El Médico de los pobres

Durante muchos años, la gente lo vio cruzar las calles de la ciudad de Ambo o de Huánuco, bajo la luz del día o entre la sombra de la noche, no le importaba la hora sino su afán de servicio a los demás. A caballo o pie, recorrió innumerables comunidades y valles de esta región, llevando bajo el brazo un pesado maletín.

Su figura se torno familiar entre la gente de esta región, su honradez y su bondad y la eficiencia de sus servicios profesionales que proporcionaba generosamente y muchas veces con merma de su propio peculio, convirtieron en un medico muy querido.

Carlos Showing Ferrari. Graduado de médico-cirujano en la antigua escuela de San Fernando, en julio de 1922, viajo a Ambo y ejerció el cargo de medico titular de la provincia del mismo nombre. En ambo convirtió la casa que ocupaba en un hospital. Luego paso a Huanuco donde compartió su actividad profesional entre la atención gratuita en el “viejo hospital “Fausto Figueroa” y su consultorio privado, donde atendió cerca de 60 años con eficiencia bondad y absoluto desinterés económico a sus pacientes, sin hacer diferencia en el trato, lo que le valió que todos lo llamaran y lo conocieran como el “medico de los pobres”

Leal integrante del aprismo desde las épocas aurorales del partido fundado por Víctor Raúl Haya de la Torre, Carlos Showing Ferrari, no solo fue un destacado medico de la medicina, sino también se dedico a la actividad pública y política con una sola mira, con un solo objetivo: el bienestar de las mayoría ciudadanas a la que representaba y servia

Conducta ejemplar

Nació en la ciudad de Huanuco el 30 de diciembre, de 1894, hijo de doctor Eduardo Showing Pinillos y de Doña Ernestina Ferrari Templo. Curso sus estudios en el Centro Escolar Estatal “Hermilio Valdizán” Viajo a Lima, luego para seguir estudios secundarios en calidad de interno, en el Colegio “Nuestra Señora de Guadalupe”, egresando de este como el primero de su promoción y mereciendo por ello una medalla de Oro que le fuera impuesta por el ex presidente Augusto B. Leguía

Como estudiante de medicina de San Fernando, gusto de participar en las luchas estudiantiles destinadas a conseguir las reformas universitarias. Represento a sus compañeros en el primer Congreso de estudiantes que se realizó en el Cusco, en 1920. Al citado certamen viajaron otros alumnos que se harían famosos más adelante: Jorge Basadre, que se convirtió en el gran Historiador de nuestro país. Eleazar Guzmán Barron, quien llegó a ser famoso medico en los Estados Unidos de América, y Pedro Weiss, antropólogo e ilustre profesor de la Universidad Nacional Mayor San Marcos de Lima.

Siendo alumno del último año de medicina Showing Ferrari tomo parte en la expedición científica a la Selva Central del país, que dirigió el doctor Nordeskiol. Años después entre 1927 y 1929 efectúa estudios de pos grado en París, Francia.

Ejercía su profesión en Huanuco cuando contrajo matrimonio con doña Lidia Espinoza Palomino, huanuqueña como el, y de esta unión nacieron quienes hoy son Carlos, también medico; Consuelo de Gonzáles Portillo; Guillermina de Suárez y Winston.

Poco después advirtieron la necesidad de asociar a los médicos de Huánuco, Showing Ferrari fundo y dirigió en varios periodos la Sociedad Médica “Hermilio Valdizan” entidad que hasta hoy representa a dichos profesionales.

Estando deportado en Colombia y Chile, participó de amplias campañas sanitarias en dichos países.

La intensa actividad desarrollada por Carlos Showing no se circunscribió únicamente en los mandatos de la profesión medica, también dedico parte de su tiempo a la función publica y a la actividad parlamentaria y desatacó igualmente en ambas, a las que aporto sus múltiples conocimientos y varias experiencias y su bondad y generosidad, dos virtudes que permanentemente lo distinguieron y que se relevaban con anticipación en la mirada tierna de sus ojos azules y en su hablar suave y pesado.

Algunas anécdotas contribuyen eficazmente a redondear el retrato de este hombre dinámico y generoso. Quienes lo recuerdan hablan por ejemplo del fracaso de muchas de las ordenes de las cúpulas de los gobiernos dirigidas contra el en las épocas de las persecusiones a la gente del APRA, entonces considerado como partido de la extrema izquierda y puesto fuera de la ley de acuerdo al Art. 53 de la Constitución del Estado de 1933.

Resulta que era tan fuerte el sentimiento de amistad hacia Showing Ferrari y tanta la deuda contraída que la gente tenia por el por su bondad y generosidad, que siempre una a mas autoridades departamentales, provinciales o distritales de Huánuco ponía sobre aviso al medico de los pobres de las decisiones superiores, que ordenaban su apresamiento.

Según recuerdan la mayoría de Huanuqueños, es que cada vez que había sufragios nacionales Showing salía elegido, por mayoría, senador de la Republica por Huánuco. Y lo mas curioso de estos casos resultaba ser que quienes no votaban a su favor eran los precisamente, sus mejores amigos. Como de esto se enteraba Showing, solía preguntarle a sus íntimos amigos: - Pero, ¿Por qué lo hicieron así? - Y ellos respondían invariablemente: _ Porque no queremos que te vayas de Huánuco-. Showing sonreía, entonces dulcemente y les decia: - No tenían porque preocuparse; vendrán mas médicos-.Y los amigos moviéndoles negativanente las cabezas. Contestaban: _ No, no; nunca será lo mismo.

De la mayoria de los actos de Showing, se filtraba su pureza, su solidaridad humana, algunas lección digna de imitar. Un botón de muestra: En una de las campañas electorales, el “medico de los pobres” tuvo entre sus fuertes rivales, al ingeniero Olayza Escardo de Acción Popular, igualmente muy querido por la población Huanuqueña. A consecuencia tal vez del enorme esfuerzo que que demando la campaña Alayza Escardo enfermo. Enterado de ello, Showing, abandono inmediatamente su actividad pre electoral, y corrió a socorrer profesionalmente a su adversario ocasional, dictando la medicación necesaria que devolvió la salud a dicho político.

Tras la campaña electoral de 1963, el entonces presidente Fernando Belaúnde Terry, se encontré con Showing y luego saludarlo cordialmente le dijo: - Quiero que recuerde don Carlos, que el único lugar en donde he perdido ah sido en Huanuco y eso a sido debido a Usted -.

En febrero de 1988 el presidente Alan Garcia Perez y su comitiva pasaba por el Jr. Monte Umbroso de Chacarrilla del Estanque, cuando distinguió al Dr. Showin.. García Pérez, hizo detener su carro, deteniéndose tras de este los seis o ocho corras de su comitiva, y descendió de su vehículo para saludarlo respetuosamente y afablemente al ilustre médico.


Swowin puede ser muy dedicado, muy bondadoso, pero también fue muy firme en sus convicciones y muy inteligente para alcanza sus objetivos. Cuando se estudiaba el presupuesto de la República y se destinaba fondos para obras en dispersas partes del territorio o nacional, él solía concluir indicando que si alcanzaba los dineros se destinasen para realizar tales y cuales trabajos en Huánuco, así muy suavemente y sin abandonar su presión, Showing solía conseguir tanto para su departamento que un dia de hace unos años atrás otro parlamentario Carlos Enrique Melgar, le manifestó de muy bien humor: - lo único que te falta es pedir un submarino para el río Huállaga y que lo consigas- .

Mi padre que tuvo la ocasión de conocerlo comenta, que el doctor Showing era un hombre de mediana estatura, ojos azules y su cabello se había tornado blanco en los últimos años, de un hablar lento y pausado y con su mirada trataba de convencer de que el azul es el color de la bondad.

Enl pecho de Showing se han impuesto varias condecoraciones por su prolongada y efectiva y altruista obra humana, entre otras la Medalla y la Orden del Congreso (1963 – 1965), medalla medallas de oro y diplomas de diversas instituciones de Huánuco y la Condecoración de la Orden del Sol del Peru, en el grado de Gran Cruz en 1987.

Diferentes promociones de estudiantes de la Universidad y de los Colegios nacionales huanuqueños han tomado su nombre para distinguirse y como un homenaje de reconocimiento de la obra y ejemplo de este personaje ejemplar.

Otros datos

El Dr. Carlos Showing Ferrari y el Dr. Javier Pulgar Vidal fueron los gestores de la creación de la Universidad, el 21 de febrero de 1964, asi mismo La UNAS fue creada a iniciativa del Diputado Humberto Ponce Ratto, apoyado por el senador Carlos Showing Ferrari quienes concretaron la dación de la Ley No. 14912 de su Creación, promulgada el 17 de Febrero de 1964.
Fuente: Revista Gente
Share on Google Plus

About Orlando Bravo Jesús

Blogger y periodista huanuqueño.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios: