La mejor papa del mundo es de Cerro Alegre (Chicchuy)

En el año 1992, la ciudad de Crevant en Francia, organizó el cuarto festival internacional de la PAPA, donde nuestra patria, tuvo una destacada participación, mediante el embajador quien presentó muestras que le fue proporcionado el Centro Internacional de la papa, los mismos que fueron recolectados del caserío de Cerro Alegre, en la Comunidad Campesina de Chicchuy; centro productor de la mejor papa del Mundo.

Cerro Alegre se encuentra aproximadamente a unos 12 kilómetros, de la ciudad de Paucarbamba, capital del distrito de Amarilis, en el departamento de Huánuco, a unos 3.500 msnm.

Según las informaciones periodísticas, en el referido evento nuestro país fue galardonado, por la calidad del producto y las excelentes variedades nativas expuestas, superando grandemente a numerosas muestras, presentadas por países de diferentes continentes, productores de papas en gran escala, favorecidos por las bondades de los climas y la tecnología de punta. Es así que la papa de nuestro país, fue declarada como la mejor papa del mundo, y al final del evento se entregaron reconocimientos a cargo del Alcalde de la ciudad de Crevant Sr. Raymond Mauber, y posteriormente se puso el nombre de Av. Perú a una de las calles y con mucha gallardía cantaron el himno nacional del Perú. Es posible que hayan entregado premiso económicos; pero sin embargo, al lugar de origen de la mejor papa del mundo, no ha llegado nada.

Ya pasaron 16 años, y los productores de Cerro Alegre (CHICCHUY), se encuentran en la marginación y olvido. Esperamos que las autoridades le otorguen el debido reconocimiento y se les brinde la ayuda necesaria.
Cultivos de papa amarilla en Cerro Alegre (Comunidad Campesina de Chicchuy)


Flor de la papa Amarilla
Niño de Cerro Alegre (Chicchuy)
Share on Google Plus

About Orlando Bravo Jesús

Blogger y periodista huanuqueño.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Bravo. Orlando! sigues con tus notas en las que prorizas el amor a tu tierra, Huánuco, en particular.
Conmueve el texto sobre la mejor papa del mundo. entre líneas se percibe dolor y desilusión.
El olvido es la peor de las muertes. El olvido de las personas, pero también el olvido de las comunidades.
Cuando Dios repartió las riquezas natuales, sabiamente dio a cada uno lo suyo, porque en torno a esa riqueza se formaron los pueblos y vino el progreso.
La tierra productiva es un regalo divino. Lo es también un rí, Lo es también la riqueza cultural que se mantiene a través de los siglos como en el caso de Huánuco y sus más de seiscientos años de historia.
Muy noble la intención de tu escritura sobre Cerro Alegre y el olvido institucional en que está sumido.
Como siempre " la verdad nos hace libres" y Dios en su infinita misericordia moverá los corazones de los funcionarios para que hagan ejercicio de la memoria.

Un abrazo en Cristo y María.

Eva Lucero de Ortega
Celamita de Argentina