Cañaso o Aguardiente de caña como Biocombustible: Etanol

.................................................Por: Ing. Santos Jaimes Serkovic.

Los Trapiches productores de aguardiente de caña están en las puertas del gran negocio de sus vidas.

La tecnología actual (Hihg Tech, le llamen en inglés), está fuera del alcance de nuestras poblaciones. Alguien criticó la proliferación de Universidades Estatales en el Perú. Se burlaron de que, en el Perú, teníamos los taxistas más cultos del mundo, muchos taxistas ostentaba un titulo de ingeniero, de abogado o de arquitecto.

Los criticaban en tono poco amable. Pero el tiempo dio la razón a los peruanos. Javier Pulgar Vidal, que fundó catorce de las ochenta y tantas universidades peruanas, estará complacido de ver sus aspiraciones cumplidas: Un peruano más culto. En alguna provincia se creará la Universidad Nacional Javier Pulgar Vidal.

La calidad de vida, de un taxista con profesión, es diferente de otro que no lo es. La educación y cultura de sus hijos es evidentemente diferente.

Los peruanos, somos cada día mejores por el esfuerzo, de cada uno de nosotros mismos. En cada rama de una profesión se nota un nivel diferente de peruano. Este profesional, por estar absolutamente integrado con su sociedad, ha difundido un interés general, por una auto superación personal.

Pero a que viene, esta orgullosa interpretación, de nuestra no percibida realidad. Es por que en muchos lugares, se están haciendo importantes avances del conocimiento utilizando bajas tecnologías, y consiguiendo grandes logros.

Discovery comenta, que el logro de la Clonación de la oveja Dolly, fue hecho en una institución muy modesta, casi una granja. No se uso alta tecnología ni sofisticados instrumentos. La comparación de la clonación de la oveja Dolly es como si un Cuetero (Pirotecnico), desde el jardín de su casa, pudiera colocar uno de sus cohetes en la Luna, compitiendo con la NASA. Grandes Logros con baja tecnología.

En un estudio de producción de biodiesel, en la Universidad Agraria de la Molina, para des-eterificar los triglicéridos de los aceites y convertirlo en biodiesel, era necesario someterlo en un reactor con Metanol o con Etanol anhidro. El Metanol es muy toxico, explosivo, venenoso y caro. El Etanol anhidro era (Decimos “era”) difícil de conseguirlo. Una persistente revisión, de los avances de la ciencia en este campo, por los profesionales de “Producción de biodiesel de la Universidad Agraria”, encontraron procedimientos para eliminar el agua, del alcohol etílico que se usa en todos los licores.

Normalmente, se tendría que pasar por un proceso de destilación y rectificación de alcoholes. Engorroso proceso. Costosísimo. Un experto en Tecnología de Alimentos de Argentina sugirió un método simple, económico de baja tecnología y que lo podían hacer con los equipos e instalaciones existentes.

Resulta, que el cañaso o aguardiente de caña, tiene 12º, 30º o 40º de alcohol (Etanol), y el resto es agua. Se tiene que eliminar el agua para obtener el Etanol anhidro. Sucesivas destilaciones con vaporizadores y condensadores era la tecnología existente. Se evaporaba el alcohol, que era el primero en salir como vapor, que se condensaba inmediatamente en un alambique. Y con repetidas operaciones, iba quedando solo el agua. Resultado: el alcohol puro (Etanol anhidro). Este es, el etanol necesario para reaccionar con el aceite común, y eliminar la glicerina y producir el biodiesel.

El camino para producir biodiesel, nos enseño a producir Etanol anhidro. Es fácil de hacerlo. Solo son necesarios los propios insumos y los equipos existentes.

Resulta, que el cañaso, Yonque o aguardiente, es una mezcla de alcohol y agua. Solo hay que quitarle el agua. ¿Pero como?. Muy fácil. El agua, se disuelve en la Cal viva, el alcohol no. Si pasamos, como por un filtro, el cañaso por la Cal viva, el agua se queda en la cal, y el alcohol pasa. La cal se moja reteniendo el agua y el alcohol pasa. Hay que repetir esta operación, cambiando la cal, hasta que el alcohol pase dejando Cal completamente seca. Se reactiva y reutiliza la cal.

El alcohol, que pasó por la Cal, dejándolo completamente seca, es ALCOHOL ANHIDRO: ETANOL.

Prueba este alcohol en tu carro o en tu motor, empezando con echar un cuarto de litro por cada galón de gasolina. Es seguro que finalmente se usará, solo alcohol como combustible. Ahora que las gasolinas se disparan en sus precios, es la oportunidad de vender el aguardiente a un excelente precio. El alcohol no contamina el ambiente.

Buen provecho para los trapiches peruanos.
El futuro no se espera, el futuro se construye
*Congresista de la Republica. 2001 - 2006
Share on Google Plus

About Orlando Bravo Jesús

Blogger y periodista huanuqueño.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios:

Clopez dijo...

Muy interesante, solo un aporte mas, el aguartdiente tambien es un etanol pero de menos grado y para ser usado como carburante no se requiere que sea amhidro Brasil es el ejemplo mas palpable usa etanol de 93% en los motores y las mezclas lo hacen con este etanol hidratado, en cuanto a los aguardienteros se les puede vender columnas de 15 galones hora a un precio que no supera los 2 mil dolares y ese alcohol pueden usarlos en sus carro. charlylopezt@hotmail.com