas.
Para renegar y sentir vergüenza ajena.
-Una ex autoridad, que nos ningunea y nos proclama incapaces de investigar, mientras se refiere a un mediocre extranjero(que no investiga siquiera como se escribe la palabra 'vuestra'), como una persona capaz y calificada para la investigación.
Por último no es que yo crea que le he ganado a alguien o sea la última chupada de mango como dice el pollino; soy un ciudadano de conocimiento apenas medio, pero es por lo menos irritante conocer ciertas opiniones vertidas por los referidos personajes.
JAN

Luis dijo...

CÁCERES EN CERRO DE PASCO Y HUANUCO. INFORMA SOBRE MUERTE DE TRAIDORES Y RESISTENCIA PATRIOTA A LAS PUERTAS DE LIMA
Tarma, julio 31 de 1881
Excmo. Señor Dr.
Dn. Nicolás de Piérola
Excmo. Señor:
Me cabe la satisfacción de saludar a V.E. después de mi regreso de Huánuco, deseándole completa salud.
A consecuencia del estado de insubordinación en que se hallaba Cerro, me resolví a marchar a ese lugar para restablecer el orden y pacificar esa población; pero a mi aproximación el pueblo de Vilcabamba había ocupado ese lugar después de la resistencia que le hicieron Minaya, Cortázar y otros pocos, todos perfectamente armados.
A mi llegada he podido apreciar el encono que hay contra todos esos malos ciudadanos departe del pueblo que se ha constituido en perseguidor de todos los que rodean a Cortázar y Minaya.
El cura Lino y tres individuos más fueron tomados por el pueblo y muertos; cortándoles las cabezas, que fueron llevadas en procesión a Cerro. Pude reprimir este escándalo manifestándoles que, si cumplían un sagrado deber con perseguir a los revolucionarios no estaban autorizados a castigarlos cometiendo los crímenes que acababan de realizar, y que en lo sucesivo si aprehendían a alguno lo encargaran a la autoridad para que ella les aplicara el castigo correspondiente.
Continué mi viaje a Huánuco, donde he dictado las medidas de que doy cuenta en oficio de hoy al S.S.G.
En todas las ciudades y pueblos que he recorrido he encontrado gran entusiasmo y decisión por el orden y adhesión a la autoridad de V.E: En Cerro y Huánuco he podido conseguir donativos más o menos considerables para el sostén de las fuerzas y su equipo. Estos aumentan en número y se organizan con entusiasmo en todas partes. Sólo me faltan armas que darles pues las que he podido adquirir se hallan distribuidas en las columnas que se organizaron anteriormente.
A propósito de armas, se me asegura que el gran montero tiene un considerable número y sería muy conveniente que V.E: se dignara ordenar que se me remita una parte de ellas, porque son de indispensable necesidad en estos lugares para solidificar la defensa de la quebrada.
Se asegura que los chilenos han reforzado Chosica con 500 ó 1,000 hombres. La línea está interceptada cerca de ese lugar, teniendo un convoy de este lado para el servicio. Nuestras avanzadas se hallan en Cocachacra.
Por parte del Coronel Bedoya, fechada en Sayán sé que apareció nuestra bandera izada en el portal de Botoneros, sin que los chilenos se atrevieran a arriarla, y que ellos permanecieron con sus fuerzas en son de combate en sus cuarteles. Hoy, han cercado todas las portadas y se dice que no permiten la salida de nadie al exterior.
También me dice el mismo Coronel que se había echado a pique un buque en Paita y que se aseguraba que era el Huáscar. Como no tengo pormenores sobre el particular me limito a comunicarle a V.E. por medio de esta; deseando, desde luego que sean ciertas estas noticias, cuya significación en favor nuestro podrá apreciar vuestra excelencia convenientemente.
Parece el Congreso de Chorrillos ha nombrado como plenipotenciario para ajustar la paz con los chilenos al doctor Forero. Tan luego que reciba pormenores los comunicaré a V.E. por propio.
Mañana salgo para Chicla después de algunos días de ausencia, en los cuales no ha habido novedad y que han sido aprovechados en pacificar los lugares en los que se había alterado el orden público y en conseguir elementos en favor del país.
Las maestranzas funcionan con regularidad y pronto creo quedaran atendidas las necesidades de la tropa que tengo.
Me permito manifestar a V.E. que me hallo muy mortificado con algunas autoridades que, desagraciadamente, más procuran para sí que para el país.
Estando vacante la Prefectura de Junín, he nombrado en lugar del Coronel Aduvire al señor Guillermo Ferreyros, nombramiento que espero será de la aprobación de V.E. Este caballero ha dado pruebas repetidas de su competencia, tino, prudencia y decisión por nuestra causa, así es que espero que será una buena autoridad en el departamento y muy apropiada a las circunstancias por su actividad y patriotismo.
Adjunto a V.E. la proclama que he dado a los departamentos de Junín y Huancayo y que me complacerá sea de su agrado.
Deseando que el Congreso halla comenzado sus funciones y V.E: encuentre en él el poderosos elemento que su patriotismo y esfuerzos en bien de la patria requieren, tengo el honor de suscribirme V.E: como siempre su afectísimo amigo S.S.
Andrés A. Cáceres.
Archivo Piérola, Biblioteca Nacional, Caja No. 57.

Anónimo dijo...

Oí de algunos comentarios que Nicolas de Pierola tuvo tratos no tan patriotas con los chilenos, que de cierto hay en eso?
Y de Mariano Ignacio Prado cual es la verdad respecto a su salida del país y la supuesta traición.

Luis dijo...

Estimado amigo:
Lo acontecido este último fin de semana en la Cripta de los Héroes de la Guerra del Pacífico, motiva las líneas que a continuación firmamos colectivamente, esperando que usted tenga a bien difundirlas en el colectivo que integra, pues estamos ante un tema de la mayor gravedad, que no puede soslayarse de ninguna manera.
Reciba nuestra gratitud y nuestro respeto.
Frente Nacional Cáceres del Perú.
UN TRAIDOR EN LA CRIPTA DE LOS HÉROES
Cáceres escribió en 1883: "Yo no veo en Iglesias sino a un teniente chileno, que obedece los mandatos de Chile". Pues bien, emulando a su "héroe", el mandatario de turno hace política chilena, da por cierta la versión chilena de la guerra del guano y del salitre y por ello anuncia que llevará a la Cripta de los Héroes al supremo traidor Miguel Iglesias. Pero otra cosa no se podía esperar de quien en su discurso inaugural dedicó esta su segunda presidencia nada menos que a Nicolás de Piérola. Ergo, como Piérola e Iglesias, es chilenófilo y, en consecuencia, anti cacerista. Por eso ha evitado estar presente en los homenajes que la Nación tributa año tras año al Héroe de la Resistencia Patria; y similar proceder muestra su incalificable Ministro de Defensa. Del presidente de facto del Centro de Estudios Histórico Militares del Perú, colocado allí por Vladimiro Montesinos y re-re-re-reelegido con amañadas artes, tampoco podía esperarse otra cosa.
Reiteramos, no sorprende este atentado contra la memoria de los que ofrendaron sus vidas por impedir la desmembración de nuestro territorio. Y difícilmente podrá evitarse que se consume esta nueva felonía si no se protesta poniendo el tema en debate en los medios de comunicación masiva, no obstante conocer que la libertad de prensa es en nuestro país libertad de empresa. De lo contrario, pronto veremos al traidor Iglesias recibiendo honores de héroe junto a Grau, Bolognesi y Cáceres. Y luego veremos cómo entran también a la Cripta de los Héroes de la Guerra del Pacífico (que como tal fue creada hace un siglo) Nicolás de Piérola, Mariano Castro Zaldívar, Antonio de Lavalle, Manuel de la Encarnación Vento y toda la cáfila de proditores que festejaron como una victoria propia la sangrienta hecatombe de Huamachuco, donde se ofrendaron en sublime holocausto más de un millar de heroicos patriotas.
Quienes hoy piden la reivindicación de Iglesias tendrían que revisar los periódicos del tiempo de la guerra, para documentarse adecuadamente sobre lo que fue la traición. Salvo que basados en la mentira (pues hay plumíferos que saben inventar versiones para todos los gustos) se quiera hacer tabla rasa con la historia.
En las siguientes líneas, un apunte sobre Montán, uno de los capítulos más canallescos de la historia de la traición y la infamia.
MONTÁN
Hasta hace muy pocos años, Miguel Iglesias era considerado un héroe de la resistencia. Hasta hoy, así lo estiman todavía muchos, creyéndolo conductor de la victoria de San Pablo. Varias avenidas llevan su nombre, conserva aún efigies y monumentos. Pero la historia lo registra como un traidor, un hombre que antepuso sus intereses personales -era señor feudal en Cajamarca- a los sagrados e irrenunciables del honor y el patriotismo. Cierto que peleó en la defensa de Chorrillos, dicen que se batió bizarramente. Allí perdió a uno de sus hijos; y cayó prisionero. Pocas horas después, hay testimonio de ello, empezó a actuar como emisario de los chilenos, que no tardaron en dejarlo libre, sin duda tras comprometer su colaboracionismo.
En tanto Cáceres marchaba a la sierra para resistir en La Breña, Iglesias pasaba a Cajamarca, para retirarse a sus haciendas. De aquella tranquilidad lo sacaría el incalificable Montero, para hacerlo jefe del ejército del norte. Al dejar Montero Cajamarca, para instalar la sede de su gobierno en Arequipa, Iglesias asumió el mando supremo en el norte, secundado por los feudales de la región y obedeciendo, incontestablemente, órdenes de Piérola, de quien fue fanático partidario.
SE FRUSTRA EL FRENTE PATRIOTA
Con las victorias de julio de 1882 (Marcavalle, Pucará y Concepción) quedaba probado que la lucha emprendida por las huestes patriotas del general Cáceres se ceñía a una bien meditada estrategia, pues causando al enemigo tales reveses a la larga terminaría obligándolo a retirarse definitivamente del país, sobre todo si la resistencia se extendía a todas las latitudes del país. Ello, incluso, tenía repercusiones en Chile, cuyo gobierno, para sostener una prolongada ocupación, necesariamente se veía impelido a dictar reclutamientos forzosos, originando el descontento social, a la vez que debilitaba su economía, ahondando su crisis interna. No era entonces insensato pensar en la validez de la guerra prolongada de guerrillas, pero para que ésta alcanzase el triunfo habría sido necesaria la unidad de opinión en todo el Perú.
Desgraciadamente, la nefasta actitud de los grupos de poder impediría la conformación de un sólido frente común. Porque precisamente en esos días de tremenda crisis para el enemigo, acudiría en su auxilio un grupúsculo de peruanos que prefirió el pacto entreguista con el invasor antes que ver en peligro sus intereses de clase dominante.
SAN PABLO Y MONTÁN
Coincidiendo con la contraofensiva patriota en el Centro, se desarrollaron sucesos no previstos en el Norte. Una columna chilena, violando el secreto pacto de no agresión que tenía Miguel Iglesias con el alto mando enemigo, incursionó en Cajamarca en plan de saqueo. El pueblo reclamó combatir y no pudo oponerse a ello Iglesias, pero se cuidó de tomar parte en la batalla librada en San Pablo el 13 de julio de 1882. Como los chilenos se pusieran en retirada, Iglesias proclamó victoria y lanzó una arenga opuesta a su concepción derrotista. Ante esto, dos nuevas divisiones chilenas se movilizaron sobre esa región, provocando la sola noticia de su proximidad el pavor de Iglesias, quien fugó al interior.
Teniendo el campo libre los chilenos cobraron venganza. Chota, bastión de la resistencia patriota, fue destruida el 30 de agosto. Iglesias, a punto de ser alcanzado, se detuvo en la hacienda Montán, donde el 31 de agosto firmó un Manifiesto, que se inscribiría entre las más execrables páginas de la infamia. Se pronunció por la rendición absoluta y el ajuste de paz bajo las condiciones que Chile impusiera, comprometiéndose a servir en ese propósito.
PALABRAS DE TRAIDOR
No tuvo empacho en renegar del triunfo de San Pablo, señalando que fue "pueblo inexperto" el que precipitó "el estéril triunfo de un instante". Rechazó la "fiebre de una guerra activa y esperanza de una paz ventajosa", porque a su juicio eran "imposibles después de nuestros repetidos descalabros".
Como tales, en su ceguera, consideró las victorias obtenidas por Cáceres en el Centro. Con esa lógica no sorprendió que tildara a los patriotas de "guerreros de gabinete, patriotas de taberna, zurcidos de intrigas infernales, cobardes, mil veces cobardes y autores de la catástrofe nacional".
UNA HISTORIA QUE NO DEBEMOS OLVIDAR
Acogerían los chilenos las rastreras proposiciones de Iglesias, que se proclamó presidente regenerador del Perú. Y sus partidarios actuaron como guías, espías y vanguardia del ejército invasor que luchó contra Cáceres, en Huamachuco y en toda la región central. Por eso Cáceres lo calificó como teniente de los chilenos y los pueblos como traidor a la causa patriota.
Epílogo de su felonía fue la suscripción del tratado de Ancón, en los días en que aún corría a raudales la sangre de patriotas en La Breña. Esa es parte de una historia que de ninguna manera puede olvidarse, porque dejó huella imborrable, como dijera el padre Rubén Vargas Ugarte.
(Frente Nacional Cáceres del Perú)

Andrés Avelino dijo...

Estimado amigo:
Lo acontecido este último fin de semana en la Cripta de los Héroes de la Guerra del Pacífico, motiva las líneas que a continuación firmamos colectivamente, esperando que usted tenga a bien difundirlas en el colectivo que integra, pues estamos ante un tema de la mayor gravedad, que no puede soslayarse de ninguna manera.
Reciba nuestra gratitud y nuestro respeto.
Frente Nacional Cáceres del Perú.

UN TRAIDOR EN LA CRIPTA DE LOS HÉROES
Cáceres escribió en 1883: "Yo no veo en Iglesias sino a un teniente chileno, que obedece los mandatos de Chile". Pues bien, emulando a su "héroe", el mandatario de turno hace política chilena, da por cierta la versión chilena de la guerra del guano y del salitre y por ello anuncia que llevará a la Cripta de los Héroes al supremo traidor Miguel Iglesias. Pero otra cosa no se podía esperar de quien en su discurso inaugural dedicó esta su segunda presidencia nada menos que a Nicolás de Piérola. Ergo, como Piérola e Iglesias, es chilenófilo y, en consecuencia, anti cacerista. Por eso ha evitado estar presente en los homenajes que la Nación tributa año tras año al Héroe de la Resistencia Patria; y similar proceder muestra su incalificable Ministro de Defensa. Del presidente de facto del Centro de Estudios Histórico Militares del Perú, colocado allí por Vladimiro Montesinos y re-re-re-reelegido con amañadas artes, tampoco podía esperarse otra cosa.
Reiteramos, no sorprende este atentado contra la memoria de los que ofrendaron sus vidas por impedir la desmembración de nuestro territorio. Y difícilmente podrá evitarse que se consume esta nueva felonía si no se protesta poniendo el tema en debate en los medios de comunicación masiva, no obstante conocer que la libertad de prensa es en nuestro país libertad de empresa. De lo contrario, pronto veremos al traidor Iglesias recibiendo honores de héroe junto a Grau, Bolognesi y Cáceres. Y luego veremos cómo entran también a la Cripta de los Héroes de la Guerra del Pacífico (que como tal fue creada hace un siglo) Nicolás de Piérola, Mariano Castro Zaldívar, Antonio de Lavalle, Manuel de la Encarnación Vento y toda la cáfila de proditores que festejaron como una victoria propia la sangrienta hecatombe de Huamachuco, donde se ofrendaron en sublime holocausto más de un millar de heroicos patriotas.
Antes de seguir desbarrando, quienes hoy piden la reivindicación de Iglesias tendrían que revisar los periódicos del tiempo de la guerra, para documentarse adecuadamente sobre lo que fue la traición. Salvo que basados en la mentira (pues hay plumíferos que saben inventar versiones para todos los gustos) se quiera hacer tabla rasa con la historia.
En las siguientes líneas, un apunte sobre Montán, uno de los capítulos más canallescos de la historia de la traición y la infamia.
MONTÁN
Hasta hace muy pocos años, Miguel Iglesias era considerado un héroe de la resistencia. Hasta hoy, así lo estiman todavía muchos, creyéndolo conductor de la victoria de San Pablo. Varias avenidas llevan su nombre, conserva aún efigies y monumentos. Pero la historia lo registra como un traidor, un hombre que antepuso sus intereses personales -era señor feudal en Cajamarca- a los sagrados e irrenunciables del honor y el patriotismo. Cierto que peleó en la defensa de Chorrillos, dicen que se batió bizarramente. Allí perdió a uno de sus hijos; y cayó prisionero. Pocas horas después, hay testimonio de ello, empezó a actuar como emisario de los chilenos, que no tardaron en dejarlo libre, sin duda tras comprometer su colaboracionismo.
En tanto Cáceres marchaba a la sierra para resistir en La Breña, Iglesias pasaba a Cajamarca, para retirarse a sus haciendas. De aquella tranquilidad lo sacaría el incalificable Montero, para hacerlo jefe del ejército del norte. Al dejar Montero Cajamarca, para instalar la sede de su gobierno en Arequipa, Iglesias asumió el mando supremo en el norte, secundado por los feudales de la región y obedeciendo, incontestablemente, órdenes de Piérola, de quien fue fanático partidario.
SE FRUSTRA EL FRENTE PATRIOTA
Con las victorias de julio de 1882 (Marcavalle, Pucará y Concepción) quedaba probado que la lucha emprendida por las huestes patriotas del general Cáceres se ceñía a una bien meditada estrategia, pues causando al enemigo tales reveses a la larga terminaría obligándolo a retirarse definitivamente del país, sobre todo si la resistencia se extendía a todas las latitudes del país. Ello, incluso, tenía repercusiones en Chile, cuyo gobierno, para sostener una prolongada ocupación, necesariamente se veía impelido a dictar reclutamientos forzosos, originando el descontento social, a la vez que debilitaba su economía, ahondando su crisis interna. No era entonces insensato pensar en la validez de la guerra prolongada de guerrillas, pero para que ésta alcanzase el triunfo habría sido necesaria la unidad de opinión en todo el Perú.
Desgraciadamente, la nefasta actitud de los grupos de poder impediría la conformación de un sólido frente común. Porque precisamente en esos días de tremenda crisis para el enemigo, acudiría en su auxilio un grupúsculo de peruanos que prefirió el pacto entreguista con el invasor antes que ver en peligro sus intereses de clase dominante.
SAN PABLO Y MONTÁN
Coincidiendo con la contraofensiva patriota en el Centro, se desarrollaron sucesos no previstos en el Norte. Una columna chilena, violando el secreto pacto de no agresión que tenía Miguel Iglesias con el alto mando enemigo, incursionó en Cajamarca en plan de saqueo. El pueblo reclamó combatir y no pudo oponerse a ello Iglesias, pero se cuidó de tomar parte en la batalla librada en San Pablo el 13 de julio de 1882. Como los chilenos se pusieran en retirada, Iglesias proclamó victoria y lanzó una arenga opuesta a su concepción derrotista. Ante esto, dos nuevas divisiones chilenas se movilizaron sobre esa región, provocando la sola noticia de su proximidad el pavor de Iglesias, quien fugó al interior.
Teniendo el campo libre los chilenos cobraron venganza. Chota, bastión de la resistencia patriota, fue destruida el 30 de agosto. Iglesias, a punto de ser alcanzado, se detuvo en la hacienda Montán, donde el 31 de agosto firmó un Manifiesto, que se inscribiría entre las más execrables páginas de la infamia. Se pronunció por la rendición absoluta y el ajuste de paz bajo las condiciones que Chile impusiera, comprometiéndose a servir en ese propósito.
PALABRAS DE TRAIDOR
No tuvo empacho en renegar del triunfo de San Pablo, señalando que fue "pueblo inexperto" el que precipitó "el estéril triunfo de un instante". Rechazó la "fiebre de una guerra activa y esperanza de una paz ventajosa", porque a su juicio eran "imposibles después de nuestros repetidos descalabros".
Como tales, en su ceguera, consideró las victorias obtenidas por Cáceres en el Centro. Con esa lógica no sorprendió que tildara a los patriotas de "guerreros de gabinete, patriotas de taberna, zurcidos de intrigas infernales, cobardes, mil veces cobardes y autores de la catástrofe nacional".
UNA HISTORIA QUE NO DEBEMOS OLVIDAR
Acogerían los chilenos las rastreras proposiciones de Iglesias, que se proclamó presidente regenerador del Perú. Y sus partidarios actuaron como guías, espías y vanguardia del ejército invasor que luchó contra Cáceres, en Huamachuco y en toda la región central. Por eso Cáceres lo calificó como teniente de los chilenos y los pueblos como traidor a la causa patriota.
Epílogo de su felonía fue la suscripción del tratado de Ancón, en los días en que aún corría a raudales la sangre de patriotas en La Breña. Esa es parte de una historia que de ninguna manera puede olvidarse, porque dejó huella imborrable, como dijera el padre Rubén Vargas Ugarte.

Anónimo dijo...

Obviamente hay muchos capítulos de la historia peruana que desconocemos. Dígame Sr. Guzmán: ¿Ha oído sobre Aparicio Pomares?
Y sobre ese hecho de colocar a Iglesias en la Cripta de los Héroes del Pacífico, no tenía el mínimo conocimiento, creo que muchas cosas pasan en el Perú de forma un tanto oculta para el común de los ciudadanos.
Por último y espero no ser impertinente con la pregunta: ¿tiene su organización, el Frente Nacional Cáceres del Perú , relación alguna con el movimiento político que alude al héroe de la Breña?
Saludos y gracias por la atención que le brinda al blog.
JAN

Andrés Avelino dijo...

CÁCERES DENUNCIA LA TRAICIÓN DE IGLESIAS
Podría escribirse un tomo entero documentando lo que fue la sinuosa conducta de Miguel Iglesias en la aciaga guerra del guano y del salitre. Cáceres hablo de traición y ciertamente lo fue, porque el nefasto proceder de Iglesias se produjo precisamente cuando la suerte de la guerra parecía cambiar a favor del Perú, tras los triunfos patriotas en la contraofensiva lanzada desde Ayacucho hasta el Rímac, que liberó gran parte del territorio obligando al enemigo a encerrarse en Lima, en tanto que en Chile se protestaba por la prolongación de la guerra. Entonces resulta inexplicable que se pretenda reivindicar al traidor, apelando a la inexacta versión de que capituló cuando todo estaba perdido. Nada más alejado de la verdad. Por eso, la insinuación de trasladar sus restos mortales a la Cripta de los Héroes de la Guerra del Pacífico obedece a un equívoco que es preciso corregir. La historia de la traición está ampliamente documentada, y en las siguientes líneas ofrecemos uno de sus capítulos, escrito por el profesor Luis Guzmán Palomino, quien narra documentadamente el impacto que produjo en el cuartel general patriota la noticia del Grito de Montán. Con seguridad, ello debió producir en Cáceres y los breñeros la misma indignación que hemos sentido al advertir la escandalosa conversión de un traidor en héroe, por obra y gracia de palabras pronunciadas al desgaire, palabras que no tienen por qué repetirse.
“UN GOLPE TERRIBLE PARA EL PATRIOTISMO PERUANO”
Profunda consternación causó en Tarma, cuartel general del Ejército del Centro, el conocimiento de la traición de Iglesias, consumada con el Grito de Montán el 31 de agosto de 1882. Cuando se lograba con grandes esfuerzos la reorganización y equipamiento de las unidades patriotas, cuando llegaban par¬tes dando cuenta del resurgimiento de la resistencia guerrillera en varias zonas del país, cuando afluían los contingentes de humildes comuneros indios ofreciendo contribuir en la guerra patria con sus primitivas armas de piedra y madera; en fin, cuando habían renacido las esperanzas en el resultado exitoso de la guerra prolon¬gada, “vislumbróse por el Norte un punto tenebroso y siniestro que amenazaba desarrollarse de una manera funesta y desastrosa para la honra e intereses de la patria”.
Así describió la situación Abelardo Gamarra, soldado de La Breña: "La facción abortada en Montán invocó la paz de hinojos, secundando las miras del enemigo, y a su ejemplo, algunos otros malos peruanos incitaron a la traición en los pueblos vecinos al cuartel general que enarbolaba el pabellón nacional dispuesto a sostenerlo a toda costa". Entre los breñeros se habló de que Iglesias se había vendido al mejor postor y que su actitud constituía "un golpe terrible para el patriotismo peruano".
“INFAME REBELIÓN QUE NO TIENE NOMBRE”
Cáceres, casi al mismo tiempo de recibir informe sobre la resistencia gue¬rrillera en Purhuay, donde se combatió el 6 de octubre de aquel año, tuvo noticia de lo sucedido en Cajamarca por un ejemplar del "Diario Oficial" chileno que le fue re¬mitido desde la capital. Es de suponerse su tremenda indignación, pues ella se trasluce en sus proclamas de octubre. Empero, su primera reacción fue dirigir un oficio al prefecto de Ancash, departamento que aunque caía en la jurisdicción de Iglesias fue el primero en desconocerlo. En dicho oficio hizo un examen del Manifiesto de Montán y del decreto firmado por Iglesias en Cajamarca el 16 de setiembre, reprobando el atentado de lesa patria y denunciando al traidor por implorar la paz de rodillas:
"En esos documentos oficiales que desgraciadamente se han lanzado a la luz pública -dijo el Jefe de La Breña-, se desconoce la autoridad del Supremo Gobierno proclamado por la voluntad popular, y representado en la persona de S. E. el Vice Presidente de la República encargado del poder Ejecutivo, contralmirante Lizardo Montero; por ese Manifiesto, fruto de una tristísima ofuscación, se segrega del Gobierno Constitucional del Estado la región territorial comprendida por los departamentos del Norte; en ese documento se convoca a esos pueblos para que decidan ellos la forma de gobierno que debe regir sus destinos, rompiendo de hecho la unifi¬cación de la república y sembrando en ella los elementos dañosos de la anarquía, precisamente en las horas en que el país exigía para su salvación, el concurso y la unánime voluntad de los buenos ciudadanos.
“En esos documentos, por último, se acepta la paz bajo las condiciones impuestas por el enemigo, de cesión de la parte más rica y valiosa del territorio… A la verdad, apenas es explicable lo que pasa, y ante la deformidad de la acción llevada a cabo por el general Iglesias, los pueblos del Centro y todos los que se conservan fieles a la causa sagrada de la uni¬ficación nacional, no pueden creer jamás sino que el Manifiesto de que me ocupo es obra exclusiva de un mal peruano y de ninguna manera el eco de los distingui¬dos y patrióticos departamentos del Norte de la república… V. S., en nombre de la dignidad nacional, sabrá condenar y reprobar tan triste y criminal atentado, haciendo por su parte todo lo que es posible hacer para ahogar en su principio esa infame rebelión que no tiene nombre”.
Cáceres, en ese mismo documento, respondiendo a los que lo culpaban de insistir en una resistencia inútil, dejó escritas estas esclarecedoras líneas: "Los pueblos de esta Nación, y en particular los del Centro, no hacen la guerra por el deseo de continuarla y llenar el territorio de luto y de miseria, no derraman la sangre preciosa de sus hijos por el insensato placer de sacrificar estérilmente víctimas en los altares de la patria; prosiguen la guerra y hostilizan infatigable¬mente al enemigo con el único objeto que se proponen los pueblos civilizados y que prescriben las leyes eternas del derecho internacional respecto de la guerra, con el fin de alcanzar el desagravio de sus derechos desconocidos, por medio de un tratado que no esté en pugna con su dignidad y soberanía nacional.
“UNA PAZ IMPLORADA DE RODILLAS”
El 16 de octubre, el jefe de la Resistencia Nacional lanzó una solemne proclama a los ciudadanos de la República y especialmente a los habitantes del Centro. Renovó sus críticas al traidor y ratificó su esperanza en que los pueblos del Perú se mantendrían firmes en el sendero del deber, condenando al que imploraba a Chile de rodillas la paz humillante y vergonzosa. Estas fueron sus palabras:
"Conciudadanos:
“Cuando a la sombra de la unidad política, consolidada con extraordi¬narios y sangrientos sacrificios, el Perú se presentaba ante sus implacables enemigos a la altura de su dignidad y de sus gloriosas tradiciones, el General Iglesias ha venido a levantar el odioso pendón de la anarquía, proclaman¬do los departamentos del Norte independientes del gobierno nacional y cali¬ficando como un crimen y falso honor al sentimiento que conduce a los de¬fensores del país a luchar por la soberanía e integridad territorial de la re¬pública.
“Semejante inconcebible procedimiento del Jefe del Norte significa¬ría para el enemigo un triunfo incomparable; y envolvería para nosotros el más funesto descalabro, tendentes a facilitar a Chile sus propósitos de domi¬nación y de conquista, y a presentarnos a la contemplación del mundo como un pueblo ingobernable, sin moral política, sin fe en sus propios destinos e incapaz de sobrellevar con nobleza las amarguras que ofrece el infortunio, si la obra de Iglesias no tuviera como tiene para su inmediata destrucción el sello de su monstruosa iniquidad.
"Habitantes del Centro:
“En el sendero del deber y de las conveniencias del Perú en que me encuentro, interpretando los sentimientos de la nación y el pensamiento del gobierno, he dedicado mis esfuerzos todos a la continuación de la guerra, después de nuestras dolorosas caídas, porque he visto en ella, con la más profunda convicción, el único medio de arribar a la paz, que hoy persigue con noble y generoso empeño en el campo del honor el gobierno del Vice¬presidente encargado del poder Ejecutivo.
“Un crimen sería, ciertamente, sostener el estado de guerra con todos sus horrores y ninguna de sus ventajas, sólo por conseguir la satisfacción de un amor patrio exagerado y el predominio de bastardos intereses sobre las ruinas nacionales. Pero cuando lo que se persigue, como principal objetivo, es la paz, entonces es una necesidad y un deber patriótico demandarla con las armas en la mano, con toda la altivez de quien no ha perdido la concien¬cia de su derecho ni el amor por su libertad e independencia.
“Mas, lo que hoy pretende el general Iglesias, olvidando en hora la¬mentable el buen nombre del Perú, es una paz implorada a Chile de rodillas, paz humillante y vergonzosa, que subleva todo sentimiento de indignación y ante la cual el patriotismo se encuentra escarnecido y degradado.
"Conciudadanos:
“Vosotros que con tanto valor y abnegación acabáis de revelar con he¬chos heroicos y eminentes, todo el poder de un pueblo que prefiere a la igno¬minia de la conquista el sacrificio de la existencia, seguro estoy de que con¬denaréis con enérgica protesta el escandaloso extravío de un soldado que, en los momentos de la prueba y del sacrificio, proclama el desconcierto y la anarquía, y pone humildemente a las plantas del vencedor extranjero la espada que la patria le confiara para la defensa de su honor y de su gloria.
Por lo demás, contando como cuento, con vuestro decidido patriotismo, confío en que la unificación nacional, obra exclusivamente vuestra, por un instante amenazada, tendrá en vosotros la más segura garantía y el más firme apoyo.
Vuestro jefe y amigo
Andrés A. Cáceres.
“UNA ESPADA QUE SE RINDE, NADA SIGNIFICA”
El 18 de octubre, el total de efectivos del Ejército del Centro formó en el cuartel general de Tarma, y ante ellos pronunció el general Cáceres una encendida proclama, exhortándolos a perseverar en el campo del honor, para borrar de la his¬toria la mancha de la traición.
"Soldados:
“En el hermoso cielo de vuestras glorias, conquistadas en medio de cruenta adversidad, se levanta hoy liviana sombra pretendiendo empañar los felices horizontes que vuestro esfuerzo, vuestro arrojo y vuestro oficio des¬cubrieron a la patria en sus horas de luto y de martirio.
Una espada que brilló por un momento con el vivo resplandor del cumplimiento del deber, rasga desleal y osada el sagrado manto de la unión que se extendía en la república, para cubrir nuestras desgracias y presentar¬nos ante el mundo con altiva dignidad del derecho y la justicia.
“Soldados:
“El aliento emponzoñado del enemigo, su planta que marca las huellas de la desolación y la ruina, exaltó vuestros espíritus para buscar con la enér¬gica resolución del sacrificio, o la gloria de la muerte o la satisfacción de la venganza. La obra inesperada del destino, el amargo recuerdo del pasado, el aspecto aterrador de los campos asolados, el grito de millares de inocentes, el espectáculo de pueblos incendiados, arrancan al general Iglesias la palabra de la impotencia y la voz de la traición, cuando a vosotros os llevaron por el camino de Pucará, Concepción y Marcavalle, para fijar, como habéis fijado, la senda de la gloria con los soberbios monumentos de vuestros triunfos.
"Amigos:
“Una espada que se rinde, nada significa, nada importa, en nada falta, cuando son los laureles el porta—rifle de vuestras armas.
"Compañeros:
“Vuestros nobles hechos han inspirado el ardiente amor de los pue¬blos. En cada ciudadano habéis encontrado un amigo; como habéis alcanzado los aplausos del gobierno, como habéis conquistado el orgullo para el por¬venir. Un hombre que deserta, jamás debilita las potentes filas que el infor¬tunio ha respetado y la patria bendecido.
"Soldados:
“Estamos en el campo del honor. La victoria es nuestra guía. Ella, como en las luchas de ayer, nos brindará con dignidad el olivo de la paz.
"Soldados:
“Defendéis el suelo que encierra las glorias de Junín y de Ayacucho. Imitad, pues, con la unión y con la fe a los grandes campeones de la libertad de un mundo.
Vuestro general y amigo:
Andrés A. Cáceres.
“DÍAS SOMBRÍOS Y DESVENTURADOS”
El Jefe de la Resistencia trató de mantener el ánimo de sus tropas y de los pueblos patriotas. Pero ocultó para sí la más profunda preocupación por el giro inesperado de los acontecimientos. Sabía que lo de Montán no se podía anular con arengas y proclamas, y pensó que estaban por venir los días más graves pa¬ra la República. Su pesar iría aumentando en la medida en que llegaban a Tarma noticias procedentes de diversas provincias, dando cuenta del trastorno provo¬cado por la actitud de Iglesias y de la actividad nefasta iniciada por sus agentes con apoyo de los chilenos. Recordando estos días, Cáceres escri¬biría: "Mientras yo y el abnegado grupo de jefes que me acompañaban ha¬cíamos todo género de esfuerzos para organizar y armar las tropas del Cen¬tro, y mantener en alto el pabellón nacional, la anarquía devoraba al país… Esta anómala situación política empeoraba de día en día no sólo la causa de la defensa sostenida por el Ejército del Centro, sino la del país en todo orden de cosas. La anarquía se extendía de un confín a otro de la Repúbli¬ca y le presagiaba días aún más sombríos y desventurados".
La ciudadanía de Tarma, reunida en cabildo el 20 de octubre, manifestó su adhesión a las declaraciones de Cáceres, condenando el proceder de Iglesias en los mismos términos que lo habían hecho otros pueblos. Los periódicos patriotas se aunaron a la protesta general, calificando a los pacifistas de traidores que sólo buscaban la satisfacción de sus ambiciones bastar¬das. La prensa de Junín hizo notar que este departamento, pese a haber sido el más castigado por la barbarie chilena, no había caído en la cobardía y traición: "Si los sufrimientos de una guerra de cuatro años fuesen la causa para buscar la paz sin honra, cualesquiera que fuesen las condiciones que se impu¬sieran, ningún pueblo obtendría más derecho que los departamentos de Ju¬nín; pero este departamento no eclipsará su pasado glorioso, ni manchará sus victorias obtenidas desde Pucará, Concepción, Marcavalle, hasta Tarma¬tambo y San Juan de la Cruz; sus esforzados campeones que se levantan hoy sobre pedestales de la sangre de sus hermanos, no se apartarán, por la trai¬ción y la cobardía iniciada en Cajamarca, de su deber ni de la senda gloriosa que se han trazado".
EXPULSADO DEL EJÉRCITO POR TRAIDOR
Pero la reacción más contundente, por provenir del gobierno constitucional reconocido por el ejército de la Resistencia, se produjo en Arequipa, donde la traición de Iglesias fue conocida recién a finales de octubre. No provino precisamente de la ciudadanía arequipeña, cuya vacilante actitud era ya notoria, sino más bien del propio Montero, quien el 9 de noviembre firmó el siguiente decreto:
"Considerando:
“1° Que el general don Miguel iglesias, jefe Superior, Político y Militar de los Departamentos del Norte, ha desconocido la autoridad del gobierno provisorio constitucional, único que existe en la República, y no se ha limi¬tado a arrogarse el título de Jefe de Estado, sino que ha proclamado la se¬paración o fraccionamiento de los pueblos de su mando, atacando la integri¬dad del territorio y la unidad nacional;
2° Que conforme al título 3°, artículo 5° de la Constitución, comete el delito de lesa patria el que se arroga el título de soberano;
3° Que el delito cometido por el general Iglesias es de mayor gravedad, si se atiende a las circunstancias de guerra con una potencia extranjera, por haber delinquido al tener noticia de la aproximación del enemigo y ser el jefe de armas llamado a repeler la agresión;
40 Que el jefe que ha observado tan incalificable conducta ha perdido la confianza del Supremo Gobierno, y no puede continuar sirviendo en el ejército de la República sin desdoro del honor militar; y
5° Que por delito de traición no puede aplicarse la pena respectiva mientras no se siga el juicio correspondiente con sujeción a las ordenanzas del ejército, y con el voto unánime del Consejo de Ministros,
Decreto:
Artículo único.- Queda borrado del escalafón militar y privado de sus goces, prerrogativas y derechos el general de brigada don Miguel Iglesias, quien, tan pronto como sea habido, será juzgado en el consejo de guerra por del delito de traición a la patria, con arreglo a las ordenanzas vigentes.
Dado en Arequipa, a 9 de noviembre de 1882.
Lizardo Montero. Manuel Velarde.
ANTES LA MUERTE, QUE EL ENTREGUISMO
Cáceres, consternado por tantas vicisitudes, en Memoria presentada al gobier¬no constitucional tendría frases patéticas para seguir justificando la resistencia armada: "El infortunio sufrido con nobleza y dignidad es preferible a un cobar¬de y vergonzoso abatimiento; si la guerra impone sacrificios, fuerza es apu¬rarlos hasta la última gota de sangre, cuando la paz no ofrece más expecta¬tivas que un porvenir sombrío. En vez de legar a las generaciones venideras la herencia de una transacción oprobiosa, condenada por la conciencia na¬cional, preferible es sucumbir en la demanda, dejando abierto el campo de la lucha para que nuestros hijos se encarguen de vengar la sangre de sus ante-pasados".
Por esos mismos días se reunía la Asamblea de Cajamarca, otorgando apoyo a la causa de Iglesias. Eran los prolegómenos de Ancón. 1883 se anunciaba fatídico y sombrío.
FRENTE NACIONAL CÁCERES DEL PERÚ

Fulano dijo...

Para ilustración de los lectores de este blog, y porque parece haber sido ocultado como tantos otros documentos controversiales, adjunto el discurso que ha indignado a todos los que sentimos aún el fervor patriota y que somos la mayoría de peruanos, para molestia y preocupación de los ápatridas servidores de la clase dominante chilena. De paso quiero puntualizar que el Frente Nacional Cáceres del Perú no tiene vinculación ninguna con otros grupos que han tomado el nombre del Héroe de la Resistencia.
PALABRAS DEL SEÑOR PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, ALAN GARCÍA, DURANTE CEREMONIA POR CENTENARIO DE CRIPTA DE LOS HÉROES
Cercado de Lima, 27 de Diciembre de 2008
Señor jefe del Comando Conjunto
Señores comandantes generales
Director de la Policía Nacional del Perú
Señores oficiales
Al cumplirse cien años de la erección de esta Cripta de los Héroes durante el gobierno del presidente José Pardo, hemos querido venir, culminando el año 2008 y a punto de iniciar el año 2009, a rendir nuevo homenaje a quienes en los momentos aciagos, en las circunstancias más difíciles y dolorosas de la vida republicana de la Patria entregaron su vida yendo más allá del deber y se consagraron así como héroes.
Para nosotros, ahora que requerimos energía sicológica, ahora que necesitamos unión de todos los peruanos para hacer frente a nuevos problemas, es un punto de inspiración y una referencia trascendental estar delante de los restos de quienes han construido con su muerte, con su valor, con su entrega y su heroísmo no solamente nuestra Patria sino lo esencial, lo sustantivo de nuestro espíritu y encontrar en ellos ejemplo por su valor extraordinario y encontrar en ellos también el ejemplo de la unión que tanto necesita nuestra Patria.
Cuando pienso y recuerdo que ellos hicieron frente no solamente a un enemigo poderoso sino también a la división dentro del Perú, que hicieron frente a los apetitos políticos y a pesar de eso pudieron consagrarse como héroes, compensando de esa manera lo que otros no daban, entonces imagino nuevamente a Grau llevando él solo el corazón del Perú en el mar inmenso, y deteniendo por más de cinco meses la amenaza, creando espanto, generando temor en el adversario a pesar de su increíble inferioridad.
Cuando pienso en la defensa del Morro y en la respuesta extraordinaria y pocas veces emulada en la historia humana que Bolognesi dio, entonces siento cómo todos los peruanos sí tenemos ejemplos extraordinarios de trascendencia, de fortaleza, de espíritu.
Y sí tenemos ejemplos que nos eduquen en el ansia de la gloria, en el ansia de la Patria, cuando pienso que no lejos de aquí, en el segundo morro y bastión de la Patria herida, miles de peruanos entregaron su vida aquí en el Morro Solar, y veo cómo pasamos a veces indiferentes ante él, sin comprender que es un santuario, ese sí en verdad regado por la sangre de los que entregaron allí sus vidas, defendido durante horas y aislado.
Entonces veo cuál es la esencia y la fibra que el Perú debe tener para enfrentar cualquier circunstancia adversa y dolorosa. Y recojo el pedido del general Hamann, en el sentido de integrar también a otros héroes que están todavía en diferente lugar. No hay que olvidar que cuando se erigió esta cripta de los héroes, había todavía una interpretación que excluyó a algunos.
Yo no excluiría al gran Miguel Iglesias, el defensor del Morro Solar que vio morir a sus hijos ahí, junto a los hijos de Bolognesi, en el Morro Solar, y que dio un ejemplo de heroísmo extraordinario, y al cual reprocharon más adelante haber tenido el valor de lograr que se fuera el enemigo, buscando un acuerdo que entonces se criticó, pero para hacer el cual se requería valor ante el futuro.
Y como él, muchos otros, que habiendo entregado su vida, están en diferentes partes de este camposanto sin ser integrados en esta cripta, y ha ido usted más allá cuando ha propuesto que los héroes de otras circunstancias, como la de 1866, y como los diferentes conflictos que ha tenido nuestro país, formen parte de un santuario más amplio, donde por cierto deben estar los defensores de la Patria, de la democracia, del espíritu del Perú que entregaron su vida frente al terrorismo asesino.
Creo que todo eso hace de esta cripta de los héroes, una referencia que no debería faltar en todo año de estudios, en toda circunstancia escolar. Cualquier joven que venga, como me tocó venir a mí, y vea de pronto que dice un mármol, Bolognesi, Alfonso Ugarte, Recavarren, Grau, siente ante sí la presencia de la historia y comprende que somos mucho más que una circunstancia carnal pasajera y somos, si queremos, en verdad, representación del espíritu patrio.
Por eso felicito al instituto y al Ejército peruano que en este año decidió remodelar y hermosear el monumento al cual se había olvidado y estoy seguro que podremos hacer un esfuerzo, que no ha de ser muy costoso, de ampliar sus espacios para que reciba los restos, el recuerdo y naturalmente para que ellos reciban también el homenaje, otros héroes de nuestra historia y se complete este hermoso siglo de la historia heroica del Perú.
Venimos aquí al terminar el año 2008 que ha sido un buen año, para enfrentar el año 2009, cuyos enigmas y problemas aún no conocemos en su verdadera dimensión, pero qué mejor antes de enfrentar un nuevo reto, que buscar el auxilio, el confortamiento espiritual de los que lo dieron todo por nuestro país.
Saludemos reverentes la sombra, el recuerdo de estos hombres extraordinarios que nos han dado Patria y que siguen dando ejemplo de fortaleza espiritual, que debe ser lo que anime verdaderamente a todo buen peruano y a todo buen cristiano.
Muchas gracias.
Lima, 27 de Diciembre de 2008

Germán dijo...

He recibido un correo múltiple y me entero de la repercusión que ha causado el escandaloso propósito de convertir a un villano en héroe.
_________________
Apreciables colegas:
Les reenvío comunicaciones y documentos acerca de las declaraciones y pretensiones del presidente Alan García, en relación con la conversión en héroe la figura de Miguel Iglesias, el traidor de la firma de paz con Chile, en la infausta guerra, generada por la burguesía chilena al impulso y amparo del imperialismo inglés,por un lado ; y la situación desastroza y crítica interna del Perú por la ceguera de clase de la oligarquía postguanera peruana y su actuación traidora post bélica, (inclusive durante la guerra),habiendo sido su máximo exponente el general Iglesias, que ahora Alan García intenta reivindicarlo como héroe y trasladar sus restos a la Cripta de los Héroes.
No es nueva la actitud revisionista y convenida del Apra frente a la historia, recordemos nomás,por ejemplo, a fines de 1987, cuando el Presidente Alan García (primer período) en un discurso pronunciado en el Instituto Pedagógico Nacional, ante docentes seleccionados para elaborar el nuevo currículo de secundaria dijo en relación con el dictador Leguía: "Recuerdo que escuché la frase muy generosa de Haya de la Torre que fue deportado por Leguía y sin embargo dijo en una ocasión, que el más grande presidente de este siglo fue Leguía, a pesar de sus errores políticos está borrado de la conciencia colectiva… y entonces se borró de la conciencia colectiva… y entonces se borró de la conciencia a Don Augusto Bernardino Leguía, con todo lo que hizo por el Perú, cosas malas pero cosas buenas y a mí parece injusto que existan en el Perú los innombrables…". Y ahora, intenta colocar en pedestal de la historia patria a un traidor como Iglesias. Leamos de manera reflexiva y propositiva los documentos que a continuación les presentamos.
Saludos,
Carlos.
crojasgalarza@yahoo.es
Compañero Carlos Rojas
Como usted dice, ya no sorprende la actitud anti patriota de Alan García y del APRA al querer llevar a la Cripta de los Heroes a Miguel Iglesias.
Sin embargo, sirve este tema para volver a ubicar las relaciones con Chile en la agenda política. Creo sobre el particular, que el gobierno y en particular las clases dominantes no tienen una actitud clara y firme respecto a este tema. Recordemos que ni siquiera el Tratado del 29 se cumple en su plenitud, y las embarcaciones de la Marina de Guerra de Chile patrullan en mar peruano, deteniendo a nuestros pescadores aretsanales en las zonas de Arequipa, Moquegua y Tacna.
La cancilleria y el gobierno asumen una conducta cobarde, anti historica y apatrida.Y ya no hablemos de sus inversiones en puertos, mineras, centrales electricas, y ahora en la banca. Quiza por eso se atreven tanto cuando el general de la FACH Izureita dice que "no necesitan invadir Peru si lo pueden comprar".
Yo me quedo con las frases de Cáceres: "...preferible es sucumbir en la demanda, dejando abierto el campo de la lucha para que nuestros hijos se encarguen de vengar la sangre de sus ante­pasados"
César.
roblesascurra@yahoo.com

Y quiero compartir con los lectores de esta página lo que me acaba de llegar remitido por Guillermo Aguirre Yato:

LOS ALIADOS INTERNOS DE LOS CHILENOS
EPISODIO 1

Con el año 1882 comenzó el segundo período de la campaña de los Andes y el milagro de la reorganización del ejército de Cáceres en Ayacucho.
…..
Pero en 1882 igualmente el general Miguel Iglesias lanzo en Cajamarca un llamado a favor de la paz, el famoso manifiesto de Montan, que fue considerado como satisfactoria por los chilenos, excepto para Cáceres que seguía ocupando la sierra. Había pues que terminar con la resistencia andina. Una expedición chilena comandada por el general Martiniano Urriola se dirigió entonces hacia la sierra en persecución de Cáceres. El 13 de setiembre llegó a Huancayo y luego partió en dirección de Huanta y de Ayacucho.

Ante esta situación amenazante, el Concejo de Huanta en manos de caciques y hacendados adoptó la siguiente posición:

“PRIMERO.- Adherirse incondicionalmente al tratado de paz del Gobierno Regenerador de Montan.
SEGUNDO.- Desconocer la autoridad del Sub-prefecto de la Provincia don Federico Arias Ayarza nombrado por el general Cáceres…

TERCERO.- Votar la cantidad necesaria de los fondos municipales para atender los gastos que demandase para la recepción de la fuerza chilena….”

El 25 de setiembre una delegación municipal salió para recibir a la expedición chilena, pero fue entonces atacada por indios comandados por partidarios de Cáceres en la región de Chancaray y obligada a volverse atrás.

“Una vez que los indios rompieron las hostilidades afluyeron a los extramuros de la población y la circundaron por todas partes.

A las 12 m. los indios después de lanzar vivas estrepitosas por Cáceres rompieron el fuego por los cuatro puntos: Verdecruz, Perascucho, Pomacasca y San Sebastián, inmediatamente fueron contestados por los blancos, (bando adicto a los chilenos). El combate duro hasta las 5 pm.

En las filas indiadas durante el combate cayeron muertos mas de 30 individuos y muchos heridos, en el bando opuesto 10 muertos.”

(HUBO MAS MUERTOS DE PELEA ENTRE PERUANOS !!!)

Al día siguiente, mientras la expedición chilena continuaba su progresión, los indios marchaban en dirección de Huarpa para oponerse a su avance.

“ Al rayar la mañana del 27 los guerrilleros huantinos estaban en sus puestos de combate, que se extendía desde la mitad de la bajada de Marcas hasta la ciudad de Huanta armados de rifles, escopetas, rejones, hondas y palos encabezados por sus respectivos Comandantes en defensa del honor y la soberanía del Perú”.

A las 7 am. comenzó la lucha tocando a los guerrilleros el honor de haberla iniciado; cada trecho del camino, cada recodo del trayecto de Huarpa hasta Huanta fueron defendidos con incomparable audacia y arrojo. Fue un solo combate de todo un día, sin interrupción desde las siete de la mañana hasta las seis de la tarde que el ejército chileno tuvo que salvar la distancia de apenas DOCE KILOMETROS.

Esta inesperada resistencia de los guerrilleros despertó la ira del jefe chileno, quien después de un día de descanso de sus tropas en la ciudad ordenó a varias Compañías de los batallones “3ro. de línea” y el famoso “Miraflores” para vengarse contra los patriotas huantinos que le obstaculizaron su arrogante marcha triunfal y por el hecho de haber dado a sus aliados una lección modelo de civismo. Los chilenos recorrieron la campiña incendiando las casas, matando a los animales domésticos y cometiendo todo genero de depredaciones.

Tres días después, marcharon a Ayacucho, donde ingresaron sin ninguna resistencia, permanecieron 40 días gozando de descanso en un ambiente de calma.”

El 12 de noviembre, frente a la amenaza del ejército de Cáceres, reconstituido en Andahuaylas, la expedición chilena decide retornar vía Huancayo. La resistencia india no se hizo esperar, en Pacaicasa los titulados libres Iquichanos, los hostigaron, que a mención de los jefes chilenos los atacaban con lanzas, hondas, palos, y con un griterío infernal;… se toparon con el puente Mayocc cortado, etc. Fue tan difícil su paso por Huanta, que llegaron solo a Huancayo con menos de mil plazas, sufriendo en el trayecto más de 500 bajas. Pero no solo eso, los que sobrevivieron estaban sin kepí, sin calzado, sin armas, y en un estado de lamentable estado de postración y desaliento.

El 26 de noviembre, Cáceres remitió un mensaje de felicitación al coronel Lazon así como a los guerrilleros, donde les decía:

“El pueblo de Huanta, cuyo arrojo es tradicional, es el único pueblo que no ha permitido impunemente al invasor pisar su suelo sino después de grandes esfuerzos….Mañana que la historia consagre sus esfuerzos y sacrificios de cada pueblo, Huanta tendrá una página especial y muy gloriosa…”

FUENTE: DE LA GUERRA A LA REBELION (Huanta, Siglo XIX). PATRICK HUSSON. 1992. Págs. 169-177.

************
EPISODIO 2

Miguel Iglesias, el " héroe del Morro Solar", encargado del Gobierno del Norte, decidió pactar con el enemigo y entregar parte de nuestro territorio. Cáceres ordenó al Grl. Recavarren que se encontraba en Ancash a enfrentar a los iglesistas. Cáceres y Recavarren unieron sus fuerzas y rompiendo el cerco enemigo enrumbaron al norte al encuentro de Iglesias. Los chilenos apresuradamente enviaron refuerzos para cortar el avance de los patriotas y ambos ejércitos se enfrentan en la batalla de Huamachuco.
En medio de la batalla escribe el Mayor peruano Alejandro Montani : un veterano del Batallón Concepción detiene el caballo del Grl Cáceres y le pide que le haga el honor de escucharlo. El indio herido de muerte por un balazo que atravesó su pecho no quería morir sin antes estrechar la mano de su general: " Tayta, mi General, te he cumplido mi juramento de la vaquería de Tres Rios" ( le habia jurado que el iba a liderear la carga contra el enemigo o morir en el intento) y cae para no levantarse mas. El General Cáceres escribe: " esta escena de fidelidad y patriotismo me conmovió hondamente".

El soldado se llamaba Lorenzo Yupanqui Berríos y al morir sumaron 14 los miembros de esa noble familia que entre primos y hermanos dieron sus vida desde San Juan hasta Huamachuco defendiendo nuestra Patria de la agresión extranjera.

Observando el desarrollo de la batalla en Huamachuco se encontraban unos emisarios de Iglesias y una vez decidida la victoria enemiga marcharon a todo lo que daban sus caballos hacia Cajamarca para avisar a sus partidarios de la derrota del Ejercito de Cáceres. Esa noche los iglesistas bebieron y festejaron la derrota militar de los más nobles de los patriotas de nuestra tierra. Y por si fuera poco Iglesias envió una comisión especial a Huamachuco para felicitar en su nombre al Gral. chileno Gorostiaga.

FUENTE: FILM EPOPEYA: PREGUNTAS DE AYER Y DE HOY . Carlos Pongo. 2007.
gaguirre@lamolina.edu.pe

Armando dijo...

Nos entrevistamos con César Hildebrandt, tras la publicación de mi libro "Geopolítica, tensiones territoriales y guerra con Ecuador", en plena dictadura fujimontesinista, el año en 1998, cuando el suscrito era Presidente del Centro de Estudios Histórico-Militares del Perú, institución desde donde se orientaba la difusión de una nueva historia comprometida con las mayorías oprimidas. Nuestras denuncias en varios foros académicos de Lima y el interior, respecto al nefasto proceder de la banda de delincuentes que se apoderó de los puestos clave en el Estado, sobre todo la traición y el negociado preparado en la Guerra con el Ecuador, dieron lugar a que el gobierno nos sacara ilegalmente de la presidencia del CEHMP, por documento que firmaron altos mandos que hoy responden por su inconducta ante los fueros judiciales.
Desde entonces, esa institución, cuyo objetivo primordial es defender desde el campo de la investigación histórica los intereses de la patria, ha caído en manos de personajes anodinos y de dudosa trayectoria, que han convertido al CEHMP en un cuerpo fosilizado.
Por increíble que pueda parecer, el CEHMP es de las entidades de nivel oficial donde aún permanecen en sus puestos los personajes serviles que estratégicamente ubicó la nefasta dictadura. Y hace mucho tiempo esperamos que esta situación irregular pronto llegue a su fin, pues atañe a la dignidad y prestigio de instituciones tutelares de la república.
Allí se quiere perpetuar el General Hermann Hamann Hamann, quien avala el proyecto de llevar los restos mortales de Miguel Iglesias a la Cripta de los Héroes. Se le han ocurrido tantas cosas, que hay para escribir miles de páginas sobre sus andanzas, en base a entrevistas de camaradas de armas que le conocen en profundidad. En el famoso buscador YouTube encontramos videos de este generalazo opinando sobre ética y embazazos en las FFAA. ¿Para emitir y publicar ese tipo de opiniones se ha entronizado como sempiterno presidente del CEHMP?
Pero todo se concatena. Uno de los directivos del CEHMP presidido por el generalazo, fue entrevistado hace unos años por RPP, y en el día de fiestas patrias fueron propaladas sus declaraciones. Pero, ¿por qué lo citamos aquí? Porque este enviado de Hamman Hamman aquella vez tuvo el desparpajo de pedir por RPP que llevasen a la Cripta de los Héroes de la Guerra del Pacífico a Manuel de la Encarnación Vento, uno de los principales secuaces de Miguel Iglesias. Este Vento, que por un error se involucró en el encuentro de Sangrar, fue el que desertó en Canta, abriendo paso a las columnas chilenas para que marcharon por esa ruta sobre Tarma, donde estaba entonces el cuartel general de Andrés Avelino Cáceres. Este Vento fue denunciado mil veces como traidor, y sin embargo se convirtió en héroe, por influjo del poder económico, que quiso ocultar su infame proceder, como hoy se pretende hacer con su jefe, Miguel Iglesias.
Hace diez años, cuando la mayoría temblaba ante los corruptos gobernantes de turno, tuvimos la entereza de denunciar que la derrota ante Ecuador había sido arteramente premeditada. En esa guerra lo que estuvo en juego fue el control de los recursos naturales que con sus maquinarias de alta tecnología detectó el imperialismo impulsando la presencia de transnacionales.
Hoy alzamos una vez más nuestra voz de protesta, ante un gobierno que representa intereses ajenos a los del pueblo que en mala hora le dio sus votos. Lo acontecido en la Cripta de los Héroes es apenas un botón de muestra de su nefasta política, que debe ser denunciada en todos los foros.
Agradecemos por ello a los compatriotas que han hecho suya nuestra indignación, porque sabemos que ellos comparten también nuestros ideales y objetivos de luchar en todos los campos por una Patria Grande, Digna, Solidaria y con Justicia Social.
GENERAL DE BRIGADA EP
ARMANDO CHÁVEZ VALENZUELA,
PRESIDENTE DEL FRENTE NACIONAL CÁCERES DEL PERÚ.

Pol dijo...

Cuando leí sobre Leoncio me ha encantado la historia de su muerte (fusilamiento), pero ya sea por costumbre, optimismo, o dejadez mi cerebro lo dejo ahí, hasta que he llegado aquí y he leído a JAN, y me pregunto ¿que acaso es malo el cuestionamiento?, ¿acaso es malo pensar diferente a la mayoría?, pues lamentablemente así parece. Dicen demuestre su tesis con materiales fidedignos, que acaso no es suficiente el raciocinado de algún hombre para poder cuestionar algo, si en esos tiempo no hubo un peruano que presenciara eso y aun así como están tan seguros de algo que no vieron ni oyeron, hagan honor a lo que nos diferencia de los animales (razonen y cuestionen), pero quizá son como yo, que prefieren la historia porque es "linda", nuestra catedrática favorita y hermosa nos lo leyó de un libro respetadísimo y además nos hace optimistas y orgullosos de saber cómo eran nuestros antepasado (¿y nuestros antepasados lo estarán de nosotros?, pero bueno).
Y qué hay de los campesinos que solo los repasaron, ese campesino que se levanto ante la opresión, él, quien es un hijo de vecino, que no tenia educación y ni hablaba bien el español, que no tenía bien la indumentaria armamentista, que ningún chileno lloró por él, es decir un don nadie, ¿Qué acaso no merecen la pena ser recordado y mucho menos llamarlo héroe?... gracias señores por recordarme cuan pronta y lista esta la humanidad para matarse así misma.

Anónimo dijo...

A prop�sito de traidores y ladrones, les hago llegar un art�culo muy interesante de la columna de C�sar Hildebrandt. El nombre del art�culo es solo una coincidencia.
JAN
"EL PRESIDENTE M�S LADR�N
En la Historia del Latrocinio en el Per� todav�a no escrita aunque cada vez m�s necesaria, el nombre de Jos� Rufino Echenique figurar� siempre con letras estelares.
En efecto, don Jos� Rufino Echenique, el tronco originario de una prole dispersa y de alcances literarios, fue quiz� el presidente m�s ladr�n que haya tenido esta rep�blica plagada de Cacos.
Asumi� el cargo el 25 de abril de 1851 y el primer d�a de julio de ese a�o empez� el fest�n de la llamada �deuda interna�.
Gracias a Echenique, los se�orones de Lima se aprovecharon de la flamante riqueza del guano para hacerse con dineros sucios.
El m�todo era el siguiente. Todo aquel que real o supuestamente hubiese contribuido a la causa de la independencia pod�a cobrarle al Estado lo que quisiese. Todo aquel que hubiese financiado a un caudillo, desde 1823, pod�a pedir lo mismo. No importaba que esa contribuci�n hubiese sido en caballos, carruajes, rancho, hospedaje, armas, dinero en efectivo. El ancho y generoso Estado guanero convert�a, gracias a leyes dadas por Castilla y ejecutadas por Echenique, la mierda aviar en fortunas repentinas y/o incrementadas entre los grandes apellidos del Per�.
Don Emilio Romero relata en su �Historia econ�mica del Per� que no se necesitaba ning�n papel o documento para demostrar que uno era acreedor del Estado:
�... bastaba la declaraci�n jurada de testigos. En caso de duda se favorec�a al acreedor� (�Historia econ�mica del Per� p�gina 376, Editorial Sudamericana, 1949).
Al 30 de octubre de 1852 la �deuda� que Echenique y su banda hab�an �fabricado� para beneficio propio y de sus amigotes ascend�a a la suma incre�ble de 19� 154,200 pesos. Muchas prosperidades lime�as vienen de ese asalto a las arcas p�blicas. Emilio Romero lo dice con todas sus letras:
�Leyendo el Registro Oficial y �El Peruano� de esa �poca dif�cilmente escapar� apellido peruano o extranjero de ese tiempo que no est� en la relaci�n de los beneficiados con bonos de la deuda�. (Ibid, p�gina 377).
As� result� que la clase que menos hab�a hecho por la independencia, que hab�a sido virreinal en sus prop�sitos y espa�ol�sima en sus intereses, as� result� que esa clase, digo, le cobr� al Estado, untado en guano, lo que jam�s le dio al pa�s.
Pero hay m�s. Para evitar que alguien, en el futuro, desconociese la llamada operaci�n Consolidaci�n de la Deuda Interna, Echenique dio una ley que convirti� esos bonos en parte de �la deuda externa�. Esa groser�a dar�a comienzo a la asqueada conspiraci�n que, al final, el 5 de enero de 1855, fumig� el Palacio gubernamental y empuj� a Echenique a un pr�spero exilio en los Estados Unidos norteamericanos.
Para celebrar aquel robo olig�rquico perpetrado desde la presidencia y de naturaleza, digamos, fundacional, Echenique y sus secuaces celebraron la que se considera la fiesta m�s espl�ndida jam�s ocurrida en la historia del relajo peruano.
Se celebr� el 16 de octubre de 1853 en la quinta Victoria, de propiedad de la esposa de Echenique, y fue tan glamorosa que Basadre (citado por Romero) la describe en su �Historia de la Rep�blica� con las siguientes palabras:
�...los concurrentes llegaron a la cifra de dos mil. Hab�a gabinetes especiales de descanso para las se�oras, aromados con riqu�simos perfumes, salones �nicamente para juegos de cartas, un sal�n de pinturas donde exhib�an cuadros de Murillo, Vel�zquez, Espa�oleto y de los pintores peruanos Laso y Merino. Las actrices m�s celebradas de entonces estaban en Lima; la Biscaccianti, la Larini cantaron arias escogidas...�
Lo m�s incre�ble es que cuando el Per� hab�a perdido a Grau y al Hu�scar, en pleno 1880, la derecha guanera y procaz de Lima hizo tratos con los chilenos para seguir cobr�ndole al Estado peruano los intereses de �su deuda�.
Romero nos recuerda que en marzo de 1880, cuando los chilenos preparaban la invasi�n plena de Lima y su saqueo, los tenedores de bonos peruanos fraudulentos celebraron un contrato con el plenipotenciario chileno Blest Gana para cobrarse parte de la deuda extrayendo guano de las islas a cambio de pagar derechos aduaneros...�al gobierno de Chile!
De pasajes como este est� hecha la historia del Per�. De miserias como esta y de miserables como Echenique. Pero esa es la historia que no se cuenta. Esa es la historia que se calla.
Volviendo al apellido Echenique, tenemos que decir que al hijo del capo guanero que acabamos de biografiar tan velozmente no le fue demasiado bien.
Juan Mart�n Echenique, nacido en 1841, fue compinche del architraidor Nicol�s de Pi�rola, prefecto de Lima nombrado por �el Califa� y responsable directo de la fuga de tondero de miles de reclutas del Ej�rcito de la reserva, que estaba bajo su mando, durante la aciaga batalla de Miraflores (15 de enero de 1881).
Gracias a su incompetencia casi chilen�fila, los flancos izquierdo y central del ej�rcito defensor de Lima no pudieron actuar, dejando el peso de la batalla al flanco derecho, que se bati� tan heroica como in�tilmente.
Por todo lo narrado, el hecho de que un escritor apellidado Bryce Echenique, descendiente orgulloso de esos patriarcas, haya sido encontrado culpable de 16 plagios sistem�ticos y venales resulta, como se comprender� una an�cdota casi administrativa, una contribuci�n m�nima a la reputaci�n del apellido."

Anónimo dijo...

-Gracias por tu comentario Pol, ojalá muchos de mis paisanos tuvieran esa mente abierta.
Acá hay cosas incoherentes, decimos que repudiamos el salvajismo de los chilenos con los heridos en la guerra del 79, sin embargo aceptamos como verdad absoluta la versión chilena del fusilamiento de Prado. Encima alguien adorna aún mas la historia de novela sobre el caso.
Por mucho tiempo además el servilismo traidor ha ocultado historias oscuras como esa que narra (debidamente documentado) César Hildebrandt.
Es increíble hasta que punto se ha deshumanizado al hombre en nuestro país y digo en nuestro país especialmente porque hay cosas que veo y me parecen abrumadoras. Hace poco se exhumaron mas de 100 cadáveres de asesinados en Putis, Ayacucho. La prensa, el común de los ciudadanos ¿le dio cabida? no, por otro lado es increíble ver como se enfrascan en el caso de la señora Magali Medina, cuya detención genera hasta movilizaciones, le han hecho reportajes especiales. Y es comentado por todo el mundo. Claro que tema para interesante...
Gracias a los amigos del Frente Cáceres por su intervención, hay muchas cosas interesantes que nos han hecho llegar. Es bueno saber además que su agrupación no tiene tintes políticos.
Saludos a todos.
JAN

Fulano dijo...

El asunto "Un traidor en la Cripta de los Héroes", puesto en debate luego del agudo comnentario de César Hildebrandt, ha originado diversas reacciones en los medios pensantes, todas de repudio al proyecto presidencial de congraciarse con los grupos de poder de Chile. Entre esas reacciones, he recibido el siguiente relato, compuesto por un maestro de La Cantuta, que quiero compartir con ustedes.
Y, un añadido, el "Frente Nacional Cáceres del Perú"hastadonde llegan mis informaciones, si tiene carácter político. Amigos, es preciso que de una vez por todas, entendamos el real significado de la política. Política es el arte de gobernar, y los seres humanos somos todos políticos. Que yo sepa, el "Frente Nacional Cáceres del Perú" emerge en la región cenmtral con un claro objetivo de coadyuvar en la construcción y organización de un Estado que represente los intereses de las mayorías populares, sectores que a lo largo de toda la historia del Perú, desde el siglo XVI hasta el presente, han permanecido al margen de la conducción del Estado. Marca distancia, por tanto, de todos los proyectos políticos que de una u otra forma, siven los intereses de la gran burguesía. Dicho esto con el mayor respeto por los autores y lectores de este blog huanuqueño. Saludos.

HÉROES SIN NOMBRE
Francisco Huamantinco Cisneros

Tanto dolor, llanto, sufrimiento del cuerpo y del alma para que una lingüista de apellido alemán y gestos soberbios calificara de patriotero al pueblo de Tacna o para que este recién electo Presidente se acercara mimoso al país que hizo escarnio de nuestro pueblo. Tito trajo a su mente los viejos relatos paternos y los de su tío sobre las vicisitudes de sus ancestros en la malhadada guerra del pacífico, a la que las incapaces y corruptas clases gobernantes y dominantes nos llevaron para que, luego de ser vencidos, cargaran todo el peso sobre las espaldas de los sectores desamparados de este sufriente país.
Vio a Basilio Salcedo, su bisabuelo, sentado sobre un promontorio de tierra en aquel desolado y triste paraje de las punas de Huamachuco, a 3800 m.s.n.m. Sobre su descolorido y remendado poncho indígena se veía colgada, a la bandolera, abatida, una corneta mil veces abollada, pero inexplicablemente limpia y brillante; sus pies estaban enfundados en gruesas, ennegrecidas y sucias medias de lana de oveja, toscamente tejidas, a la usanza de los campesinos de las lejanas tierras del sur, dentro de unas destrozadas ojotas en las que se podían adivinar restos de cuero crudo sujetos a los pies por tiras de tela; sus pantalones apenas asomaban al poncho y a los innumerables parches de diferentes colores. Su aspecto general era el de cualquier campesino de este desgraciado país. Sin embargo, dentro de esa miserable vestimenta, el cuerpo recio y duro, el espíritu indomable y bravío de una raza que fundó imperios a lo largo de Los Andes. La barba abundante y sucia; el rostro blanco quemado por el sol y por el frío, propio de algunos grupos indígenas del Perú; los ojos, pequeños y con un brillo rojizo, miraban el vacío insondable de la puna en ese desesperado anochecer del 10 de julio de 1883, en que deseaba estar muerto como podía estar su hermano. Un fusil viejo, con la bayoneta calada y rastros de sangre, en sus manos fuertes. Parecía que el silencio de la puna se sobrecogía con el martirio reinante en el corazón de este hombre que levantó lentamente su poncho y metió debajo su fusil y su cabeza. El sosiego de la cordillera se rompió con los sollozos convulsivos y violentos que salían del pecho sufriente del hombre: lloraba con desesperación.
Alguien se le acercó y estuvo parado junto a él durante algunos segundos, antes de ponerle la pesada mano sobre un hombro y decirle:
- Ama waqaychu, Basiliucha. Ñuqanchikqa, allin qarim kakunchik (No llores, Basilio. Nosotros somos hombres de verdad).
- Manam taita. Qari qinam waqakuchkani. Manam pinqaychu kani. Wauqiy Pablochamantam warmiy Paulinachamantam waqaykuchkani. Paykunataqa batina pampapim saqirqamunchik (No, señor. Yo no soy cobarde. Lloro como hombre. Lloro por mi hermano Pablo y por mi mujer Paulina a quienes hemos dejado en el campo de batalla).
- Lo sé Basilio. Cada soldado caído, cada rabona muerta me causa un gran dolor. ¡Carajo! ¡Tantas horas de batalla! ¡Tantas bajas! ¡Ya habíamos derrotado a los chilenos! ¡La falta de municiones nos jodió! ¿Cómo murieron tu hermano y tu mujer?
- Mi hermano no murió taita. Cayó herido, con un balazo en la cadera. A mi mujer la traspasaron con una bayoneta cuando los chilenos rebasaron nuestras líneas.
- Lo siento por tu mujer y por tu hermano. Como él es sargento mayor, lo fusilarán, con toda seguridad junto a otros oficiales. A la tropa, estas bestias sólo la repasan. También cayeron heridos el mayor Cardona y el coronel Prado. Éste, a diferencia de su padre, es un verdadero soldado. Lo siento Basilio y les agradezco. Si no me sacaban ustedes, yo estaba decidido a morir en batalla. Y si me hacían prisionero, me hubieran fusilado de inmediato.
- Taita, mana qanwanqa, manam imapas kanmanchu (Señor, sin ti, nada sería posible). Aunque parece que ya todo está perdido. Los hacendados se han pasado a las filas de los chilenos; Montero está contra nosotros, pero no es capaz de pelear contra los chilenos; Iglesias quiere ser Presidente a cualquier costo; Vento nos ha traicionado. !Supaychusmi aparuwasun! (creo que nos vamos al demonio). Solo los comuneros estamos peleando y lo haremos hasta morir, por ti, taita.
- Gracias, pero es por el Perú por el que luchamos. Debemos llegar al Mantaro para reorganizarnos. Por ahora, el enemigo no se atreve a seguirnos porque debe pensar que somos más numerosos y que estamos armados. ¡Si supieran que somos trece, que tenemos sólo cinco fusiles y un total de 25 cartuchos! !Que no tenemos ni un mísero pan, ni agua, ni frazadas, ni tiendas! Imananchu, carajo. Acata mikuspapas ñaupaytaqa ñaupasunmi (!No importa, carajo! Seguiremos adelante, aunque tengamos que comer mierda).
-Lo estamos haciendo desde hace tiempo, taita. Pero parecería que solo los comuneros somos peruanos, los mistis parecen chilenos. Qanrakuna (!cerdos!).
El hombre, de largas barbas laterales, blanco como Basilio, era sin duda, un misti –descendiente de los colonialistas. Su rostro –ojos redondos, nariz recta, frente amplia, labios delgados y rectos-, sus cabellos lacios y con tonos castaños, y su torso plano y totalmente perpendicular le daban un porte distinguido, que parecía enseñorearse de aquel espacio aun en esas circunstancias sumamente adversas. Hablaba el español mezclado con el quechua, en ese dialecto característico de los ayacuchanos, cuando hablan entre ellos, que puede ser infinitamente dulce o puede ser tremendamente duro. Mirando a Basilio pensó: los indios son mejores soldados que los mestizos y blancos. Son más resistentes al dolor físico y espiritual, al hambre y a la sed. Si uno logra ganarles el corazón son leales hasta la muerte. Estos doce soldados me sacaron a la fuerza, en vilo, del campo de batalla. ¡Yo ya no quería salir vivo, carajo! ¡Me sentía cansado, sin fuerzas para enfrentar tanta cobardía, tanta traición! Si no fuera por Esther y el grupo de mujeres patriotas que colaboran con ella no hubiésemos podido contar con armas ni municiones. !Carajo! ¿Cómo pudieron sacarme? Yo estaba rodeado por un pelotón chileno. Pablo Salcedo era de mi guardia personal y cayó herido cuando el enemigo estaba a punto de capturarme. Es en ese momento cuando aparecieron estos soldados, como un vendaval, a punta de bayoneta destrozaron al pelotón y me sacaron del campo. Este Basilio es macho entre los machos. Se enfrentó a tres chilenos y a los tres se los tumbó; luego se dirigió a mí y me dijo "Qakuchik taitay" (!Vámonos señor!) y con voz de orden le dijo a sus compañeros "¡llévense al taita!" y me sacaron a lomo de caballo. Y eso que sólo es un corneta. ¡Si los hacendados, los blancos y los mestizos valieran la mitad de estos, la victoria sería nuestra! Este hombre llora por su hermano y su mujer, pero también lo hace por la derrota y la traición. Ahora estamos como al comienzo; sin hombres, sin armas, sin municiones, sin dinero. Los traidores limeños, junto a los chilenos, han aislado a Esther y a las damas que la ayudaban y ya es improbable que puedan apoyarnos ¡Estamos en una situación de mierda!¡Ojalá que los oficiales que hayan logrado salir de la batalla se nos unan¡ ¡Pienso que ellos también ya han dado todo de sí: fortuna, bienestar, familia y, en muchos casos, la vida! Mientras en Lima, la gente de la sociedad se ha confabulado con el invasor y se reúnen en fiestas y comidas públicas y privadas. Cantan, ríen, bailan, confraternizan con ellos. Festejan y ensalzan a los verdugos del país. Las hermosas limeñas atraen a los invasores y se acuestan con ellos ¡Que diferencia con la actitud del pueblo indio! Éste, que no tiene nada que defender, se está batiendo como león contra el invasor. Viejos, jóvenes y niños; hombres y mujeres. Y esos traidores se atreven a catalogarnos a nosotros de traidores. La mayoría de los políticos, hacendados, principales, notables y muchos militares se han puesto del lado de la antipatria y quieren la paz con el enemigo a cualquier costo. Y el costo, para el Perú es Tarapacá y Tacna. La clase alta que nos llevó a la guerra, quiere salir de ella a cualquier costo. A estos traidores nunca les importó el Perú; pero creo que no es tanto esto, sino el temor a que los indios y no ellos ganen la guerra, lo que traería una versión peruana de la Comuna de París, que cambiaría la historia. Por esto es que nos acusan de comuneros en los periódicos de Lima y nosotros sabemos que si caemos en manos de los prochilenos o del invasor, seremos inmediatamente fusilados como traidores. La muerte no me asusta. ¡Yo soy soldado de carrera! Mi vida la he pasado entre campos de batalla y balas. Incluso, algunos me llaman "el tuerto" por la cicatriz en el ojo, que me gané en la batalla de Las Palmas. Hace casi cuatro años que no sabemos lo que es un buen plato de comida, una cama o por lo menos un buen sueño. Hambre, sed, frío, calor, cansancio son nuestros compañeros de todos los días; no tenemos uniformes, ni zapatos, ni abrigo, ni armas, ni municiones; más parecemos mendigos que soldados de la Patria.
Delgado hasta lo increíble, al igual que los otros doce hombres mostraba una fortaleza física en cada uno de sus huesos y magros músculos. No podía ser de otra manera, después de una guerra de resistencia de más de tres años y medio que los llevó desde Pisagua, hasta Huamachuco, siempre retrocediendo por la incapacidad de sus jefes; por la traición de los aliados; por la claudicación de quienes provocaron el ingreso del país en la guerra; por la traición de muchos jefes militares; por la defección de los mismos jefes de Estado; por la ambición desbocada de políticos y militares ególatras. Carentes crónicos de vituallas, se alimentaron de la humilde comida india, la cancha, mote, papa, mate de coca, raíces y hojas sancochadas. Aun esta mísera fuente de energía hubiese sido imposible si no hubiese sido por las "panas " (compañeras) de los soldados indígenas quienes se convirtieron en cocineras, enfermeras, correo, acarreadoras de agua y de víveres y, no pocas veces, la reserva de los combatientes. Algún día, alguien escribirá la historia de estas indias; los enemigos de la patria se burlan de ellas y las llaman rabonas sin tener en cuenta que son soporte material y espiritual de sus compañeros, capaces de convertirlos en los bravísimos combatientes al lado del taita.
Lo que saltaba a la vista es que los soldados indios guerreaban con lealtad absoluta, sin lugar a resquicios de rebeldía o desacato hacia ese gran guerrero que llamaban taita. Este vocablo quechua puede significar Señor en su sentido de ser superior, casi un hijo del Sol, es decir un Inca. Huamachuco no fue el primer lugar donde salvaron la vida del taita ¡Carajo! Ahora que recuerdo, estos Salcedo fueron tres hermanos. Era fácil distinguirlos, pues ellos eran indios comuneros blancos. Este Basilio, incluso, es rubio. Demasiado temerarios los tres. Pablo y Fidel se enrolaron de voluntarios cuando estuve en Huamanga. A los cinco días, Fidel, el segundo de los hermanos, tuvo una actuación suicida contra Panizo; pero es en Concepción donde se cubrió de gloria, muriendo heroicamente con el pecho destrozado y con ese grito de ¡viva el taita, carago!, aunque me hubiese gustado que dijera ¡Viva el Perú! Pero el Perú ¿qué les dio a ellos? ¿Por qué luchar por un país que los explota y los humilla? ¿Pero qué pasaría si ellos se impusieran a nosotros? Nosotros somos una minoría y ellos nos aplastarían. Difícil asunto éste. En Rusia, hace unos años se ha hecho una reforma agraria favorable al campesino. Habrá que estudiar este problema. Me duele el fusilamiento seguro de Pablo; era un soldado muy inteligente, calculador, buen estratega. Tendría unos 30 años y su lealtad era a toda prueba. En Tarapacá, se puede decir, me salvó la vida al darme su caballo cuando tumbaron al mío. Qué tipo más bravo; casi podría asegurar que buscaba la muerte y que ésta le huía. Pero también era un gran pendejo. Después de San Juan de Miraflores, no pasó lista y se le declaró desertor. ¡Yo no podía creerlo! Le buscaron pero no le encontraron sino hasta la noche en la choza de una india pescadora. Si no intervengo a tiempo, lo fusilan. Al día siguiente, en Miraflores, también se cubrió de gloria y de heridas. El formó parte del grupo de catorce que casi tomamos el cañón chileno, que hubiese cambiado la suerte de la batalla. Meses después, se reincorporó a mis filas en Chosica con seis cicatrices de bayoneta. No sé cómo pudo sobrevivir. Me dijo que su pescadora lo ocultó y curó en los pantanos de Chorrillos. Era, de lejos, mejor militar que el 80% de los que conozco. Sí, yo también lo he visto caer herido; quiso levantarse dos veces, pero no pudo. En pleno combate me miró y sonrió con tristeza, una sonrisa de despedida. Sé que me quieren; que son capaces de dejarse matar por mí porque me consideran su taita, una especie de Inca. En el caso de los Salcedo se sienten obligados, además, por ser paisanos. Ahora sólo queda Basilio ¡Ay, carajo! Me voy quedando sin hombres leales, justo cuando más los necesito.
Han pasado la noche envueltos en sus miserables ponchos. Tan sólo sobrevivir al intenso frío de 20 grados bajo cero en esas condiciones es ya una hazaña. Por el horizonte empezaban a asomar las primeras luces azuladas del alba que anunciaba un hermoso, pero indiferente día; indiferente a la desgracia del país y de esos hombres que llevaban el sello del sufrimiento en sus carnes y en sus almas. La grandeza de la naturaleza no se conmovía con el sufrimiento del hombre ni del país. Basilio no había pegado los ojos y toda la noche se la había pasado recordando a su familia compuesta de tres hermanos y su madre; ahora quedaban solamente él y, ojalá, su madre. "Si algún día regreso quisiera encontrar a mi mamá y a mi hijo. Ojalá la Paulinacha no me hubiera seguido, dejando a nuestro hijo de solo un año. Ahora ella se ha quedado aquí para siempre, en estas tierras lejanas y extrañas y mi pobre y lejano hijo se queda sin ella. ¡Mis pobres hermanos Fidel y Pablo, tampoco volverán a mi tierra. ¡Pobrecita, mi mamá! Ya ha perdido a dos de sus hijos y tal vez yo tampoco regrese ¿Para esto nos ha parido? ¿Cómo estará la huerta? No sé si podré estar para agosto, para preparar la tierra y sembrar maíz". Sin darse cuenta, Basilio estuvo cantando en voz bajísima las tonadas ayacuchanas que hablaban de cielos azules, arroyos cristalinos, de corazones de manzana, vicuñas, cuculíes, yerbas silvestres que le recordaban invariablemente a la compañera joven, a la Paulina, bonita y fuerte de apenas quince años quien, al año, le había dado el hijo que se había quedado atrás. "Pablocha creo que tenía 30 años, Fidelcha ya estaba con 26; era mi mayor por tres años ¡Taytallay! (¡Dios mío!) He perdido a mis dos hermanos y a Paulina y no sé si en Huamanga están aún mi mamá y mi hijo. Si vuelvo, tengo que encargarme de los hijos de Pablo y de Fidel. ¡No puedo creer que me haya quedado casi solo! ¡Que ningún chileno se me acerque más en mi vida porque con guerra o sin guerra yo lo mato, carajo!". Los demás hombres no sólo dejaron que Basilio entonara sus huaynos, sino que para ellos fue como un bálsamo para sus almas también dolidas y en soledad. El taita, que aparentaba estar dormido, también sintió una molestia en los ojos que le hizo parpadear y lagrimear. Debía ser alguna arenilla.
El centinela, se acercó al taita; pensó que le iba a despertar y, en un susurro, le dio el parte:
-¡Taita, hay una partida de quince chilenos que se acercan a caballo!
-¡Carajo¡ Son los que nos persiguen y debe ser sólo una avanzada. Despierta en silencio al resto.
Se levantaron todos, y el taita dio las órdenes en voz muy baja. Distribuyó cuatro fusiles entre los mejores tiradores, reservándose uno, con tres balas para cada arma, una bala para cada chileno.
-¡No disparen hasta que yo lo ordene! ¡No se debe desperdiciar ni una bala!
Bien agazapados, escogieron al hombre de su bala y dejaron que la partida se acerque. Ésta lo hacía con lentitud, mirando a todas partes, tratando de descubrir cualquier indicio que le permita ubicar al grupo enemigo que huía. Sabían que el "tuerto" había logrado escapar el día anterior, pero no tenían ninguna información sobre sus fuerzas. Vistos en medio de la puna, estos feroces asesinos e incendiarios, parecían simples hombrecillos atemorizados frente a una naturaleza que desconocían y frente al temor que les atenazaba el vientre.
Viejos hombres de guerra, los trece recuperaron toda la sangre fría. Eran totalmente concientes de la diferencia de condiciones entre los invasores y ellos, pero estaban decididos a morir matando y en defensa del taita y del Perú. Cinco tiradores que tomaron posición, cinco tras ellos, a poca distancia, prestos a reemplazarlos si se produjera una baja; tres que se fueron por un flanco para atacar a los chilenos con sus huaracas.
Algo debieron sospechar los invasores, porque se quedaron estáticos, interrogando al aire, al vacío de la puna y al suave silbido del viento y del ichu. Sin saberlo, estaban librando una batalla de nervios y la perdieron. El sargento chileno dio la orden de seguir la marcha y toda la tensión del grupo se relajó. Avanzaron 25 metros y tuvieron que cerrar filas para pasar entre dos inmensos charcos congelados. Fue el momento en que al unísono se escucharon la orden de disparar y el disparo del taita.
-¡Fuego, carajo! ¡Viva el Perú!
Parecieron solamente dos disparos: el primero del taita y el segundo, de los otros cuatro hombres. Cinco jinetes cayeron sin un solo quejido, en tanto los demás, sorprendidos, retrocedían despavoridos. Los hombres de las huaracas inmediatamente atacaron y cayeron dos chilenos más con los cráneos destrozados. Los invasores intentaron un contraataque, pero una nueva descarga de fusilería causó tres nuevas bajas, lo que determinó la huida del resto.
No hubo manifestaciones de alegría. Los trece habían salido bien librados de esta escaramuza, pero sabían cuál era su situación. El taita dio la orden de recoger las armas, municiones, ropa, zapatos, agua y alimentos que hubieran podido dejar los chilenos caídos. Los caballos capturados les sirvieron de gran ayuda y les permitió emprender la retirada.
La persecución de los fugitivos se hizo más encarnizada, pero nunca llegaron a capturar al gran "tuerto". Nuevas guerrillas indias se levantaron a lo largo de la Sierra llenando de esperanzas el corazón de los patriotas. En las faldas del cerro Jacay, en Huánuco, Aparicio Pomares, un jefe indio inflingió una derrota a una partida chilena que perseguía al taita. El 25, 26 y 27 de setiembre se producía un enfrentamiento entre las fuerzas chilenas bien pertrechadas y las huestes indias de Huanta. Definitivamente, la causa del Perú seguía en pie. Basilio, designado por el "tuerto"para organizar y reforzar la resistencia de Huanta, quedó gravemente herido, pero fue trasladado por las punas, hasta Pacaycasa, su pueblo cercano.
Mientras tanto, los traidores que actuaban bajo la protección y aceptación del invasor, habían logrado constituirse en gobierno y firmaban el Tratado de la traición por el que se cedía al invasor, la provincia heroica de Tarapacá y se dejaba en rehenes las ciudades de Arica y Tacna. La traición la recubrieron con una fraseología de paz, reconciliación, de evitar la lucha y el odio entre pueblos hermanos.
Basilio bajo el amoroso cuidado de su madre y la solidaridad de los comuneros de Pacaycasa se recuperó lentamente; pero su alma quedó en Huamachuco con Pablo, Paulina y cientos de hermanos indios cuyos nombres no figuran en ningún parte de guerra. Ni la presencia de una nueva compañera dibujó la sonrisa en su rostro. Sólo cuando años más tarde se enteró de que el Taita era Presidente del Perú, la alegría de la esperanza le devolvió la sonrisa y dijo:
- Llegó la hora de los comuneros. Agarraremos de nuevo el fusil y les sacaremos la
mierda a los hacendados. El Taita nos guiará ahora contra ellos.
El tiempo pasó sin compasión y la esperanza envejeció junto a los pasos lentos y rengos que la guerra había dejado en Basilio. La tristeza y el cansancio volvieron a la vieja soledad de su alma que lloraba la ausencia de los hermanos y de Paulina y fue una bendición para él no haber escuchado nunca de Atusparia; pero fue doloroso que sus años canos vieran cómo los hombres de su comunidad eran obligados por el Presidente, a quien le decían Wiracocha, a construir una carretera destinada a "servir al desarrollo del Perú".
Tito pensó que la herida, a ciento veintitrés años de los hechos, continúa abierta en este país, en especial entre los descendientes de los miles de soldados desconocidos, héroes sin nombre, indios y mestizos que derramaron su sangre en defensa de la patria. De una patria a la que no conocían bien, que siempre fue cruel con ellos, que nunca les ofreció, siquiera, el camino de la esperanza, pero que habían defendido con el honor heredado de sus ancestros imperiales.
Sin saber cómo, Tito tenía en sus manos el obsoleto revólver que empuñara su bisabuelo Basilio. Con la mirada fija en el arma inútil pensó en los modernos aviones, submarinos y misileras que Chile adquiere, febrilmente, dizque para reemplazar el material obsoleto y, paradójicamente, para mantener la paz y en una reacción casi desesperada lanzó un grito:
- ¿Qué mierda pasa en el Perú?
Lima, setiembre de 2006.

Anónimo dijo...

SIEMPRE HEMOS TENIDO ... Y AUN TENEMOS PRESIDENTES LADRONES ... Y QUE HASTA SON REELEGIDOS POR UN PUEBLO QUE NO LEE ...

César Hildebrandt


El Presidente más ladrón

En la Historia del Latrocinio en el Perú, todavía no escrita aunque cada vez más necesaria, el nombre de José Rufino Echenique figurará siempre con letras estelares.

En efecto, don José Rufino Echenique, el tronco originario de una prole dispersa y de alcances literarios, fue quizá el presidente más ladrón que haya tenido esta república plagada de Cacos.

Asumió el cargo el 25 de abril de 1851 y el primer día de julio de ese año empezó el festín de la llamada "deuda interna".

Gracias a Echenique, los señorones de Lima se aprovecharon de la flamante riqueza del guano para hacerse con dineros sucios.

El método era el siguiente. Todo aquel que real o supuestamente hubiese contribuido a la causa de la independencia podía cobrarle al Estado lo que quisiese. Todo aquel que hubiese financiado a un caudillo, desde 1823, podía pedir lo mismo. No importaba que esa contribución hubiese sido en caballos, carruajes, rancho, hospedaje, armas, dinero en efectivo. El ancho y generoso Estado guanero convertía, gracias a leyes dadas por Castilla y ejecutadas por Echenique, la mierda aviar en fortunas repentinas y/o incrementadas entre los grandes apellidos del Perú.

Don Emilio Romero relata en su "Historia económica del Perú" que no se necesitaba ningún papel o documento para demostrar que uno era acreedor del Estado:

"... bastaba la declaración jurada de testigos. En caso de duda se favorecía al acreedor" ("Historia económica del Perú", página 376, Editorial Sudamericana, 1949).

Al 30 de octubre de 1852 la "deuda" que Echenique y su banda habían "fabricado" para beneficio propio y de sus amigotes ascendía a la suma increíble de 19' 154,200 pesos. Muchas prosperidades limeñas vienen de ese asalto a las arcas públicas. Emilio Romero lo dice con todas sus letras:

"Leyendo el Registro Oficial y "El Peruano" de esa época difícilmente escapará apellido peruano o extranjero de ese tiempo que no esté en la relación de los beneficiados con bonos de la deuda". (Ibid, página 377).

Así resultó que la clase que menos había hecho por la independencia, que había sido virreinal en sus propósitos y españolísima en sus intereses, así resultó que esa clase, digo, le cobró al Estado, untado en guano, lo que jamás le dio al país.

Pero hay más. Para evitar que alguien, en el futuro, desconociese la llamada operación Consolidación de la Deuda Interna, Echenique dio una ley que convirtió esos bonos en parte de "la deuda externa". Esa grosería daría comienzo a la asqueada conspiración que, al final, el 5 de enero de 1855, fumigó el Palacio gubernamental y empujó a Echenique a un próspero exilio en los Estados Unidos norteamericanos.

Para celebrar aquel robo oligárquico perpetrado desde la presidencia y de naturaleza, digamos, fundacional, Echenique y sus secuaces celebraron la que se considera la fiesta más espléndida jamás ocurrida en la historia del relajo peruano.

Se celebró el 16 de octubre de 1853 en la quinta Victoria, de propiedad de la esposa de Echenique, y fue tan glamorosa que Basadre (citado por Romero) la describe en su "Historia de la República" con las siguientes palabras:

"....los concurrentes llegaron a la cifra de dos mil. Había gabinetes especiales de descanso para las señoras, aromados con riquísimos perfumes, salones únicamente para juegos de cartas, un salón de pinturas donde exhibían cuadros de Murillo, Velázquez, Españoleto y de los pintores peruanos Laso y Merino. Las actrices más celebradas de entonces estaban en Lima; la Biscaccianti, la Larini cantaron arias escogidas..."

Lo más increíble es que cuando el Perú había perdido a Grau y al Huáscar, en pleno 1880, la derecha guanera y procaz de Lima hizo tratos con los chilenos para seguir cobrándole al Estado peruano los intereses de "su deuda".

Romero nos recuerda que en marzo de 1880, cuando los chilenos preparaban la invasión plena de Lima y su saqueo, los tenedores de bonos peruanos fraudulentos celebraron un contrato con el plenipotenciario chileno Blest Gana para cobrarse parte de la deuda extrayendo guano de las islas a cambio de pagar derechos aduaneros...¡al gobierno de Chile!

De pasajes como este está hecha la historia del Perú. De miserias como esta y de miserables como Echenique. Pero esa es la historia que no se cuenta. Esa es la historia que se calla.

Volviendo al apellido Echenique, tenemos que decir que al hijo del capo guanero que acabamos de biografiar tan velozmente no le fue demasiado bien.

Juan Martín Echenique, nacido en 1841, fue compinche del architraidor Nicolás de Piérola, prefecto de Lima nombrado por "el Califa" y responsable directo de la fuga de tondero de miles de reclutas del Ejército de la reserva, que estaba bajo su mando, durante la aciaga batalla de Miraflores (15 de enero de 1881).

Gracias a su incompetencia casi chilenófila, los flancos izquierdo y central del ejército defensor de Lima no pudieron actuar, dejando el peso de la batalla al flanco derecho, que se batió tan heroica como inútilmente.

Por todo lo narrado, el hecho de que un escritor apellidado Bryce Echenique, descendiente orgulloso de esos patriarcas, haya sido encontrado culpable de 16 plagios sistemáticos y venales resulta, como se comprenderá, una anécdota casi administrativa, una contribución mínima a la reputación del apellido..

Anónimo dijo...

Que pasó con los comentaristas?
Dónde están los bravos defensores de la novela de los chilenos?
jajajaa
Juan José

Andrés Avelino dijo...

Contestando en parte al amigo Juan José, queremos señalar que por razones que desconocemos, no se publicó una nota sobre el Frentre Nacional Cáceres del Perú. Esa presunta censura ha hecho que los amigos de ese frente hayan optado por no seguir enviando sus comentarios comentarios.

Anónimo dijo...

Eso es lo que advertí al principio, espero que haya sido un error del sistema; si Orlando ha permitido explayarse a cierto jumento (líneas arriba) con lo mas ordinario de su vocabulario callejonero, porque no publicaría una nota que entiendo habría sido elaborada con propiedad. Como lo han estado haciendo.
JAN

Anónimo dijo...

Y sobre los últimos acontecimientos que ocurren en el Perú, no sorprende que nuestro erudito (quien sabe en que), presidente, pretenda formalizar el robo, porque eso es: robo, al apropiarse de los terrenos a través de invasiones, ley recontrademagógica, que lanza a la palestra con el claro objetivo de atraer la atención pública(de algunos incómodos) y de paso atraerse al populacho que quiere todo gratis y consagra la pendejada.
Me ha llamado la atención que esta noticia no haya llamado la atención de nuestros hombres de prensa locales (hablo de Huánuco), que viven enfrascados en atacar a tal o cual autoridad y de pasarles la franela a tal o cual autoridad de acuerdo a como se porte con el sencillito.
Quiero por lo tanto hacer llegar mi protesta hacia los comunicadores o pseudocomunicadores locales, que veo a veces en la televisión y lo único que hacen es criticar y criticar o adular y adular.
Espero que respecto a esto publique Orlando, una página especial, para hacer llegar lo que opinamos sobre estos tipejos que no contribuyen a crear una mejor y mas conciente sociedad.
JAN

Orlando Bravo dijo...

Estimado Jan:
Gracias por tus comentarios y aportes, pero también debo añadir que la prensa local no solamente se dedican a adular y o criticar, sino también a difundir hechos de violencia. Algo realmente lamentable!!!

No es raro ver noticias sobre asesinatos, robos y violaciones presentadas en forma sensacionalista por la prensa huanuqueña, mientras que acontecimientos positivos son minimizados y hasta ignorados.

Muy poco se aprecian noticias de eventos culturales (no hay un servicio de prensa cultural), logros de jóvenes deportistas o actividades positivas realizados por instituciones. Tampoco se difunden las actividades y los lugares turísticos, lo que perjudica el desarrollo de la región en varios aspectos.

Anónimo dijo...

Orlando, me voy al hecho de que la prensa debe crear conciencia.
Al hecho de que debe hacerle entender al ciudadano común, de las consecuencias que traen las decisiones políticas de los gobernantes, por ejemplo, lo que mencioné sobre la formalización de las propiedades invadidas, el TLC con Chile, el nombramiento de la contralora...
Como recordarás, García ofreció durante su campaña, revisión de los TLC, eliminación de la renta básica de telefonía fija, que el contralor se elegido por la oposición, etc.
Por supuesto, no solo no cumplió ninguna, ya estamos por ejemplo por entrar en vigencia un TLC con Chile. Un TLC donde el único favorecido va ser el país del sur.
Si nuestros comunicadores crearan conciencia, García y la banda del choclito no hubiesen sido reelegidos, y es probable que por este mismo motivo en el 2011, la hija del chino esté entre las primeras en las elecciones (toco madera).
Esa es, creo la principal labor del comunicador, la de crear conciencia.
Saludos.
JAN

Chinasklauzz dijo...

CARTA ABIERTA A KARINA BETETA

Yo envie carta a la congresista de su región

http://muladarnews.com/2009/03/09/carta-abierta-a-karina-beteta-rubin/

Chinasklauzz

Anónimo dijo...

succionenme la notaaaaaaaaa

Anónimo dijo...

Es muy rescatable lo que hizo Chinasklauzz, y muy vergonzoso estar en el pellejo de la Beteta.
Pero que se puede esperar de esta gentuza que llegó al congreso solo gracias a las bol$a$ que le entregaban a don Ollanta.
Eso lo sabe todo Huánuco.
Esa es práctica común acá.
Porque no es un secreto que doña Beteta, no representa a ningún sector. Ya que antes de las elecciones era tan anónima como una pelusa de ombligo.
Como huanuqueño siento vergüenza de que se diga 'representante de Huánuco' a una mujer que ni siquiera sabe hablar.
Encima la bruta dice excusándose que, "...gracias a Magaly nos enteramos porqué no vamos a los mundiales...".
Esto es un insulto al país, pero sobretodo, una patada a la dignidad de las mujeres.
Si existiera un día del hombre, me imagino que nuestros inteligentísimos 'padres de la patria', condecorarían a Carlos Cacho.
Saludos.
JAN

Anónimo dijo...

lo ultimo de karina beteta.
en la entrevista o como se le llame a ese cuestionario que le hicieron al tal edmundo beteta (propuesto para ser contralor por el apra), la siempre "perspicaz" congresista en vez de preguntar cosas relevantes, le preguntó una y otra vez si había estado en huánuco (quería averiguar si había parentesco) esto no solo originó el agrio comentario de los periodistas, sino que, edmundo cansado de la sonata le dijo, "no tengo familia en huánuco, mi familia es originaria de ancash".
allí esta pues, la gente que puso ollanta al congreso.

Santos Jaimes dijo...

Líneas abajo copiamos el tenor de la última carta que Francisco Bolognesi escribió a
su esposa. La carta fue fechada unos días antes de la derrota de Arica, cuando
Bolognesi ya estaba enterado que los refuerzos que esperaba no llegarían nunca ya
que el Prefecto Leiva prefirió enviar esas tropas a Lima para apoyar a Piérola.
Bolognesi sabía que estaba condenado a morir luchando.

Este es el texto de la carta que muchos peruanos ignoran, que por alguna razón la
historia ha ocultado en complicidad con quienes gobernaron el país en los últimos
130 años:

"... Esta será seguramente una de las últimas noticias que te lleguen de mí, porque
cada día que pasa vemos que se acerca el peligro y que la amenaza de rendición o
aniquilamiento por el enemigo superior a las fuerzas peruanas son latentes y
determinantes. Los días y las horas pasan y las oímos como golpes de campana trágica
que se esparcen sobre éste peñasco de la ciudadela militar engrandecida por un
puñado de patriotas que tienen su plazo contado y su decisión de pelear sin desmayo
en el combate para no defraudar al Perú. ¿Que será de ti amada esposa? Tu que me
acompañaste con amor y santidad. ¿Que será de nuestros hijos, que no podré ver ni
sentir en el hogar común? Dios va a decidir éste drama en el que: los políticos que
fugaron y los que asaltaron el poder tienen la misma responsabilidad. Unos y otros
han dictado con su incapacidad la sentencia que nos aplicará el enemigo. Nunca
reclames nada, para que no se crea que mi deber tiene precio...”

Bolognesi culpa de la derrota a Prado y Piérola.

La historia es severa con Prado. Sin embargo, uno de sus descendientes, que fue
educado en Europa con el dinero saqueado por el ex presidente, fue elegido en dos
oportunidades presidente del Perú. Piérola, quien para los más entendidos en temas
histórico militares fue el culpable directo de la derrota catastrófica, pero pasó a
la historia como un presidente moderno que arregló la economía.

La historia que es amnésica con Andrés Avelino Cáceres, sí recuerda la derrota de la
crisis económica hecha por Piérola y premia a un descendiente de un saqueador,
ladrón y traidor.

Hoy, en abril del 2009, la Sra KEIKO FUJIMORI HIGUSHI se perfila con serias
posibilidades de ser elegida como la primera presidenta del Perú. Quien, al igual
que Manuel Prado Ugarteche, fue educada con los frutos del saqueo, pretende ser
elegida por el pueblo.


Quien desciende de un traidor (al igual que Prado) pretende hoy dirigir el estado
peruano. Quien desciende de un cleptómano que saqueó el país en complicidad con su
asesor Montesinos pretende ser la primera presidenta electa.

No hemos aprendido los peruanos de lo que Bolognesi escribió en su última carta;
podemos los peruanos ser tan amnésicos y premiar a quienes se han beneficiado del
saqueo y de la rapiña, puede el peruano premiar a alguien como la Sra. Keiko
Fujimori con el voto???

Reflexiona peruano .......

Anónimo dijo...

Es cierto lo último que escribe el Sr. Santos sobre Keiko Fujimori.
Pero que se puede esperar de un país donde Susy Díaz fue congresista y la mujer del año es Magaly Medina.
De un país hambreado por los gobiernos, donde muchos no piensan con el cerebro, sinó el colon (por no decir otra cosa casi parónima).
Keiko de presidenta no sólo sería un tremendo regalo a los ladrones que hicieron fortuna en el gobierno del chino, también sería una demostración de que el Perú es un país socialmente enfermo, sin dignidad y sin memoria, servil y autodestructivo.
Basta con mirar a la gente que apoya al chino, gente que no tiene nada que perder, gente ignorante utilizada con astucia por la mafia.
Una mafia asolapada, formada no solamente por Montesinos y sus cinco gatos sinó por grupos poderosos economicamente, grupos que saquearon al país sin tregua en la década pasada.
´Robó pero trabajó´ dicen justificándolo algunos desgraciados.
´No, el ladrón era sólo Montesinos, el chino no sabía´ dicen algunos estúpidos.
Lo cierto es que si la min pao con ojos llega a ser presidenta (toco madera) habrá que pensar seriamente en abandonar el país.
Es curioso ver a donde ha ido a parar esto de la historia sobre la muerte de Leoncio Prado.
Saludos.
JAN

Anónimo dijo...

Para ver como piensan los fujimoristas denle una ojeadita a este debate donde una de las mentes mas lúcidas de los fujimoristas debate con Javier Diez Canseco.
http://www.youtube.com/watch?v=F_5_CX0WfVA

Anónimo dijo...

El chino salvó al pais del terrorismo
con esta condena los únicos beneficiados son las ongs caviar

Anónimo dijo...

Que pena tonto, el Chino no salvo a nadie, fue Vladimiro.

Anónimo dijo...

Los que salvaron el país del terrorismo fueron los valientes soldados (sin contar a los asesinos de inocentes), los inteligentes hombres de investigación y los ronderos heroicos.
vladimiro y el chino fueron unos pendejos que se subieron al coche.
Par de ladrones de m...
He dicho

Anónimo dijo...

Ver el siguiente enlace
www.webnacionalistaecuador.8m.net/ecuatoriano.htm

Alli esta el pacifismo del que habla el ecuatoriano

Santos Jaimes dijo...

Por supuesto que las diferencias son evidentes, que los peruanos somos una mezcla de todas las razas, con un predominio Inca: Es un honor.
Pero este chauvinismo patriotero de mediados del siglo pasado que era, el sostén informático de los politicosaurios, ha pasado, a caducado, esta obsoleto.. Especialmente por que era el caldo de cultivo en los dos países para el robo del erario nacional en nombre del armamentismo. Había la inversión del erario nacional, pero no habían las armas. En los dos países. Con la paz del Cenepa se borró este pasado. En el Cenepa hay héroes Ecuatorianos y Héroes Peruanos. En Memoria a ellos debemos recordar la paz del Cenepa, y olvidar la guerra.
En cuanto a la frontera, no se preocupen. En algunos años más. En menos de un siglo, los ecuatorianos podrán llegar hasta Tarapacá. La Antigua frontera con Chile. Frontera que también desaparecerá, por que se viene la patria grande. Los Estados Unidos de sud America.
No demos paso ha estas ideas que sueltan los vendedores de armas a ambos lados. Ya estamos informados. Sabemos que la guerra es dentro de nuestros países. El enemigo: la pobreza.
A Prepararse para trabajar. Así el Ecuador el Perú, y Chile, saldrán adelante.
Son bienvenidos las ideas presentadas en ese Web chauvinista Ecuatoriano. Las ideas son Chaviztas. No del Chávez de Venezuela, sino del Chavo del ocho.

Santos Jaimes

Anónimo dijo...

POMARES
A proposito de este tema.
Me preocupe en recoger algunos datos orales sobre la Batalla de Jactay del dia 8 de agosto de 1883.
El relato titulado "el hombre de la bandera" de Enrique Lopez Albujar dice que una regimiento? Chileno habia estado ocupando la ciudad desde ya hace 15 dias.
Segun el Dr Varallanos dice:
"Un regimiento Chileno enviado por el mismisimo Gorostiaga corono la entrada de la ciudad de Huanuco el 23 de Julio de 1883 ,despues de la batalla de Huamachuco,se dirigian hacia la ciudad de AYACUCHO,los cuales en primer momento enfrentaron a la columna Guerrillera "Flanqueadores de Ambo" veteranos de las batallas de San Juan y Chorrillos que pertenecian al batallon Huanuco 17,dirigidos por el excelentisimo Sr Javier Rolando de la Hacienda Huacar,la columna guerrillera les corto el paso a la altura del puente Ayancocha,siendo un reves para la columna patriota quienes se retiraron hacia el cerro Cuchirumi,para luego entrar hacia la hacienda de ANDABAMBA la cual fue ocupada por las tropas Chilenas hacia el 25 de Julio,Huanuco estaba bajo dominio enemigo,el 28 de Julio un grupo minusculo de Indios?cortaron las sogas del puente Huayopampa ,ofrecieron tenza resistencia pero huyeron despavoridos por la inferioridad de equipo....."

Aparicio Pomares del caserio de Chupan del distrito de Chupan Provincia de 2 de mayo Huanuco,veterano desde la batalla de Pisagua hasta Huamachuco,habia sido de los pocos soldados que habian regresado con el Tayta hacia el sur...
Ya en su lugar de origen llamo a los principales Jefes comunales en los que cabe resaltar a Juan Cusasquichi,Marino Vilca,Javier y Francisco Tacuchi, Lucio Maylle,Santiago Mallqui...a quienes les comunico y explico sobre la necesidad imperiosa de viajar a Huanuco...luego de muchas explicaciones se armo una columna guerrillera montonera que luego enfrentarian victoriosos al ejercito Chileno..Las tradiciones orales cuentan
"Ese tal Pomares aparecio avivado,hablaba diferente y vestia diferente,masticando su coca llamo a la gente y les dijo que unos hombres habian venido de lejos a querer quitarnos nuestras tierras,pero el pueblo no le creia,pues suponian que eran muy pobres como para que venga alguien de tan lejos por nada,ademas el (Pomares) habia abandona su pueblo hace varios años ya...Pomares en su intento por hacerles entrar en razon les conto al detalle todo lo necesario para hacerles causa comun frente a la amenaza...Les enseño sus cicatrices que eran varios y les conto el sentido del peligro que ahoar enfrentaban...Para el dia 5 de agosto los caserios de CHUPAN,OBAS,PAMPAMARCA,SAWAY,RAHUA,AGORAGRA,CHAVINILLO,QUEROPALCA,ANTACOLPA,CHUQUIS,JACAS,
ULLUY,LLICLLAPATA ,CHACABAMBA,CHORAS,VINCHES,SHURUPAMPA y varios caserios mas reclutaron en total 386 hombres armados con viejos rifles,hondas,macanas,cuchillos y hachas,para luego el dia 6 viajar hacia el valle de los pillcos...
El dia 8 de agosto a faldas del cerro Jactay la columna patriota se habian quitado los ponchos y los habian disfrazado a una especie de cactus que crecen por alrededores(Eso explica en parte el fantastico parte oficial chileno que decia que lucharon contra 1500 indios por mas de 17 horas en Huanuco,y el resultado fue 2 soldados chilenos heridos y mas de 200 indios muertos) desde tempranas horas se habian atrincherado tras multiples parapetos, a las 8 de la mañana empezo la batalla con el avance de la caballeria enemiga siendo recibida por una avalancha de rocas y piedras que trajo abajo varios jinetes (de a poco va siendo desmentido el parte oficial chileno) los que lograron llegar a la cumbre fueron recibidos por balazos de antiguos rifles que databan de las guerras de la independencia,luego avanzo la infanteria produciendose una lucha cuerpo a cuerpo,los Domainos peleaban a pecho desnudos con mucha bravura a pesar de la poca disciplina que poseian...
Continua...................

Anónimo dijo...

viene POMARES

El caserio de Pampamarca tiene como heroe anonimo a un tal Francisco Meza,afamado illapaco que se dice fue el autor del disparo que derribo al oficial Chileno,eso al promediar las 14 horas,quienes retrocedieron hacia el valle,para luego desocupar la ciudad al anochecer,mientras los patriotas recogian sus muertos y curaban sus heridos,en total se contabilizo hasta 50 patriotas muertos y unos 100 heridos por bayonetas y disparos,siendo uno de ellos el mismo Pomares...El 9 de agosto la columna patriota descendio al valle llevando consigo basura de guerra dejado por el enemigo y paseandolo como trofeo de guerra,ese mismo dia,la columna guerrillera regreso a su apacible terruño...
(VERSION DEL SEÑOR EUGENIO DIONICIO TOLENTINO,HIJO DE SERGIO DIONICIO MAYLLE QUIEN A SU VEZ FUE HIJO DE GANARIO DIONICIO BONIFACIO DE APENAS 17 AÑOS , GUERRILLERO DE LA JORNADA DEL 8 DE AGOSTO)

Enrique Lopez albujar en su relato termina diciendo
Huanuco cuna de nobles e hidalgos acababa de ser liberada por los humildes Shucuyes de la Provincia de 2 de Mayo


PD: Adjunto link con fotografia del monumento conmemorativo a la fecha.

http://img33.imageshack.us/gal.php?g=pomares.jpg

Autor: CholodeChupan
Registrado

Santos Jaimes Serkovic dijo...

Visiten el web:
http://www.santosjaimes.org/16-Leoncio-Prado.html

Anónimo dijo...

Es una costumbre lamentable que el ingeniero zootecnista santos jaimes solo se dedique a copiar y no comentar con bases cientificas sus notas.

 
[Valid Atom 1.0]