Los viejos trucos de las encuestadoras


Por : Mg. Teresa Chara de los Rios

Ya faltan poco días para las elecciones municipales y a los gobiernos regionales. A estas alturas, probablemente la mayoría de ciudadanos y ciudadanas ya tengamos a los candidatos o candidatas de nuestra preferencia, aunque el porcentaje del voto de los indecisos todavía es alto, así como el del voto oculto, lo cual puede inclinar la balanza.

Una de los puntos interesantes de analizar es el papel disuasivo e influyente de una encuestadora, quien en un inicio nos mostró que las preferencias electorales estaban puestas en dos candidatos: Lourdes Flores y Alex Kouri. Sin embargo tengo serias dudas que estos resultados fueran reales porque recién comenzaba la campaña y los electores nos encontrábamos todavía “deshojando margaritas”. Hasta ese momento nada hacía presagiar que Kouri saldría del escenario electoral.

Ante este nuevo escenario, la encuestadora puso sus ojos en los candidatos que estaban muy por debajo de los anteriormente indicados. Los que seguían en orden de preferencias eran el Pastor Lay y Susana Villarán.

En mi opinión, no creo honestamente que la gente que apoyaba a Kouri, al encontrarlo fuera de carrera, voltearan sus ojos a Susana, por cuanto hay una gran diferencia entre uno y otra, ya sea en ideología, trayectoria profesional y política. Son como el agua y el aceite.

Entonces ¿qué pasó? ¿Por qué la encuestadora sistemáticamente hizo subir a Susana? Mucha gente no conocía a Susana Villarán. Grande fue la sorpresa de desconcertados electores que veían semana a semana como la encuestadora anunciaba que esa candidata subía en las preferencias electorales “como espuma”, dejando paralizado el porcentaje de Lourdes.

Esta actitud me hace recordar a otros anteriores procesos electorales donde el candidato que desde un inicio está en primer lugar, con el tiempo comienza a descender y luego pasa a segundo lugar. Esta historia es harto conocida.

Un ejemplo claro de la manipulación de las encuestadoras es el reciente proceso electoral que se realizó en Colombia donde las encuestadoras ponían como ganador al candidato Antanas Mokus frente a su más cercano competidor Juan Manuel Santos, quien al final resultó ser electo Presidente de Colombia por un amplio margen.

En mi modesta opinión considero que sí existe manipulación en algunas encestadoras, porque ellas también obedecen a intereses políticos y económicos. Cuando estas encuestadoras colocan a la cabeza a dos candidatos nos están enviándonos un mensaje, nos están diciendo vota sólo por estos dos candidatos porque de lo contario “nuestro voto se perdería”, además hay otro factor psicológico: no queremos emitir nuestro voto por los candidatos que están por debajo, o sea por los candidatos “perdedores” ya que nosotros queremos también sentirnos ganadores y no perdedores. Hago la salvedad de aquellos electores que tienen el “voto de lealtad” por el partido o movimiento político, al margen de lo que señalen las encuestas.

Lo más lamentable de esta contienda electoral ha sido la polarizaron de sólo las dos candidaturas femeninas dejando de lado a los otros candidatos que a manera de broma los han llamado “los pitufos” logrando invisibilizarlos. Tampoco me pareció democrático que antes del debate de todos los candidatos, ya los medios presionaban para que las dos candidatas que se disputaban el primer lugar, tuvieran un debate entre ellas. Con esto se estaba minimizando la participación de los otros candidatos y se mostraba anticipadamente a la opinión pública como perdedores, mucho antes del debate. De allí que uno de ellos protestó y anunció que si se hacía el debate solo entre las dos candidatas él renunciaría, sin embargo no pudo cumplir con su advertencia por la presión de la prensa y de sus bases.

En fin esta campaña ha resultado interesante porque por primera vez en la historia del Perú, hay dos candidatas para la Alcaldía de Lima. Dos mujeres con estilos diferentes, con visiones diferentes, con liderazgos diferentes. Sin embargo debemos resaltar que ya Lima necesitaba un respiro de presencia masculina. El reto que les toca a ellas es hacer bien las cosas, no sólo con eficiencia, sino comprendiendo que el desarrollo está en la mejora de la calidad de vida de las personas, en su empoderamiento y no en las obras de fierro y cemento. Suerte a las dos. La próxima semana ya sabremos quién es la Alcaldesa de Lima.


www.desarrolloyequidad.blogspo.com

Share on Google Plus

About Orlando Bravo Jesús

Blogger y periodista huanuqueño.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios: