UNESCO - Para que la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible sea una realidad hará falta una transformación fundamental de la educación



El nuevo Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (Informe GEM) de la UNESCO pone de relieve las posibilidades que ofrece la educación para impulsar el progreso hacia todos los objetivos mundiales fijados en la nueva Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (ODS).

También evidencia que, para hacer realidad ese potencial y dar respuesta a los problemas que afrontan hoy la humanidad y el planeta, la educación deberá pasar antes por una profunda transformación.
  
Es imperioso lograr avances más sustanciales en el terreno educativo. De mantenerse las tendencias actuales, en América Latina y el Caribe la universalización de la enseñanza primaria no sería una realidad hasta 2042; la terminación universal del primer ciclo de secundaria lo sería en 2066; y la del segundo ciclo de secundaria quedaría para 2095. Todo ello dejaría a la región con un retraso de 65 años con respecto al límite marcado para el cumplimiento de los ODS, esto es, 2030.

El Informe, titulado La educación al servicio de los pueblos y el planeta, deja patente que los sistemas educativos deben prestar mucha más atención a las cuestiones ambientales. En el Brasil, la Argentina, el Uruguay y México, más de un 60% de los estudiantes de más de 15 años apenas tienen conocimientos elementales de los temas de medio ambiente. Mientras que en la mayoría de los países la educación es el mejor indicador del nivel de sensibilidad respecto del problema del cambio climático, en los planes de estudios de la mitad de los países del mundo no hay ninguna mención explícita del cambio climático o de la sostenibilidad ambiental. En los planes de estudios de la Argentina y Haití tampoco aparece término alguno relacionado con el desarrollo sostenible.

“Hay que transformar radicalmente nuestra concepción del papel que incumbe a la educación en el desarrollo mundial, porque tiene un efecto catalítico sobre el bienestar de las personas y el futuro de nuestro planeta,” dijo la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova. “Hoy más que nunca, la educación tiene la responsabilidad de estar en sintonía con las dificultades y aspiraciones del siglo XXI y fomentar el tipo correcto de valores y competencias, valores y competencias que conduzcan a un crecimiento sostenible e integrador y a una convivencia pacífica.”

Los sistemas educativos deben esforzarse por proteger y respetar las culturas minoritarias y las lenguas que les son propias, no en vano estas vehiculan información vital sobre el funcionamiento de los ecosistemas. Sin embargo, como pone de manifiesto el Informe, un 40% de la población mundial recibe enseñanzas en una lengua que no entiende.

Los sistemas educativos deben asegurarse de que dotan a las personas de las competencias y conocimientos que son indispensables para secundar la transición a industrias y prácticas agrícolas más ecológicas y ayudar a encontrar nuevas soluciones a los problemas ambientales.  Para ello también es preciso que la educación trascienda los recintos escolares y se prolongue en la vida del adulto, en su comunidad y su lugar de trabajo. Y, sin embargo, solo un 6% de los adultos de los países más pobres ha acudido alguna vez a clases de alfabetización. En el Brasil, solo un 15% de los adultos sabe realizar cálculos aritméticos elementales con una hoja de cálculo.

“Para disfrutar de un planeta más verde y de un futuro sostenible para todos debemos exigir de nuestros sistemas educativos algo más que la simple transmisión de conocimientos. Nuestras escuelas, nuestras universidades y nuestros programas de aprendizaje permanente deben centrarse en problemáticas económicas, ambientales y sociales que alimenten la reflexión de ciudadanos emancipados, críticos, conscientes y competentes,” afirmó Aaron Benavot, Director del Informe GEM. 

También urge que los sistemas educativos dispensen competencias más sofisticadas, acordes con las necesidades de las economías en crecimiento, cuyos empleos requieren un conjunto de aptitudes que evoluciona con rapidez, pues muchos puestos de trabajo están ahora automatizados. Con las tendencias actuales, en 2020 se registrará un déficit de 40 millones de trabajadores con estudios superiores con respecto a la demanda. El Informe demuestra que este cambio es vital: el hecho de lograr para 2030 la universalización del segundo ciclo de enseñanza secundaria en los países de ingresos bajos sacaría de la pobreza a 60 millones de personas para 2050.

La desigualdad educativa, que se combina con otras disparidades de carácter más general, agrava el riesgo de violencia y conflicto. Según un estudio reciente basado en datos obtenidos en 100 países a lo largo de 50 años, los países con mayores niveles de desigualdad escolar tenían muchas más probabilidades de pasar por situaciones de conflicto. Los resultados del Informe constituyen toda una exhortación a los gobiernos para que empiecen a tomarse en serio las desigualdades educativas y hagan lo necesario para detectarlas obteniendo información directamente de las familias. 
En el Informe se recalca que los nuevos planes mundiales de desarrollo exigen de los ministros de educación y otros interlocutores de los círculos educativos que trabajen en colaboración con otros sectores, tras lo cual se enumeran una serie de beneficios que se derivarían de semejante forma de trabajar, por ejemplo: 

- está demostrado que el hecho de integrar la planificación educativa en los procesos de
gobierno urbano han hecho de Curitiba (Brasil) o Medellín (Colombia) ciudades mundialmente conocidas por su carácter ecológico y su dimensión igualitaria;

- sería posible pasar por la escuela para efectuar ciertas intervenciones sanitarias: según una estimación, la administración en las escuelas de tratamientos sencillos, como píldoras de micronutrientes, tiene un costo diez veces inferior al del mismo tratamiento dispensado por unidades sanitarias itinerantes;

- las escuelas de campo para agricultores podrían ayudar a incrementar el rendimiento de las cosechas en hasta un 12%, lo que depararía aumentos sostenibles de la producción de alimentos.

  Nota para los redactores

Descargue el Informe en: https://bitly.com/sdg4all

Súmese al diálogo en línea @GEMReport / #SDG4all


- El Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (Informe GEM) , elaborado por un equipo independiente, es una publicación de la UNESCO que sustituye al Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo (GMR) de la UNESCO. 
World Education Blog / Blog de la Educación Mundial

Share on Google Plus

About Orlando Bravo Jesús

Blogger y periodista huanuqueño.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios: